Ir

¿Se puede detener la caída del cabello?

POR: Redacción Muy Interesante /FECHA:30 de enero de 2017
La respuesta tiene mucho que ver con el tipo de alopecia que padezcas. Aquí te decimos cómo identificarla y su respectivo tratamiento.

La alopecia es un problema que a nadie le gusta reconocer y, es común pensar que en cuando aparece, es imposible de revertir. Sin embargo, es posible encontrar una solución si conoces su causa y utilizas el tratamiento correcto para combatirla.

Primero, conoce los dos tipos generales de alopecia:

 

Alopecia cicatricial

Este tipo se caracteriza por la destrucción total del folículo piloso debido a enfermedades infecciosas, quemaduras o mecanismos inflamatorios, entre otras causas. Esto la convierte en un proceso irreversible: el cabello nunca volverá a crecer, por lo tanto, no hay tratamiento.   

 

Alopecia no cicatricial

Este el es tipo de alopecia más común pues, 80% de los casos son de esta clase.  Al contrario de la cicatricial, no daña el folículo piloso y por lo tanto, con ayuda de un tratamiento adecuado contribuye con la recuperación de cabello.

 

Está demostrado que para este tipo de alopecia, los productos que contienen el activo minoxidil ayudan a disminuir la caída del cabello y estimulan el crecimiento capilar. Da clic en esta liga, encontrarás información especializada sobre la alopecia y su tratamiento: sistemagb.com.mx

 

Los cuatro tipos más frecuentes de la alopecia cicatricial son los siguientes:

 

La alopecia androgénica (95% de los casos) es causada por factores genéticos y hormonales. En los hombres, el cabello se pierde, principalmente, en la zona anterior y central de la cabeza. Cuando se trata de mujeres, el cabello adelgaza hasta caerse poco a poco en toda el área de la cabeza pero, sin llegar a su pérdida total.

 

La alopecia areata es una consecuencia de periodos de mucho estrés. Aparece en forma común como parches redondos aunque, en ocasiones, se manifiesta en toda la cabeza. Esta puede combatirse si reduces los niveles de estrés a los que estás expuesto pero, recaer es un riesgo constante.  

 

La alopecia traumática sucede por traumatismos físicos como tracción (cuando el cabello está sometido a una gran tensión), por presión (por el continuo roce del cuero cabelludo con una superficie) y por el hábito nervioso de arrancarse el cabello, conocido como tricotilomanía.

 

Por último, la alopecia difusa, que ocurre en distintas zonas del cuero cabelludo por factores como desnutrición, pérdida rápida de peso, enfermedades o desequilibrios hormonales postparto.

 

No te des por vencido, siempre estás a tiempo de iniciar un tratamiento adecuado.

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota