25 formas de lucir mejor

Publicado el día 10 de Octubre del 2017, Por Daniela Vega

Jabón, champú y crema para afeitar no son suficientes para mantener una piel y cabello envidiables.

Aqui va un banner...

Jabón, shampoo y crema para afeitar no son suficientes para mantener una piel y cabello envidiables. Aquí te damos las claves:

 

TU MEJOR CARA

Mojártela en la mañana no es sinónimo de lavarla. A diario lávala con un limpiador facial, que no contenga jabón. Si tu piel es propensa al acné utiliza un producto neutro.

 

RELACIONADA: Que tu aseo personal no te cueste el trabajo

 

TU ROSTRO BRILLARÁ

¿Lo sientes gris y poco iluminado? Retira células muertas de tu cara exfoliando dos o tres veces por semana, así prevendrás arrugas e imperfecciones por poros bloqueados.

 

ESPIRALES MÁGICAS

Aplica el limpiador facial y el exfoliante con movimientos circulares cortos, siempre del centro hacia afuera, ayúdate con los dedos índice y medio de ambas manos para extender el producto. Inicia por la frente, sigue sobre las mejillas pero evita el contorno de ojos, continua con la barbilla hasta bajar al cuello.

 

ENERGÍA PARA TU DÍA

Evita ducharte con agua muy caliente, porque al finalizar sentirás la piel tirante, mejor hazlo con agua tibia. Así mantendrás mucho más firme los músculos y te reactivará para comenzar el día.

 

TÓMATE EL PELO

Inicia por lavar el cabello. Sea abundante o no, deberás esparcir el shampoo por todo el cuero cabelludo, no solo en el pelo. Da un masaje circular con las yemas de los dedos para hacer circular la sangre, espera un momento y enjuaga con abundante agua para evitar residuos que provocan un pelo seco, opaco y sucio.

 

RELACIONADA: Lo que necesitas saber si quieres usar el cabello largo

 

 

FUERA NUDOS

El uso del acondicionador para el cabello después del shampoo es básico porque evitarás nudos que al peinarte puedan desprender el pelo. Eso sí, enjuaga perfectamente para prevenir problemas de cuero cabelludo graso.

 

TALLA Y ELIMINA

¡No hay nada mejor que el zacate! Está elaborado a base de fibras naturales, ideales para retirar células muertas sin dañar la piel ni eliminar todos sus aceites naturales.

 

BUSCA EL GEL

Prefiere un gel de baño sin jabón a la barra tradicional, así mantendrás hidratada tu piel. Al salir de la ducha sécate sin frotar, después aplica un gel humectante, inicia por los pies, hacerlo de forma ascendente activa la circulación.

 

ESAS CERDAS

Adquiere un cepillo de cerdas gruesas para el cuerpo o un guante de crin, te ayudará a renovar la piel y activar la circulación durante la ducha. Elije un cepillo de mango largo, para alcanzar mejor tu espalda.

 

MANOS ATRACTIVAS

Mantén siempre cortas y limpias las uñas de manos y pies, así evitarás olores desagradables o miradas incisivas.

 

CORTA DE TAJO

El mejor momento para cortar las uñas es después del baño, porque el agua y el vapor las ablandan. Utiliza un cortaúñas de buen filo, hazlo en forma cuadrada, si sufres de uñas enterradas, corta ligeramente las puntas de los extremos. Si lo necesitas, usa una lima para pulir todos los bordes.

 

ADIÓS BARBA

Aprovecha que el vapor de la ducha relajó los músculos y ablandó el vello de tu rostro. Aféitate apenas saliendo de la regadera. Lograrás una rasurada más al ras y prolongada con un rastrillo o máquina de afeitar con láminas paralelas.

 

NADA DE ESPINILLAS

¿Eres de los que prefieren el agua muy caliente para abrir los poros y afeitarte? No olvides enjuagar con agua helada para cerrarlos y evitar barros y espinillas.