Cómo tener cabello más grueso

Publicado el día 28 de Noviembre del 2017, Por Adam Hurly

Aquí te decimos lo que debes saber para tener cabello más saludable.

Te esfuerzas por ser un hombre saludable. Es una de tus prioridades. Pero, ¿le das a tu cabello el mismo nivel de atención? Independientemente de su largo y densidad, tu cabello puede no ser tan saludable. El cabello saludable se cae menos y crece más, que el cabello débil.

 

Pero esto va más allá de una estrategia normal de lavado: el cabello saludable se consigue a través de las decisiones que tomas en la mesa, qué usas cuando sudas, la cantidad natural de grasa natural en tu cuero cabelludo y de los productos que te pones (o no). Los hábitos y decisiones de todos los días afectan la salud de tu cabello, desde la punta hasta el folículo.

 

RELACIONADA: Elige tu corte según ti tipo de rostro.

 

Le pedimos a la doctora Janet Prystowsky, dermatóloga en la ciudad de Nueva York, que nos compartiera sus recomendaciones para asegurarte de que te crezca el cabello más saludable y fuerte posible. Notarás que el cabello se vuelve más manejable, cada uno de ellos se verá más grueso y se caerá menos (y, como bonus, también tendrás una vida más saludable).

 

Pon atención a tu cuero cabelludo

 

Tendemos a creer que un cabello graso es algo malo. Sí, te hace ver mal, pero, a final de cuentas, el hecho de que tu cuero cabelludo produzca esta grasa es -llamada sebo- es algo bueno. “En general, el sebo es bueno para el cabello,” indica la doctora Prytowsky. “Es lo que mantiene el cuero cabelludo y las cutículas de pelo suaves e hidratadas.” Sin embargo, añade ella, la producción en exceso de sebo puede volverte más propenso a infecciones en el cuero cabelludo, caspa y a infecciones por hongos, las cuales pueden provocar que el cabello se caiga. Pero, no te preocupes todavía: cuando esté demasiado graso, solo lávalo con champú. Si todavía no está demasiado grasoso, un simple enjuague puede preservar estos aceites naturales sin resecar el cuero cabelludo. Guarda el champú para cuando realmente sea necesario, cada dos o tres días.

 

La doctora Prystowsky también indicó que si tu cuero cabelludo no presenta ningún síntoma, o sea, no ves caspa, no te da comezón o no te duele, probablemente estás bien en cuanto a salud del cuero cabelludo. Sin embargo, si cualquiera de esos síntomas existe y persiste, afectarán la calidad del cabello. A la primera señal de caspa, utiliza un champú anticaspa para remediar el problema. Si esto no es suficiente, puede que estés sufriendo de algo más severo como psoriasis del cuero cabelludo, dermatitis seborréica, piel demasiado reseca u otra enfermedad. Cualquiera que sea el caso, será momento de visitar a tu dermatólogo.

 

Suéltalo al sudar

 

Eres un tipo activo y, aunque un estilo de vida saludable beneficia todo el cuerpo -incluyendo el cabello- mediante el incremento en la circulación y la absorción de nutrientes, también puede comprometer la salud capilar de otras maneras. “Deportes que requieren de casco, como andar en bicicleta, pueden causar alopecia por fricción, en donde el casco se frota contra el cuero cabelludo,” explicó la doctora Prystowsky. Esto es que el cabello se cae debido a que se frota contra algo, pero, afortunadamente, no es permanente. Si tienes el cabello largo, y lo jalas hacia atrás para amarrarlo muy fuerte, esto puede provocar alopecia por tracción. La doctora Prystowsky indica que, a diferencia de la alopecia por fricción, la alopecia por tracción puede ser permanente.

 

RELACIONADA: ¿Tienes el cabello largo y se te cae?

 

El sudor también puede quedarse en el cuero cabelludo, así que asegúrate de lavarlo con champú inmediatamente después de un entrenamiento arduo, para evitar la caspa, el cuero cabelludo reseco y enfermedades similares. Básicamente, cualquier cosa que provoque inflamación en el cuero cabelludo, puede afectar el crecimiento del cabello, agrega. Esto incluye quemaduras por el sol y reacciones alérgicas. Así que asegúrate de usar una gorra o sombrero y/o un protector solar amigable con el cabello. Y siempre que puedas, suéltate el pelo.

 

Enfócate en comida no en suplementos

 

Sobre tu dieta, la doctora Prystowsky sugiere que te deshagas de los suplementos y en vez de eso tomes decisiones lógicas: “la verdad es que una dieta balanceada, con muchos vegetales, proteínas y frutas es todo lo que necesitas,” indica. Ella llama a esta receta “una dieta llena de color”, que por sí misma debe proporcionar al cuerpo los nutrientes necesarios para tener un crecimiento del cabello saludable. “Es difícil tener una deficiencia de los nutrientes que necesita el cabello para estar saludable,” añade. “No hay una razón para creer que consumir demasiados haría alguna diferencia.”

 

Sin embargo, la doctora Prystowsky, destaca que vegetarianos y veganos deberían ser más proactivos sobre su ingesta de proteínas, para suplir la ausencia de carne, debido a que las proteínas son esenciales para tener pelo más grueso y fuerte.

 

Evita productos que puede resecar el cabello

 

Ya hemos mencionado la importancia de utilizar menos champú: solo hazlo cuando tu cabello o cuero cabelludo estén grasosos. No es necesario lavar el cabello todos los días, debido a que el champú puede resecar y privar al pelo de sus grasas naturales. Un simple enjuague es más que suficiente para los días en que no uses champú, dos o tres veces por semana. Sin embargo, debes seguir usando tu acondicionador tres o cuatro veces por semana, dependiendo del largo del cabello, pero nunca con un champú dos en uno.

 

El acondicionador debe ir solo, o después del lavado. Nunca lo uses antes del champú o lo mezcles con este. Su trabajo es reponer los nutrientes y la pérdida de humedad provocada por lavarlo con champú, y en general nutrir el pelo. Al mezclarlo con el champú no tiene oportunidad de realizar su trabajo adecuadamente.

Te puede interesar: