Ir

Cómo guardar tus rastrillos y cuándo cambiarlos

como cuidar rastrillos
FOTO:iStock
POR: Adam Hurly /FECHA:1 de febrero de 2018
Esta es la manera adecuada de cuidar tu equipo de rasurado.

Irritación, enrojecimiento, vellos encarnados y un montón de problemas que surgen al rasurarse, usualmente son prevenibles.

 

Esto se debe a que la mayoría de las veces todo tiene que ver con algo muy simple: tu régimen de rasurado y cada cuánto cambias tu rastrillo (independientemente de qué tan seguido te rasures) y cómo lo limpias y lo guardas luego de usarlo. Estos detalles pueden afectar la eficiencia de tu rasurado y lo saludable de este.

 

Seguro quieres la rasurada perfecta (la más efectiva, con menos dolor), pero surge una pregunta: ¿cuántas veces puedes rasurarte antes de cambiar el rastrillo? Hablamos de estos temas con el barbero Fellipe Cardoso, de la Barbería Otis & Finn, en Nueva York. Él nos dijo todo lo que deberíamos saber sobre cómo guardar nuestras navajas y cada cuánto cambiarlas.

 

RELACIONADA: La mejor manera de rasurar la cabeza. 

 

No las guardes en un estuche luego de utilizarlas

 

Cardoso sugiere que luego de cada uso, enjuagues el rastrillo en un chorro fuerte de agua caliente, “hasta que no veas pelos o piel muerta sobre o entre las navajas”. Después, si quieres el beneficio de tener un rastrillo desinfectado, humedece un trapo con alcohol y limpia las navajas. “Puedes hacer esto antes y después de usarlas”, asegura. Deja que se sequen durante 12 horas, en posición vertical, en un soporte para rastrillo, lo que permitirá que el aire fluya por todo el mecanismo.

 

Una vez que el rastrillo está seco, considera guardarlo fuera del baño. “Guardarlo en el baño puede exponer las navajas al vapor y la humedad”, explica Cardoso. “Incluso si solo utilizas el rastrillo una vez a la semana, comenzará a oxidarse, por estar expuesto a la humedad. Este tipo de ambientes también favorecen la formación de bacterias en las navajas”.

 

RELACIONADA: Cómo lograr la afeitada perfecta.

 

Remplázalos más seguido

 

Algunas compañías dirán que puedes usar sus rastrillos hasta ocho veces, antes de requerir uno nuevo. “Yo recomendaría que los usaras la mitad de ese número de veces,” dice Cardoso. “Especialmente si te rasuras frecuentemente, regularmente obtendrás entre tres y cuatro buenas rasuradas de un rastrillo.” Agrega que cada vez que los usas, los rastrillos se deterioran”, así que tu rasurada será menos a ras con cada pasada”. Un rastrillo con poco filo, también te provocará irritación en la piel.

 

Si te rasuras muy seguido, Cardoso indica que puedes utilizar tu rastrillo hasta cuatro veces, solo pon atención por si acaso aparece algo de óxido. “El mayor riesgo de no remplazar tu rastrillo frecuentemente es que se oxidará o se llenará de bacterias,” agrega Cardoso. “Estas navajas están afiladas y tienen contacto directo con tu piel. Por lo que, si te haces aunque sea un pequeño corte, le das a estas bacterias una entrada directa a tu cuerpo. Navajas sucias pueden provocar una infección o incluso tétanos”.

 

RELACIONADA: Cómo afeitarte los testículos.

 

¿Quieres ahorrar dinero y tener la mejor rasurada? Considera usar un rastrillo de seguridad

 

Cardoso adora los rastrillos de seguridad por estas razones: primero, los respuestos son baratos. En segundo lugar, los rastrillos de seguridad cuentan con una navaja súper afilada, una que nunca pierde el filo ya que te deshaces de ella luego del primer uso, y corta el vello facial con una sola navaja, en vez de tres o cuatro. Esto pone menos presión en tu piel y provoca menos irritación y menos vellos encarnados. Prueba este Rastrillo Safety Razor Negro.

 

¿Quieres recibir los mejores consejos de estilo directamente en tu bandeja de entrada? 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota