DESCARGA
Síguenos en:

El lado oscuro de tu piel

POR: Redacción
FECHA:2012-04-16
Todo aquel que ha sufrido puntos negros en la cara, sabe qué lío es intentar deshacerse de ellos. Aquí cómo lograrlo.

Deshazte de los puntos negros

Todo aquel que ha sufrido de estos molestos invasores en la cara, con seguridad sabrá qué lío es intentar deshacerse de ellos.

 

Comienza por abrir tus poros

Hierve un poco de agua en un tazón y permite que el vapor se impregne a tu rostro, de ese modo lograrás el cometido y los puntos negros serán más fáciles de extraer. Presiona con la yema de los dedos a cada lado del punto con movimientos circulares. Recuerda ayudarte con un pañuelo desechable y no lo exprimas. Si el villano no sale fácilmente, no lo vayas a forzar, lastimarás tu piel y es posible que te quede una cicatriz.

 

Existen algunos extractores de puntos negros que puedes usar con cuidado para facilitar la expulsión. Si consideramos lo difícil que es deshacerse de ellos, tal vez tu mejor estrategia sea la prevención. El método esencial comienza con una buena rutina de limpieza facial para evitar la acumulación de grasa y sebo que bloquea los poros y da origen a esos puntos negros. Esto es especialmente importante si tu piel es grasa. Busca un enjuague facial diseñado específicamente para este propósito, además de un exfoliante. Si utilizas este último dos veces por semana estarás seguro de que tus poros se mantendrán libres de agentes bloqueadores y podrás destapar aquellos que comiencen a generar puntos negros.

 

Tampoco olvides aplicar en tu pecho y espalda, porque estos molestos tapones también pueden formarse en esas zonas y, una vez que se hacen más grandes, estiran el poro hasta lucir grotescos.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH