Deberías salir a trotar ligero en vez de correr fuerte

Publicado el día 17 de Mayo del 2017, Por Christa Sgobba

Demasiado esfuerzo no siempre tiene beneficios.

Aqui va un banner...

No necesitas acabar empapado en sudor para que el entrenamiento valga la pena: un estudio de la Universidad de Connecticut, descubrió que el ejercicio físico de baja intensidad puede ser más eficaz para mejorar tu humor.

 

En el estudio, 419 participantes usaron monitores con acelerómetros para seguir su movimiento durante cuatro días. También respondieron cuestionarios sobre sus hábitos de ejercicio, humor y dolor.

 

No es sorprendente que los investigadores descubrieran que las personas que pasaban la mayor parte del tiempo sentadas, informaron peores niveles de bienestar que las que se movían con más frecuencia.

 

Sin embargo, el tipo de actividad física que más ayudó en el estado de ánimo, fue quizá lo más sorprendente: los investigadores descubrieron que la realización de actividad física ligera (el equivalente de tomar un paseo sin forzar la respiración, ni aumentar el ritmo cardíaco) o moderada (como caminar a seis kilómetros por hora, durante 15 minutos), era más benéfico para mejorar el estado de ánimo de las personas sedentarias.

 

Las personas que participaron en actividad física moderada también reportaron niveles inferiores de dolor.

 

Curiosamente, aquellos que realizaron una actividad física vigorosa, no mostraron cambios en el bienestar.

 

Sin embargo, los investigadores indicaron en el comunicado de prensa, que esto puede en realidad ser una buena noticia para las personas que aman incorporar entrenamientos de alta intensidad en su rutina. Esto se debe a que investigaciones previas han vinculado los entrenamientos fuertes con mejores estados de ánimo. Este estudio demuestra que, si bien un entrenamiento duro no mejorará tu estado de ánimo, probablemente tampoco lo afectará.