Rutina mortal con burpees

Publicado el día 20 de Junio del 2017, Por Bobby Maximus

Serás llevado a tus límites físicos y mentales, pero serás más fuerte que nunca.

Aqui va un banner...

Vivo para los entrenamientos "mortales". Antes de explicar por qué los amo tanto, permítanme explicarles cómo funcionan, la premisa es simple: elige un ejercicio y echa a andar un cronómetro. El primer minuto, debes hacer una repetición del ejercicio. El segundo minuto, debes hacer dos repeticiones del ejercicio; el tercer minuto debes hacer tres repeticiones, y así sucesivamente. Cuando no puedas terminar las repeticiones, digamos, 20 repeticiones en el minuto 20, el entrenamiento termina.

 

Los entrenamientos "mortales" son simples pero no fáciles. Estos deliberadamente te ponen en una posición incómoda con el fin de llevarte al límite. También acaban con tus excusas. Requieren de equipo y tiempo mínimos. De hecho, la mayoría toma menos de 20 minutos y sólo requieren de ganas de sufrir.

 

La "Rutina mortal de burpees" es particularmente buena para forzarte a enfrentar lo que yo llamo "El Momento": ese punto del entrenamiento en el que tu cerebro te dice que lo olvides y vuelvas a casa (o el momento en que decides seguir adelante un poco más y enfrentar tus demonios). Los primeros cinco minutos parecen fáciles. Pero después de seis minutos, la diversión se detiene. La primera vez que tu cerebro te diga que es tiempo de parar, es el momento en el que te tienes que decir que puedes hacer un par de minutos más. Seguir adelante y conseguir ese par de minutos, es donde la verdadera magia sucede.

 

Los mejores entrenamientos ponen a prueba tanto tu fuerza de voluntad como tu cuerpo. Esto se debe a que en última instancia, las barreras psicológicas impiden que la gente alcance sus metas. Nunca estarás realmente en forma si solo estás payaseando en el gimnasio.

 

Las personas más exitosas en ponerse en forma trabajan más duro que todos los demás cada que pisan el gimnasio. No renuncian, no ponen excusas, ni toman atajos. Ponen atención a su salud fuera del gimnasio, mediante una buena alimentación y suficiente descanso.

 

Estos hábitos se adoptan con la cabeza. Si construyes una mente fuerte, que impulse el trabajo duro y la dedicación, entonces todo las cosas que tengan que ver con el ejercicio serán fáciles.

 

Instrucciones:

 

Siga el formato "mortal": echa a andar un cronómetro y haz un burpee durante ese minuto.

 

Realiza dos burpees durante el segundo minuto, tres burpees durante el tercer minuto, y así sucesivamente.

 

Haz tantas repeticiones como te sea posible durante entre 10 y 20 minutos hasta que no puedas más. 

 

¿No sabes hacer un burpee? HAZ CLICK AQUÍ