Consigue glúteos enormes solo con tu peso corporal

Publicado el día 24 de Julio del 2017, Por Naomi Nazario

No necesitas equipo.

Aqui va un banner...

Puede que algunos hombres no quieran hacer el puente para glúteos, debido que la única persona que asocian con esto es a Jane Fonda, en sus videos para hacer ejercicio en casa. Y sí, elevar la pelvis en el gimnasio es para los valientes. (Te sugerimos evitar cualquier contacto visual). Sin embargo, incorporarlo a tu rutina es verdaderamente importante.

 

El puente para glúteos no es solo para fortalecer ese músculo, también trabaja adecuadamente la ingle y las caderas. Esto se traduce en la ejecución correcta de ejercicios en los que se tiene que soportar el peso, como el remo inclinado con barra o el peso muerto.

 

RELACIONADA: Construye un trasero que todas quieran tocar.

 

La clave para realizar el puente para glúteos es mantener los abdominales apretados, las costillas hacia abajo durante todo el movimiento. En la parte alta del movimiento, puede que estés tentado a extender tu columna vertebral por el peso, manteniendo tu abdomen contraído, puedes evitar esa molesta extensión lumbar. Sube todo lo que puedas con el core apretado, para conseguir la mayor contracción de los glúteos en la parte alta del ejercicio. (¿Quieres recibir los mejores consejos para fortalecer el cuerpo directo a tu bandeja de entrada? Suscríbete a nuestro Newsletter y no te pierdas de nada).

 

Aprender a mantener los abdominales contraídos y la columna neutral mientras flexionas las caderas es crucial para proteger la espalda durante la realización de ejercicios con peso y permitirá que actives por completo los isquiotibiales y los glúteos.

 

RELACIONADA: Mejores ejercicios para glúteos.

 

Otra ventaja de este ejercicio es que no requiere de equipo. De hecho, los puentes con un solo pie, no requieren nada y tus glúteos te odiarán. Sin embargo, un par de accesorios de gimnasio te brindarán muchos beneficios, como, por ejemplo, una banda de resistencia, colocada justo debajo de la rodilla durante el puente. Este simple cambio te ayudará activar y fortalecer los abductores de las caderas, lo que te volverá más fuerte y más estable en otros ejercicios, incluyendo las sentadillas.      

 

Una vez que domines la técnica del puente para glúteos y tu capacidad de flexionar las caderas sea insuperable, intenta las versiones pliométricas. Estos movimientos explosivos desafiarán el core y la estabilidad de tus caderas, mientras te proporcionan un entrenamiento cardiovascular.