DESCARGA
Síguenos en:

Vuela como Dwyane Wade

POR: Redacción
FECHA:2012-03-22
El guardia del Heat de Miami es un campeón de la NBA, pero no hace mucho tuvo que comenzar otra vez desde el principio.

Mientras este jugador del Heat de Miami juega en la cancha de baloncesto, alguien le pregunta si tiene algún movimiento maestro. "No", responde Dwyane Wade. "Los invento sobre la marcha". De hecho esa capacidad de ser impredecible es justamente su truco mágico. Sus mejores momentos tienen que ver con evadir bloqueos de sus oponentes, chocar con alguno de ellos y luego contraerse, girar, y desplomarse en el suelo justo cuando su tiro hace que el balón caiga en la canasta. La carrera de Wade ha sido igual de agitada que cuando se cuela al área. Tres años después de ingresar a la NBA sin una sola gota de fama, logró que el Heat ganara su primer campeonato y se llevó a casa su trofeo de jugador más valioso en las finales. Se volvió un jugador estrella frecuente y firmó con patrocinadores de alto nivel. Pero luego el Heat perdió fuerza y Wade se lesionó la rodilla y el hombro. Luego estuvo un tiempo en la banca mientras observaba cómo su equipo lograba el peor registro de la liga. "Una de las cosas más difíciles que tienes que hacer una vez que ganas es volver a ganar", afirma Wade. "Se trata de crecer. Conforme maduras, las responsabilidades caen sobre ti." Y en verdad lo han hecho: su salud mejoró y este jugador prodigio se ha vuelto el líder y el veterano de su equipo. Ahora foram parte del "trío mágico" de Miami al lado de LeBron James y Dwyane Wade. Estos son los tips que Wade recomienda para recuperarse de las caídas más severas.

 

Mantente relevante

"Nunca quise ser un líder verbal", cuenta Wade. "Siempre dije que sería líder con base en el ejemplo a seguir." Pero debido a la lesión tuvo que cambiar la forma de dirigir a sus compañeros. Se volvió un observador y un motivador. "A algunas personas les puedes hablar de cierta manera y a otros de una forma distinta. Como líder, debes reconocer la diferencia", explica.

 

Cubre una necesidad

Puede ser que el estilo de juego de Wade sea agresivo, pero se rehusa a ser precavido. Tiene un propósito específico: penetrar y planear jugadas. "No le sería de utilidad a mis compañeros de juego si me volviera justo lo que todo el mundo se ha vuelto: un tirador que salta", afirma. "Esa es una jugada fácil y no me gusta jugar fácil." Es importante saber qué es lo que otros esperan de ti. Al cultivar una fortaleza le aseguras a otro que eres confiable.

 

Acoge los retos

Wade, quien alguna vez fue rey de la NBA, ha regresado con el resto de los mortales de la liga. Pero eso no significa que sea un lugar inferior, por lo menos no ahora. "Como campeón", explica, "para muchos eres su mejor reto. Siempre habrá alguien que te quiera vencer." Pero cuando el reflector y la presión están sobre alguien más, posees la libertad de reconstruirte y volverte más fuerte. Cuando sea hora de estar en la cima, estarás listo.

 

Impúlsate

Durante los primeros cinco años de su carrera, Wade trabajó con el reconocido entrenador Tim Grover, el mismo que usó Michael Jordan. Pero Wade no podía atarse a un horario. Tenía que filmar comerciales y vivir la vida de la NBA. Las lesiones le hicieron replantear sus prioridades. Pasó el verano con Grover y salió de ahí más fuerte que nunca. "Es en serio, después de esa experiencia cada año voy con él". En términos de condición física, el no hacer nada tiene precio.

 

Busca inspiración

Fuera de temporada, Wade quiso probarse que estaba saludable y que era ágil. Pero no quería comenzar el año con el Heat junto con esa búsqueda personal, ya que sabía que sus compañeros del equipo buscarían en él ese liderazgo libre de ego. Sin importa a qué juego regreses, sigue la dirección de Wade: trabaja tu condición con anticipación para que comiences la temporada a tu nivel máximo.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH