DESCARGA
Síguenos en:

Corre mejor que nunca

Corre mejor que nunca
Entrenar de forma progresiva y suave, correr sobre tierra o hierba y visitar al fisioterapeuta de vez en cuando te mantendrá alejado de las temidas lesiones.
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Alex Calabuig
FECHA:2012-12-14
Convertirte en un corredor más rápido, más sano y más feliz es fácil. Sólo tienes que prestar atención a estos consejos.

Convertirte en un corredor más rápido, más sano y más feliz es fácil. Sólo tienes que prestar atención a estos consejos.

 

Entrena con cabeza

El principal error que cometen la mayoría de los corredores, sean principiantes o no, es pensar que el jogging se basa simplemente en acumular kilómetros: que cuantos más días corran y mayor distancia alcancen, más mejorará su rendimiento. Pues, bien, este razonamiento está muy lejos de ser cierto. Entrenando menos, pero con más cabeza, se obtienen mejores resultados. Como afirma el bicampeón del mundo de maratón, Abel Antón: "no pasa nada por saltarse uno o dos días de nuestro plan de entrenamiento. Si nos encontramos cansados, tenemos molestias musculares o estamos un poco resfriados, es mejor no forzar. No te preocupes: tu forma física no se resentirá de estos patrones".

 

Correr es sólo una parte

Si quieres estar más sano y, a la vez, mejorar tu rendimiento, es fundamental que dediques una buena parte de tu preparación a los ejercicios de fuerza, con la ayuda de pesas, bandas elásticas, balones medicinales, pelotas suizas, pelotas bosu, etc. Y es que, sin fuerza, no somos nadie en el mundo del jogging. Y no nos estamos refiriendo sólo a las piernas. Piensa que, por ejemplo, también corremos con los brazos, que nos sirven para impulsarnos y para conseguir la zancada más efectiva posible. Por otro lado, los ejercicios de abdominales y lumbares resultan imprescindibles para lograr una buena postura corriendo y retrasar la aparición de la fatiga. No hace falta volverse loco y hacer tres mil repeticiones al día como si fuésemos Cristiano Ronaldo... Con 200 repartidas en ocho cómodas series de 25, trabajando con una buena variedad de ejercicios, es más que suficiente. Y garantízate un correcto impulso y una zancada más eficaz, trabajando un par de días por semana tu técnica de carrera y tus tobillos.

 

No te rompas

Hay decenas de maneras de prevenir la aparición de las temidas lesiones. Resumiendo mucho, bastaría con seguir tres reglas de oro:

1. Entrena de manera progresiva y suave, sin precipitarte ni querer ir más deprisa de lo que tu cuerpo te permita en cada momento.

2. Corre sobre tierra o hierba siempre que puedas. El asfalto, al ser una superficie mucho más dura que las anteriores, acelera la aparición de lesiones.

3. Aunque no te duela nada, acude a un experto fisioterapeuta al menos una vez al mes, para que te realice un masaje de descarga de espalda y piernas.

 

Come sano sin pasar hambre

Si no eres un atleta de élite, no tiene ningún sentido que te prohíbas determinados alimentos o que sigas una dieta demasiado estricta. Trata, simplemente, de no excederte con los alimentos menos sanos, de tomar raciones más pequeñas, y de equilibrar tu alimentación con la ingesta de mucha fruta (cinco piezas al día es lo ideal), verdura y alimentos ricos en fibra. En cuanto a la hidratación, es importantísimo que bebas al menos dos litros de agua diarios.

 

Elige el material adecuado

La parte más importante del equipamiento de un corredor es el calzado, pero recuerda que no siempre los modelos más caros son los mejores. Lo ideal es que acudas a una tienda especializada en jogging y que un buen experto te asesore acerca de los tenis más adecuados para tus características (tipo de pisada, altura, peso, distancia que quieres recorrer, objetivos...). Tampoco descartes la posibilidad de hacerte unas plantillas correctoras en un centro de ergodinámica o podología deportiva (a veces es muy complicado encontrar el calzado ideal para tu pisada). Piensa que, al fin y al cabo, tus zapatos son como unas gafas o unos lentes de contacto: necesitamos que se ajusten escrupulosamente a nuestras necesidades.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH