DESCARGA
Síguenos en:

Seguridad en dos ruedas

Seguridad en dos ruedas
El director de la película Premium Rush comparte los consejos que le dieron para la protección de sus ciclistas durante el filme.
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Alberto Rojas Eguiluz
FECHA:2012-12-21
Aun cuando cambiar el auto por la bicicleta beneficia el sistema cardiovascular, si no eres precavido puedes terminar en el asfalto.

Si buscas a un experto en seguridad ciclística por Internet no aparecerá el nombre de David Koepp. Él es en realidad un cineasta. Fue el guionista de Mission: Impossible, Spider-Man y Panic Room, entre otras, además de ser el director de Secret Window y Stir of Echoes. Seguro te preguntas, ¿y qué demonios tiene que ver Koepp con las bicicletas?

Mucho, porque su último filme, La entrega inmediata (Premium Rush) trata de un mensajero en bicicleta en el conflictivo Manhattan, que es acosado por un policía corrupto que quiere quitarle un paquete que podría hundirlo. Por las escenas de persecución en bici, e incluso, por las que se ve a los mensajeros esquivando coches para cumplir con su trabajo, Koepp y su equipo tuvieron que extremar precauciones en el set (que fue nada menos que las calles de Broadway). Y una de ellas fue enseñarle a la estrella de la película, Joseph Gordon-Levitt, a manejar la bicicleta a la perfección entre el tráfico. Sus entrenadores fueron dos expertos en la materia: Nate Loyal, quien se encargó de enseñarle todos los secretos de la bici de montaña y prepararlo físicamente para la filmación, y Dave Jordan, un ciclista que enseña a los adolescentes a andar en bici en la ciudad y cómo funcionan los patrones del tráfico. Según lo que cuenta Koepp, estas fueron las lecciones más valiosas que aprendieron de Jordan durante el rodaje.

 

Regla 1 No te desprendas nunca del casco

"Las bicicletas son muy peligrosas", es lo primero que dice Koepp cuando habla de su película. "En la realidad, solo dos tercios de la gente que utiliza bici en Nueva York usa casco. Si intentas hacer una cinta realista, probablemente un tercio de los actores que montan la bicicleta no debieron usar casco... De hecho, algunos no quisieron utilizarlo". David comenta que analizaron posibilidades y revisó varios videos de accidentes en bici en YouTube, después de eso concluyó que todos debían utilizar casco. "Estaba muy feliz por no tener a nadie en una silla de ruedas al acabar la filmación", dice.

 

Regla 2 Cuidado con los autos

Koepp comenta que el problema en las calles empieza cuando los autos hacen cosas inesperadas, pero en muchas ocasiones esas maniobras se llevan a cabo porque tratan de esquivar a peatones distraídos, lo cual es común en la vida diaria. "La causa número uno de accidentes desagradables son los peatones que en un momento recuerdan que olvidaron algo", dice el director. "En ese aspecto un auto es más predecible, porque para detenerse y darse la vuelta para seguir en dirección opuesta toma su tiempo, pero cuando un peatón repentinamente se voltea porque quiere regresar y alguien cambió de carril para rebasar, en ese instante exacto hay un accidente". En otras palabras, extrema tus precauciones en zonas donde pueda haber peatones que quieran cruzar la calle. ¿Los autobuses y camiones? Koepp dice que son la menor preocupación, ya que se ven desde lejos y sus movimientos son más lentos que los de un auto normal.

 

Regla 3 Utiliza los autos

Según Koepp, andar en bici en una ciudad grande, como Nueva York (o como el Distrito Federal), todo se reduce a la anticipación de lo que pueda suceder en las vías en las que transitan autos y peatones. Si llevas la vista hacia enfrente sabes lo que sucederá más adelante, pero no tienes ojos en la espalda o a los lados, y las bicis no suelen tener espejos retrovisores, como un auto o una moto. La recomendación que aprendió durante el rodaje: utiliza los vidrios de los autos que vengan cerca de ti para que sepas lo que sucede a tus espaldas. De hecho, todo material que sirva de reflejante, como ventanas o los mismos espejos laterales de los autobuses, pueden ser tus instrumentos para saber lo que sucede detrás de ti.

 

Regla 4 No confíes en los frenos

David Koepp desde hace años es residente de Nueva York y admite que le gusta salir a andar en bicicleta cuando puede, pero explica que no le gustan las bicis con el freno en la llanta delantera. "Hay mucha gente que frena de manera repentina y peligrosa; es mejor saber cómo manejar y controlar la bici con el cuerpo, ya que puedes frenar de modo que no sea tan rápido", dice Koepp. "Los cambios de modo imprevisto son terribles en el tráfico, pues si la persona que viene detrás no está poniendo atención te golpea si haces un cambio repentino... Y, si usas el freno delantero en lugar del trasero, te vas hacia delante... Las cosas deben fluir".

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH