DESCARGA
Síguenos en:

¿Eres adicto al ejercicio?

¿Eres adicto al ejercicio?
Greg Valentino es adicto a trabajar sus bíceps.
FOTO:Cortesía
POR: Redacción
FECHA:2013-02-12
También existe la adicción al ejercicio, y muchos la defienden diciendo que es "sana".

Todos sabemos qué bien se sienten esas endorfinas después de haber corrido 5 kilómetros, o tras una dura pero gratificante sesión de gimnasio donde los músculos palpitan a todo lo que dan.

Pero como todo en la vida, las cosas que nos dan placer se pueden volver una adicción. Así es, también existe la adicción al ejercicio, y aunque muchos adictos la defienden diciendo que es "sana", la realidad es que causa estragos en la vida de quienes la padecen.

Puede empezar como un simplde deseo de sentirte mejor, bajar algunos kilos o vivir un poco más sanamente, pero pronto los 3 días a la semana en el gym se convierten en 6 días, de varias horas diarias, sumado además a otras actividades como correr, andar en bici o nadar.

Para las personas adictas al ejercicio, faltar un día a su rutina, les arruina por completo su jornada. Se la pasan de mal humor todo el día, sienten ansiedad y la necesidad de dejar todo con tal de ir a ejercitarse.

Igualmente, para estas personas, la prioridad número uno en sus vidas es hacer ejercicio, y llegan a dejar de lado amigos, familia y trabajo por estar ejercitándose.

Los expertos señalan que en muchas ocasiones, este problema es uno de autoimagen también, y los individuos adictos intentan sentirse mejor a través del ejercicio. No es coincidencia, señalan, que 39% de las personas con anorexia y 23% de las que padecen bulimia son adictas al ejercicio.

El adicto al ejercicio, como en otras adicciones, no reconoce que lo es, y va más allá de todo con tal de ejercitarse. A menudo miente sobre dónde está, se ejercita aunque esté lastimado o enfermo, y puede tener una fijación por las calorías y la comida.

 

Algunas señales de adicción al ejercicio son:

 

* ¿Piensas en hacer ejercicio aún en horas en las que no estás haciéndolo?

* Si faltas un día a tu ejercicio ¿te sientes ansioso o estresado?

* ¿El ejercicio suple otras necesidades en tu vida?

* ¿Has dejado de hacer otras cosas o ver a otras personas por hacer ejercicio?

* ¿Te ejercitas aún cuando estés lastimado o te sientas mal?

 

El tratamiento consiste en reconocer que se tiene un problema con el ejercicio, y entonces acudir con un terapeuta que, usualmente, trata esta adicción de manera similar a como se tratan las relacionadas a la comida y otros problemas de la salud.


¿Conoces a alguien adicto al ejercicio? Coméntalo

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH