DESCARGA
Síguenos en:

Cuando mezclas el ejercicio aeróbico con el anaeróbico se obtiene como resultado una mayor pérdida de grasa a diferencia del ejercicio aeróbico aislado. Para el deportista principiante, las rutinas de alta intensidad deben llevarse a cabo una a dos veces a la semana, adicional al entrenamiento habitual de baja intensidad y larga duración. Después de dos meses, se podrá incrementar a tres o cuatro sesiones por semana. Después de seis meses de adaptación, se pueden realizar cinco veces a la semana sin inconveniente.

Realiza cualquier ejercicio a la máxima intensidad durante 10 segundos, descansa otros 10 en lo que te diriges al siguiente movimiento. Lleva a cabo los 10 movimientos de manera sucesiva hasta terminar. Descansa un minuto y vuelve a empezar.