DESCARGA
Síguenos en:

Haz menos y logra más en el trabajo

Haz menos y logra más en el trabajo
"Los perfeccionistas obsesionados con los pequeños detalles pueden a veces fallar en las cosas que importan más".
FOTO:Rodrigo Corral
POR: Redacción
FECHA:2011-09-23
Ábrete camino al estatus ejecutivo al adoptar estas nuevas reglas y desecha las antiguas. Toma nota y avanza en el trabajo.

Vieja regla Apresúrate con tus tareas

Nueva regla Reduce tus tareas y hazlas más efectivas

"Sólo tienes una oportunidad para manejar las expectativas que se creen de ti, y eso es al principio", dice Marty Seldman, coautor de Executive Stamina. Ponte en la posición para el éxito. Si puedes terminar una tarea en sólo tres días, di que la harás en cinco y toma tiempo para añadir especiales toques finales antes de entregarlo "a tiempo". Es una manera sencilla de impresionar: investigadores de la University of Florida encontraron que la gente está más satisfechos de los resultados positivos que no esperaban que de los predecibles.


Vieja regla Sé perfecto

Nueva regla Sé perfecto sólo cuando importe

Los perfeccionistas obsesionados con los pequeños detalles pueden a veces fallar en las cosas que importan más. Por ejemplo, 37 por ciento de los trabajadores culparon a tales detalles exhaustivos por sus entregas tardías, según un estudio presentado en 2003. Sé más listo que ellos. Seldman recomienda identificar las tareas que puedas hacer sin ser tan detallista, y pasa la mayoría del tiempo en otras cosas más. Al darte cuenta de que tu trabajo -un poco menos perfecto- funciona bien ante tus jefes, tu agonía acabará al instante.


Vieja regla Encárgate de muchas tareas

Nueva regla Muchos encargos te paralizarán

Incluso cuando la actividad cerebral se eleva al enfocarte en varias tareas, tu desempeño se ve afectado, según investigadores del Carnegie Mellon, en Estados Unidos. "Evitar distracciones no siempre es algo posible, así que necesitas aprender cómo reenfocarte rápidamente", dice David Allen, autor de Getting Things Done and Making It All Work. Desarrolla un sistema para refrescar tu memoria, como anotar rápidamente las nuevas tareas ("Llamar a Pedro"), hacerlo a un lado y seguir enfocado en el trabajo actual.


Vieja regla Estar siempre disponible

Nueva regla Hazte el perdedizo

Claro, el correo electrónico es eficiente, pero los investigadores de la University of California at Irvine, en Estados Unidos, encontraron que la gente se toma un promedio de 25 minutos para ponerse a trabajar de nuevo después de una distracción. Daño total: hasta 2.1 horas perdidas al día, según otro estudio. "Sé disciplinado. Dispón de un periodo largo de tiempo ininterrumpido por el correo electrónico", dice Donald E. Wetmore, autor de The Productivity Handbook. Atiende tu correo durante periodos de baja energía, y guarda así los de mayor energía para las tareas más importantes. Si tu jefe realmente te necesita, te llamará o visitará tu lugar.


Vieja regla Quienes renuncian no ganan

Nueva regla Los perdedores renuncian, los ganadores reducen sus pérdidas

La perseverancia no ayuda si estás cavando un hoyo. Investigadores canadienses encontraron que incluso cuando se les aconseja a los inventores que dejen un proyecto sin futuro, el 29 por ciento continúa invirtiendo dinero, y el 51 por ciento sigue gastando tiempo. Seldman dice que hay que revaluar continuamente tus proyectos para ver si valen la pena o si la meta final es realmente posible o no. "Comprende que estar perdido cuesta dinero", afirma. "No te quedes trabajando en una inversión que ya pagaste."

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH