DESCARGA
Síguenos en:

15 experiencias que no te atreves a probar

15 experiencias que no te atreves a probar
Dile adiós al miedo.
FOTO:123RF
POR: Elsy Reyes
FECHA:2012-05-18
Rétate a vivir algo nuevo. Tú y yo sabemos que mueres de ganas. Haz tu lista y vence la desidia. Recuerda que el tiempo se va.

1 Recupera un sueño artístico

¿Soñabas con tener una banda de rock? Hazlo. Junta a tus amigos y toquen por una noche en un bar. Muéstralo a menor o mayor escala -las redes sociales son grandes opciones.

 

2 Viaja sin rumbo

Toma el auto, llena tu cartera de efectivo e invita a quien quieras. Detente en pueblos, playas, donde tengas ganas de estar un día y continúa. No tener un destino te hace disfrutar el camino.

 

3 Regala un viejo perdón

Busca a ese par de mujeres a las que lastimaste y pídeles una disculpa. Contáctalas por mail o Facebook y sólo discúlpate. Siempre es bueno escuchar que alguien que nos hizo pasar un mal rato se siente arrepentido. Te quitarás varios insomnios de encima y les darás un regalo enorme: capacidad para dejar ir algo inútil, el rencor.

 

4 Baila hasta que te duelan los pies

No importa que seas el peor en la pista. Date permiso de sentir que eres libre. Acude a un salón de salsa o aprovecha la próxima boda a la que te inviten. Ya no eres un adolescente vulnerable a la burla de sus amigos.

 

5 Compra algo inservible

Regálate una de esas cosas que sabes que no usarás pero el simple placer de obtenerla te dibujará una enorme sonrisa.

 

6 Ten sexo dos días sin parar

"Secuestra" a tu mujer y no la dejes salir de casa. Ten una reserva de comida, bebida y juguetes. Verás que sí tienes tiempo para el sexo.

 

7 Prueba la velocidad

Renta un auto o una motocicleta e inscríbete a un grupo de carreras amateur. Deja que el viento catapulte tu adrenalina. Tal vez te tome unos meses de entrenamiento pero valdrá la pena.

 

8 Acude al médico

Únicamente te atiendes cuando algo duele de modo insoportable. Realízate con frecuencia un check-up y olvídate de la vergüenza de ver a un dermatólogo (si estás perdiendo el pelo) o a un urólogo (si tu pene anda fallando).

 

9 Intenta un nuevo deporte

No tienes que ser Pacquiao para dar golpes a un costal. Se trata de sentir la emoción de practicar algo nuevo y obtener un beneficio -salud óptima, mejor físico.

 

10 Sal con una mujer mayor

La que quieras, desde tu abuela hasta esa vecina divorciada que no está nada mal. Escúchalas, descubrirás lo interesante que es el mundo de una mujer que tiene demasiado qué contar.

 

11 Cambia tu look

Esos rayitos plateados son demasiado, pero busca opciones para renovar tu peinado y tu guardarropa. Hasta el más clásico puede tener un toque fashion. Deja de ponerte pretextos, no serás ni metrosexual ni gay por querer verte mejor.

 

12 Ráyate

Si interfiere con tu profesión, un tatuaje puede ser algo diminuto en una zona "poco ventilada" pero con alto significado para ti. Evita el nombre de tu mujer, la vida da muchas vueltas y se dice que es de mala suerte.

 

13 Cúmplete una fantasía sexual

Cada cabeza es un mundo, así que tendrás el tuyo. Sólo recuerda la regla de oro: no lastimarte, lastimar a tu pareja ni afectar a terceros. Física o emocionalmente. Si cumple los lineamientos, adelante. Un trío, por ejemplo, aplica. O invitar a salir a esa mujer reconocida como el Kama Sutra viviente, aunque sepas que no la volverás a ver.

 

14 Acude a un show "diferente"

Si nunca te ha inspirado ir a un palenque, una comedia musical, un cabaret, al teatro de arrabal o escuchar cantos gregorianos, date la oportunidad. Tal vez descubras un gusto nuevo o una razón factible para odiarlo.

 

15 Aplica "no haceres"

Son ejercicios que abren la perspectiva. Come algo que nunca te apetecería, como visceras o un plato "exótico", nada desnudo en el mar, pide un consejo a tu padre o abuelo, rediseña tu lugar de oficina. El caso es dejar que aflore tu otro "yo" atrapado.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH