DESCARGA
Síguenos en:

Acelera tu ascenso laboral

POR: Marc Salem
FECHA:2012-09-12
A menos que te consideren un elemento valioso, seguirás siendo un esclavo para siempre. Aquí cómo ganarte la confianza de tu jefe.

1 Sé como él

Inherentemente, confiamos en las personas que son como nosotros, de modo que enfatiza las cosas que tienen en común. Quizá ambos fueron a la misma universidad, o a la misma escuela pública, o a escuelas que tenían himnos de guerra similares. Incluso las conexiones más remotas dan lugar a la confianza.

 

2 Demuestra que te agrada

Imagina que un compañero de trabajo entra en tu oficina después de una junta y exclama: "Me gustó la pasión con la que expresaste tu argumento." Cuando sale, te quedas pensando: "Es un tipo inteligente; tiene muy buenas ideas", aun cuando no haya dicho que está de acuerdo contigo e incluso haya dado a entender que eres un lunático. Ese es el poder del verbo "gustar". Vamos, dile a tu jefe que te gusta todo lo que hace.

 

3 Conviértete en su sombra

¿Tu jefe usa camisas a rayas tres veces por semana? Imita su apariencia. ¿Todos los días a las 10:00 h toma una segunda taza de café? Procura cruzarte en su camino con frecuencia, con tu taza en la mano. ¿Usa un iPhone en lugar de un BlackBerry? Las pequeñas similitudes como estas quedarán grabadas en su mente y empezará a verte como una extensión de sí mismo.

 

4 Protégelo

No es precisamente una valentía, pero sí es importante apoyar las ideas de tu jefe en público. Pero también puedes ser astuto en este aspecto: elimina un bicho (real o imaginario) fuera de su oficina, o adviértele que el nuevo restaurante no es muy bueno. Vela por sus intereses y él empezará a tomar en cuenta los tuyos.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH