DESCARGA
Síguenos en:

Amigo al rescate de su amigo

Amigo al rescate de su amigo
"La habilidad clave es escuchar".
FOTO:Archivo Mens Health
POR: John Bastick
FECHA:2012-12-25
Si uno de ellos está en problemas, aquí te decimos cómo darle un apoyo que va más allá de una noche de copas en la cantina...

Los hombres conocemos bien la dinámica. No visitamos a nuestro médico de cabecera con la frecuencia que deberíamos, de hecho siempre creemos que "todo está bien"; pero lo cierto es que los estudios recientes revelan que tendemos a deprimirnos más que las mujeres, lo que ocasiona una tasa de suicidios y muertes más alta que en ellas.

Cuando las cosas se ponen verdaderamente graves, ¿a quienes buscan los hombres en vez de conseguir ayuda profesional? Pues a sus amigos, los cuales por lo general le ofrecen como remedio una visita a las cantinas y una cena a base de tacos de regreso a casa. Peter Langdon, psicólogo especializado la salud mental masculina en Melbourne, Australia, reconoce que cuando a un hombre se le viene el mundo encima, con toda seguridad buscará de inmediato a su mejor amigo o a un fiel compañero de trabajo. Pero en vez de verlo como un error, Langdon reconoce que tiene sus puntos positivos.

Claro, es cierto que el afectado tratar de nulificar el dolor mediante una carga de alcohol que, a pesar de que hace olvidar de manera momentánea, poco después genera -además de la resaca- una situación más depresiva; sin embargo, el psicólogo dice que el consejo de un amigo puede reportar un beneficio real. Para empezar, ellos no cobran por platicar contigo y están disponibles las 24 horas, no te juzgan y seguido harán ese esfuerzo extra, como ofrecer un lugar para quedarse o algo de dinero para salir a flote.

A pesar de esto, ten cuidado, pues ofrecer tu hombro para que lloren conlleva cierto riesgo. Ambas partes necesitan entender los límites de lo que puedes hacer, dice Langdon, y si prometes ayuda, necesitas darla. Si fracasas, esto puede causar verdadero daño a la amistad.

"La habilidad clave es escuchar", aconseja. "Eso es lo que verdaderamente quiere tu amigo de ti. No debes tener miedo a decir cuáles son tus limitaciones, ni debes permitir que hagan sentirte culpable por no tener todas las respuestas. Además, tienes que estar consciente de que las cosas que menciona pueden ser un verdadero shock donde tú mismo podrías acabar noqueado."

Así que cuando tengas a un amigo que derrama lágrimas de cocodrilo en el hombro de tu costosa chamarra Hugo Boss debes aprender a manejar la situación. A continuación te mostramos cinco escenarios comunes y cómo debes abordarlos. Te aseguramos que serán más útiles que una botella de ginebra y una caja de pañuelos faciales.

 

Su matrimonio terminó

Cuando consideras que de las 100,000 parejas que se casaron el año pasado, la mitad aproximadamente fueron con un abogado para divorciarse, las probabilidades de que aconsejes a un compañero a través de una dolorosa separación son tan altas que asustan. Como 40% de estas separaciones son instigadas por la mujer, existe una buena posibilidad de que tu amigo jamás haya visto venir el golpe. De manera que si te llama para a) abrirse de corazón y b) buscar un lugar para pernoctar, estará lleno de ira, confusión y vergüenza. Sentirá temor por el futuro de sus hijos, su casa, su perro y su auto, preocupaciones que pueden hacer de los hombres recién separados candidatos para un conjunto de males, que van desde depresión, violencia y abuso del alcohol y de las drogas, hasta el suicidio. Tony Miller, director y fundador del grupo de apoyo para hombres Dads In Distress (Papás en apuros), dice que si tu oído es el objetivo a golpear por parte de tu amigo, lo deberás escuchar, como única opción.

De acuerdo con Miller, los viejos clichés tales como "estás mejor sin ella", "hay muchas mujeres en el mundo" o "regresa con ella por tus hijos" son probablemente lo último que necesita escuchar. "No vienen a ti en busca de una solución a su problema", advierte Miller. "Sólo quieren desahogarse, escupir todo el veneno, si tienen necesidad de hacerlo, incluso si crees tener el mejor consejo a la mano, el mío es: guárdatelo."

Es un honor ser requerido para ayudar a un amigo a través de un camino duro, asegura Miller, y no necesitas un doctorado para tener éxito en ello. Más bien se trata de decir, "mira, no entiendo cómo te sientes, pero estoy aquí si me necesitas".

 

Se declara gay

Has conocido a este tipo durante 20 años. Han compartido bebidas, regaderas, novias y CD de AC/DC y de repente, de la nada, ¡sale y te confiesa que prefiere la compañía de hombres! "¿Cómo se atreve?", comentas para ti después de haber estallado en enojo. "¿Cómo se atreve a vivir esta mentira por tanto tiempo?" Primero lo primero, él probablemente ha sabido desde niño que era gay y, en vez de decirte una mentira, de hecho ha decidido ser completamente sincero contigo. Chris Wilson, coordinador y entrenador voluntario del Gay & Lesbian Counselling Service en New South Wales, Australia, admite que puede haber una incomodidad inicial, pero dice que la mayoría de las amistades de hecho florecen cuando un amigo sale del clóset.

Tan difícil como puede ser enterarse de que un buen amigo es gay, es el terror por el que está atravesando al declararse, dice Wilson. Después de todo, no es algo de lo que te puedas retractar 10 minutos después de haberlo dicho. "La noticia puede caerle de sorpresa a un amigo heterosexual, sobre todo si nunca lo había considerado", dice Wilson. "Pero debes recordar que tu amigo no es de repente otra persona por haberse abierto. Es exactamente el mismo que era hace dos segundos." De acuerdo con el especialista, es bastante normal para un amigo heterosexual que tenga algo de dificultad para asimilar la enorme importancia de lo que está escuchando, y por eso es perfectamente aceptable que digas, "caray, no estoy seguro de cómo me siento al respecto". Pero de todo lo que hagas, no se te ocurra decir, "es sólo una fase por la que estás atravesando" o "pero si has estado con miles de mujeres".

Uno de los temores más grandes que experimenta un hombre cuando se declara gay es que va a perder a las personas más cercanas, explica Wilson. Por otro lado, a los compañeros heterosexuales les podría preocupar que su viejo amigo vaya repentinamente a usar vestidos, a escuchar música de Kylie Minogue o acosarlos sexualmente. Ninguno de éstos son desenlaces comunes, se apresura Wilson a aclarar. "En la mayoría de los casos en los que un hombre sale del clóset, su relación con sus amigos heterosexuales mejora. Por supuesto que si el amigo que recibió la noticia no está del todo cómodo con su propia sexualidad entonces podría sentirse amenazado. Pero la mayoría de las personas aceptan la situación y por ende la amistad puede desarrollarse y fortalecerse", puntualiza Wilson.

 

Fallece uno de sus padres

Todos tenemos algo de dificultad para lidiar con el dolor y la muerte; ya sea que se trate de nuestra pérdida o de consolar a un amigo a través de la situación. El consejero y psicoterapeuta Graeme James observa que todos lidiamos de manera diferente con la muerte. Hay un espectro de emociones, desde depresión y desesperanza hasta felicidad y alivio si la persona fallecida estuvo enferma durante algún tiempo.

De manera que no hay reglas sólidas y expeditas cuando el asunto es aconsejar y orientar a un compañero cuyo padre o madre ha fallecido. ¿Era apegado a ellos? ¿Fue repentina la muerte? ¿Llevaron una vida plena y fructífera? De forma alternativa, ¿era tan mala la relación entre ellos que tu amigo está feliz de que el viejo ya no está aquí?

James admite que los hombres no lidiamos bien con la muerte. Hay mucha emoción, alboroto y, Dios nos libre, incluso puede haber un poco de lágrimas. "Sé genuino y procura estar cerca y disponible", es su consejo para apoyar a un amigo que está sufriendo por esto.

"Debes reconocer el hecho de que está sufriendo y probablemente tenga dificultad para hablarlo. Puede ser tan sencillo como decir, veo que estás pasando por momentos difíciles y no es fácil hablar de ello." Y recuerda, el dolor de un amigo no se disipa en el funeral, pueden pasar meses, años o toda una vida antes de que se recupere de la pérdida de un ser cercano.

 

Fue arrestado por manejar ebrio

Ya sea que se trate de un cargo por manejar en estado de ebriedad o de cualquier otro asunto con la ley, Peter Langdon dice que los hombres se dan cuenta de su equivocación y lo que menos quieren es un sermón. Pero ayudarlo a entender lo que ha hecho y cómo puede remediarlo puede ayudar.

También se puede ver el asunto más a fondo. ¿Tiene problemas con su manera de beber? ¿Podría esto afectar su vida laboral? ¿Verdaderamente no se va a acercar al volante? Es un poco peligroso sugerirle a un compañero que tiene problemas con el alcohol, así que en vez de hacerlo en una cantina, el especialista aconseja que la conversación se lleve a cabo en una actividad que ambos disfrutan, ya sea que se trate de ir a jugar golf o squash.

Otra alternativa, sugiere Langdon, es dar un paseo en auto, si tu amigo lo soporta, porque esta puede ser una manera efectiva para quitarle lo álgido a una conversación potencialmente explosiva. A esto le llama "asesoramiento lado a lado", el hecho de que no tienen que verse la cara ayuda a difuminar cualquier tipo de tensión que pudiera manifestarse.

 

Perdió su trabajo

Ya sea por exceso de personal, por recorte del mismo o simplemente por correr a alguien, ser despedido se ha convertido en algo tan común en la vida corporativa de hoy que apenas y nos inmutamos cuando vemos a nuestro colega recogiendo sus pertenencias. Pero para la mayoría de los hombres quedarse sin trabajo les pega fuerte en el orgullo propio. Si intuyes que te van a correr y hay una buena cantidad de liquidación para retirarte, entonces el contexto de este cambio en tu vida es atractivo. Pero son los hombres que no ven llegar esto los que, de acuerdo con el terapeuta Graeme James, querrán desahogar su ira. Estarán en shock, enojados y entendiblemente nerviosos sobre su futuro inmediato y a largo plazo.

"Es tentador para nosotros decir simplemente, "todo saldrá bien"", explica James. "Pero con toda honestidad, podría no ser lo correcto, pues tu amigo quizá está demasiado preocupado por todo este asunto y debes reconocer esto." Cuando se está sin trabajo uno carga también con otras presiones, desde las financieras hasta el estrés de buscar empleo y la pérdida de confianza en uno mismo cuando éste no se encuentra pronto. Muchos empleos se consiguen de palabra; si tu amigo tiene baja su autoestima, necesitará mucho apoyo y aliento de tu parte para motivarlo a que entre de nuevo a la dinámica laboral.

"Todos manejarán de manera diferente el aspecto emocional que deriva al ser despedidos", explica James. "Un amigo podría estar muy enojado o esta situación podría ser una bendición disfrazada. Lo importante es reconocer que él obtuvo mucho del empleo que dejó y esto puede significar bastante en términos de su identidad, así que necesitas respetar eso e ir a su paso."

Al margen de lo que hagas, no intentes dar los típicos consejos trillados como, "no deberías haber hecho eso", "¿sabes cuál es tu problema?" o "necesitas cambiar tu actitud". En vez de ello, aconseja James, es mejor que no juzgues porque este tipo de respuestas pueden hacer que tu amigo sienta que lo malentendiste o no lo escuchaste. Tu trabajo como consejero es simplemente escuchar.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH