DESCARGA
Síguenos en:

Organiza una buena cena de negocios

Organiza una buena cena de negocios
Cuida los detalles y triunfa en tus finanzas.
FOTO:Cortesía
POR: Redacción
FECHA:2013-01-01
Mitchell Davis, vicepresidente ejecutivo de la Fundación James Beard, nos muestra lo que se necesita para ser un gran anfitrión.

Busca un buen restaurante

Escoge un lugar acorde con el ambiente que busques para la reunión que sostendrás con la gente con la cual cerrarás el trato. También puede ser una cena casual en la que te será más factible tener un acercamiento con tus nuevos compañeros. Puedes intentar una parrilla coreana o algún otro que tenga un ambiente familiar y donde la música sea a volumen bajo. Pero si se trata de un encuentro personal con algún colega o un viejo amigo, entonces reserva en una barra de sushi, el espectáculo eliminará los silencios incómodos y proveerá un tema de conversación. Para clientes de altos vuelos piensa en algo más formal y de gran escala. Un ambiente tranquilo y silencioso servirá para que ellos vean que hablas en serio.

 

Lleva a cabo una reservación inteligente

Mientras más trabajes en el arreglo de la cena, ésta transcurrirá con más calma. Comunícate con el gerente y, si no está, habla con el capitán para hacer una reservación con al menos una semana de anticipación. De este modo podrás escoger una de las mesas más calladas del lugar o incluso un gabinete privado.

 

Interpreta el papel de encargado

Para evitar el juego de las sillas, toma la batuta: "Señor González, ¿por qué no se sienta junto a Ramírez? Liz, ¿qué te parece si tú te sientas junto a mí?". Coloca a los invitados importantes a la mitad de las mesas rectangulares largas de manera que sean el centro de la atención.

 

Haz la orden de manera correcta

La persona que organizó la cena debe dar a conocer lo que él o ella planea ordenar. Esto hará que el grupo se relaje. Si no eres tú quien está a cargo, espera a que te den la señal. Si la persona ordena vino, un aperitivo y un entremés, puedes ordenar lo mismo, apegándote al mismo rango de precios. No ordenes lo más caro ni lo más barato del menú.

 

Dirige la conversación

Sigue la línea de tu jefe si la plática es de trabajo. Si la reunión es con esposas, asegúrate de incluirlas amablemente en la conversación, ellas estarán agradecidas y seguramente más adelante le comentarán a sus "medias naranjas" lo agradable que les pareciste.

 

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH