DESCARGA
Síguenos en:

Lo positivo a tu favor

Lo positivo a tu favor
"El fracaso es un valor mal entendido y poco aprovechado. Échale un vistazo a tus fracasos y trata de extraer un aprendizaje de ellos".
FOTO:Cortesía
POR: Charles Stuart Platkin
FECHA:2013-02-01
Los patrones negativos impiden tu éxito, de tal modo que debes eliminarlos y empezar una vida nueva. Aquí te decimos cómo hacerlo.

Todos somos criaturas de patrones. Buenos y malos. La mayoría de nosotros repetimos y mantenemos ciertos patrones durante toda la vida, y a menudo lo hacemos de manera inconsciente. "Desde caminar hasta vestirnos y comer, aprendemos a hacer las cosas en una forma determinada", el doctor Alan Manevitz, catedrático de Psiquiatría. "Aunque la mayor parte de estas conductas son inofensivas y mundanas, algunas se pueden convertir en graves desventajas sin que nos demos cuenta de lo perjudiciales que son." Los psicólogos afirman que estos patrones se establecen en los primeros años de vida. "Las relaciones que tenemos con nuestros padres y hermanos determinan en gran medida nuestra forma de ser", sostiene el doctor Manevitz. "Nuestras ambiciones profesionales se ven afectadas por la escuela y los compañeros."

Pero ¿por qué seguir repitiendo comportamientos que no ofrecen resultados positivos? La respuesta: "nos gusta lo que nos es familiar", afirma Foreyt, director del Centro de Investigación de Medicina Conductual de la Universidad de Medicina Baylor, en Estados Unidos. "A la mayoría de nosotros se nos dificulta el hecho de contemplar nuestros patrones desde un punto de vista objetivo, ajeno, con frecuencia no no damos cuenta de que estamos atrapados en ellos."

Si quieres romper con una serie de derrotas y empezar a acumular éxitos, estos son cinco principios que podrán ayudarte a empezar:

 

PARA ROMPER UN PATRÓN, PRIMERO DEBES IDENTIFICARLO

Estos son cuatro de los más comunes:

PONTE EN FORMA A través de los años, has probado numerosos métodos para bajar de peso, bajas unos cuantos kilos, pero siempre los recuperas (con intereses). Te has inscrito en gimnasios y comprado todos los aparatos, pero al parecer no puedes ser consistente con el ejercicio.

INSATISFACCIÓN POR EL TRABAJO SERIAL A donde quiera que vayas, siempre pareces encontrar jefes incompetentes, colegas poco cooperativos o circunstancias hostiles. En forma inevitable, tus esperanzas se convierten en frustración y argumentos.

DESCONTENTO FINANCIERO CONTINUO Sin importar cuánto dinero ganes, nunca parece ser suficiente y tus deudas continúan acumulándose.

RELACIONES TÓXICAS REPETITIVAS Te sientes atraído por el mismo tipo de mujer, y no nos referimos a las rubias, las morenas o las pelirrojas. Por ejemplo, quizá es la Mujer que Busca Matrimonio, que constantemente trata de lograr que te comprometas con ella o la Chica Mala, que es excitante pero definitivamente no es para una relación a largo plazo; o la Muñeca de Trapo, que está de acuerdo con todo lo que dices, pero es muy aburrida. Si todavía tienes problemas para verte reflejado en estas descripciones, aquí te damos un truco que te ayudará a mantener la concentración: mientras sostienes el espejo psicológico para analizarte, inclínalo un poco en dirección a tus padres. Piensa en cinco patrones negativos que observes en tu mamá y tu papá y elige aquellos que tal vez estés imitando.

 

ERES EL RESPONSABLE DE TU MALA SUERTE

Esto se debe a que tienes la oportunidad de elegir. Sí, tú eres el que escoge estar con una mujer que odia a todos tus amigos. Tú eres quien decide permanecer en un trabajo terrible con un jefe que es una pesadilla. Tú eres el que decide comer demasiado o evitar el ejercicio. En lugar de aceptar tu responsabilidad, es más fácil poner alguna excusa o culpar a los que están cerca de ti. Todos somos expertos en esta práctica. Pero si quieres romper con los patrones negativos, debes aceptar tu responsabilidad, y una forma sencilla de hacerlo es eliminando el lenguaje orientado hacia las excusas o la culpabilidad. Esto a menudo se conoce como la trampa de autocompasión e incluye culparte a ti mismo y culpar a los demás. Prueba lo siguiente:

EN LUGAR DE DECIR: "para mí, es muy difícil bajar de peso y conservarme delgado", di: "estoy pasado de peso porque consumo más calorías de las que quemo cada día".

EN LUGAR DE DECIR: "hay tanto que hacer que me siento agobiado", di: "esta semana no establecí bien las prioridades de lo que tengo que hacer".

EN LUGAR DE DECIR: "este trabajo me está matando", di: "yo elijo seguir aquí". Cuando culpas a las circunstancias por las cosas que te suceden, lo único que haces es confirmar una pasividad y una impotencia, al tiempo que permites que el patrón negativo continúe. Al emplear afirmaciones como las que te sugerimos a menudo emprendes una acción que te ayuda a modificar tu comportamiento en forma positiva. Si tu vida es un espectáculo, tú no eres el público sino el actor.

 

EN CADA FRACASO, HAY UNA OPORTUNIDAD

No te avergu?ences del fracaso. Eres tú, y nadie más, quien da lugar a las cosas. Únete al club, amigo. "El fracaso es simplemente una oportunidad de volver a empezar, esta vez con más inteligencia", dijo el genio automotriz Henry Ford. El fracaso es un activo mal entendido y poco aprovechado. Echa un vistazo a tus fracasos y trata de extraer algo que hayas aprendido de cada uno. Estas son algunas claves para terminar de manera definitiva con tus patrones negativos. Atrévete a cambiar tu actitud. Valdrá la pena.

 

SI QUIERES RESULTADOS, ESTABLECE METAS ESPECÍFICAS

La mayoría de los hombres pasan más tiempo planeando sus vacaciones de verano que su vida. Si todos los días quieres sentirte tan feliz como esa noche en la playa, tienes que tomar la vida con decisión. En lugar de decir que quieres tener éxito o enamorarte de una mujer hermosa, tienes que trazarte una ruta para llegar a ese destino. Digamos que quieres bajar 12 kilos en seis meses. Esta no es una meta suficientemente específica como para actuar, de modo que tienes que analizarla. Por ejemplo, para lograr tu objetivo debes reducir 500 calorías de tu dieta diaria y hacer ejercicio. De repente, algo que parece imposible se convierte en una tarea factible. Media hora de ejercicio, menos cervezas... Puedes hacerlo. Emplea la misma estrategia para planear y alcanzar todas tus metas. Elige algo importante e inspirador y divídelo en pasos o submetas detalladas que te ayuden a lograrlo. Para correr un maratón primero necesitas llegar a la siguiente esquina.

 

RECUERDA QUE LOS LOGROS NUNCA SON ACCIDENTALES

No es un proceso inconsciente. Quienes logran sus metas evalúan su progreso en forma constante. Sigue estos trucos:

 

TEN UN COMPORTAMIENTO PROACTIVO

Enfócate en lo que puedes hacer para cambiar esta parte de tu vida. En lugar de dejar a la casualidad el hecho de conocer a la mujer ideal, haz una lista de todo lo que buscas en ella: tipo de personalidad, apariencia, situación financiera, todo (pero sé realista, el simple hecho de escribir "Kylie", no servirá de nada). Y sal con mujeres que cumplan con estos requisitos.

 

REPITE LAS AFIRMACIONES

"Voy a tener éxito en la entrevista y a conseguir el empleo", o "la voy a invitar a salir y va a aceptar" son buenos ejemplos. Repítelas en voz alta o piénsalas constantemente, convéncete de que siempre es necesario creer. El efecto es mágico.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH