DESCARGA
Síguenos en:

María Sharapova en Esquire México, de revuelo internacional

María Sharapova en Esquire México, de revuelo internacional
La tenista rusa despierta pasiones.
FOTO:Esquire
POR: Men's Health
FECHA:2013-05-08
Las sexies fotos de la tenista siberiana en Esquire han causado furor en todo el mundo, míralas aquí.

María Sharapova causa revuelo a nivel mundial con su sesión de fotos que Esquire Mexico publicó en su número de mayo. El famoso diario inglés The Mirror retomó en su página de Internet la portada de nuestra revista hermana.

El diario mencionó que María se ve tan bien en la edición de Esquire que hasta dan ganas de volverse tenista profesional, destacando su sencillez en vestuario y traje de baño, lo cual solo resalta su belleza.

La tenista de 26 años confesó recientemente su reciente rutura con el basquetbolista Sasha Vujacic.

"Obviamente fue una decisión difícil de ambas partes", dijo, "pero tenemos mucho respeto el uno por el otro y yo diría que es un gran amigo".

María Sharapova Esquire

Masha, como la suelen llamar desde niña, es siberiana de origen y aterrizó en Florida con siete años de edad y tres de maniobrar la carabina que en otros no pasaba de ser una raqueta.

Hosca en los vestidores y pasillos, Masha se ha hecho la fama de retraída, cuando no defensiva o desdeñosa. Al final, dentro o fuera de la cancha, Maria Sharapova no acepta que la ignoren, y se diría que nunca deja de competir.

Masha es algo más alta que Roger, Nole o Rafa, y los tres pasan de 1.85 metros de estatura. Su carrera se divide en dos épocas: antes y después de la cirugía. Presa de una lesión recurrente en el hombro, la estrella siberiana subió y bajó del número uno del mundo hasta un día acabar en el quirófano y sumirse en el limbo de una larga y penosa recuperación, de la cual volvería en 2009 para reptar hacia afuera de un hoyo en el ranking mundial: decenas más allá del número cien.

Pero como Rafa Nadal, Masha es una guerrera que se crece al castigo y no sabe lo que es cejar en un empeño. Antes se le ve muerta que rendida.

A la rubia soberbia se le reprocha una vieja manía que con el tiempo se ha convertido en arma: ese intenso pujido que se fue haciendo grito con los años. "Llevo toda la vida gritando en cada golpe, no lo puedo cambiar a estas alturas", se defiende Maria, pero vale insistir en el volumen: ¿Cómo es que los jadeos del 2006 se hicieron los berridos del 2008?

Su más reciente empresa, su propia línea de golosinas dulces y coloridas: la marca Sugarpova. Por si alguien aún dudaba que en el fondo de aquella fiera rubia se oculta un corazón de caramelo.

Ve sus fotos y lee la nota completa en Esquire México haciendo click aquí

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH