Ir

Reverdece tu pasta

POR: Mens Health /FECHA:12 de septiembre de 2016
Recolecta los vegetales disponibles más frescos para preparar una pasta primavera de primera calidad.

NUESTRO EXPERTO

Mario Batali es chef, copresentador en el programa The Chew, de ABC, y copropietario de Eataly, un mercado con sucursales en Nueva York y Chicago, nos comparte esta receta para preparar una pasta espectacular.

 

A preparar los ingredientes

La salsa se cocinará rápido, asegúrate de tener listos los ingredientes antes de prender la estufa.


-Rebana finamente dos dientes de ajo.

-Pela dos zanahorias, pártelas por la mitad a lo largo y córtalas en semicírculos de un centímetro de grueso.

-Rebana finamente 100 gramos de hongos cremini.

-Rebana 200 gramos de espárragos en diagonal; retira las puntas.

-Separa media taza de chícharos frescos o congelados

-Rebana finamente las partes blancas de cuatro cebollines.

 

Hierve la salsa

En una olla grande hierve seis litros de agua con tres cucharadas de sal kosher. En una sartén grande calienta un cuarto de taza de aceite de oliva a fuego medio, hasta el punto de ebullición. Añade el ajo y cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que esté dorado. Mezcla los champiñones, cocina durante tres minutos, y añade los espárragos (excepto puntas) y cocina dos minutos. Añade los chícharos, cebollines y puntas de espárragos; sazona con sal y pimienta. Cocina hasta que las verduras estén tiernas, alrededor de dos minutos; retira del fuego.

 

Usa tus tallarines

La pasta se hace pegajosa si la dejas reposar mucho tiempo, así que planea cocinarla casi al terminar la salsa. Añade medio kilo de penne rigate al agua hirviendo y cuécela al dente, por un minuto menos de lo especificado en el paquete. Reserva media taza del agua de cocción y escurre la pasta en un colador.

 

Júntalo todo

Agrega la salsa y un cuarto de taza del agua de cocción a los vegetales. Revuelve hasta formar una mezcla. Cubre la olla, baja la temperatura y espera dos minutos para que los sabores se fusionen. Después añade dos cucharadas de aceite de oliva, el resto de agua de cocción y un tercio de taza de cada uno: perejil y albahaca picados en trozos gruesos. Sírvela cubierta de queso Parmigiano-Reggiano recién rallado. Rinde seis porciones. Pero si tu grupo no es tan grande no te preocupes, las sobras saben deliciosas, recalentadas o en frío.

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota