DESCARGA
Síguenos en:

Comidas que curan

POR: Erik D`Amato
FECHA:2012-04-03
¿Te sientes mareado? ¿Estás exhausto? ¿Te caíste de una escalera? Con estas comidas te sentirás mejor. Las recetas de siempre actualizadas.

Mi madre siempre tenía receta a mano cada vez que me sentía mal. Fuera fiebre, gripe, dolor de estómago o una introducción, con ejemplos prácticos, a la lucha profesional impartida por uno de mis vecinos. Su rutina siempre incluía el mismo tipo de comidas: sopa de crema de hongos, saltines y refresco de jengibre. Lo curioso es que surtía efecto. Por eso me he acostumbrado a seguir ese ritual (menos usar las alpargatas de Winnie the Pooh que me hacía ponerme) cada vez que me siento indispuesto.

Dejando a un lado el mágico poder de las alpargatas, la pregunta es: ¿Pueden determinadas comidas hacerte sentir mejor? ¿O es un estúpido sinsentido emocional pensar que un vaso de refresco de jengibre y unas galletas pueden curarte? Los expertos sí coinciden en algo: Los alimentos correctos pueden ayudarte en la recuperación de un amplio espectro de enfermedades.

"La nutrición es clave durante la convalecencia de una enfermedad", dice la Dra. Jane Lamzilloti, directora de Educación Nutricional del Hospital South Shore, de Boston. "No hace milagros, pero es de gran ayuda". No por gusto el principal nutriente que los expertos mencionan -sin importar la dolencia- es el agua.

Consumir abundantes cantidades de H2O es importante para mantener las capacidades restaurativas de tu cuerpo y recuperarte. Estos son otros alimentos que debes considerar cuando estás...

 

...Combatiendo la fiebre.

Cuando sientas como si la Octava División estuviese usando tu cuerpo como campo de entrenamiento, busca una toronja. "Busca alimentos ricos en vitamina C", recomienda la dietista Laima Weston, de la Universidad de California en Los Angeles. "Es un antioxidante que ayuda a fortalecer tu sistema inmunológico". Los cítricos y los jugos llenan tus requerimientos, al igual que los pimientos rojos, el brócolis y las fresas. Si has perdido el apetito debido a la fiebre, puedes recargar las baterías con una comida fácil de digerir, como un puré de papa o una sopa tibia. "Las sopas, especialmente las de tomate y vegetales, son ricas en vitamina C y una forma deliciosa de recibir nutrientes", dice el Dr. Kris Clark, nutricionista de la Universidad de Pennsylvania. Si te gusta la leche no hay razón para que dejes de tomarla. "Aunque algunas personas que padecen de asma crónica y problemas pulmonares, han reportado que la leche empeora su condición, hay pocas evidencias que indique que la leche estimula la formación de mucus", dice Lanzilloti.

 

...Imaginándote qué hiciste para estar sufriendo la venganza de Moctezuma.

A lo mejor fue el agua; has estado tragando paquetes de fritas con Olestra; o ambas cosas. Cualquiera que sea el motivo, sólo sigue estas dos regla simples:

Regla 1. Tu cuerpo necesita calorías, así que aliméntate. Y no dejes de tomar agua, ya que podrías deshidratarte.

Regla 2. Mientras te duren las diarreas, evita comidas ricas en fibras y grasa. Son difíciles de digerir y tu tracto gastrointestinal tendrá que trabajar más, dice el Dr. Paul Lachance, profesor de Ciencia de los Alimentos, en la Universidad Rutgers, en Nueva Jersey. Esto quiere decir que debes alejar de tu mesa vegetales crudos, granos enteros, papitas fritas y pasteles de queso. Prepárate una tostada con confitura, una patata asada con crema agria descremada o queso cottage, o cualquier cosa que se digiera con facilidad.

Si estás tomando medicamentos ten precaución, alerta Lanzilloti. "Algunos antibióticos eliminan las bacterias causantes de tu mal y las benignas que ayudan a tu aparato digestivo", explica. "Tomar bastante yogur con cultivos activos puede ayudarte a reabastecerte de ese tipo de bacterias que necesitas."

 

...Viéndolo todo rojo, azul y negro.

Cuando te sientas adolorido (un auto te atropelló por estar mirando a la mujer del vecino) o estés realmente adolorido (el vecino vino a saldar cuentas), las comidas apropiadas pueden ayudarte a volver a la acción. En el caso de un desgarre muscular o de tendones, busca comidas ricas en carbohidratos y proteínas moderadas, recomienda la Dra. Susan Kleiner, nutricionista de Seattle. Es decir frijoles, granos, frutas y vegetales. "Busca una mezcla llena de colorido, que contenga naranja, vegetales de hojas verdes y frutas cítricas", añade. Te proveerán de los antioxidantes necesarios para reparar los daños celulares que ocurren con los desgarres y las lesiones musculares. "La vitamina E es otro antioxidante que puede ayudar a reducir las inflamaciones. Puedes encontrarla en los gérmenes de trigo y aceites vegetales."

Si tuviste una herida o quemadura, recurre a las carnes magras, recomienda el Dr. Thomas Alt, cirujano cosmético de Minneapolis que ha estudiado el papel de la nutrición en la cura de las heridas. "La carne es una de las mejores fuentes de aminoácidos esenciales, indispensables para tu cura". Si a causa de una lesión tienes que estar en cama, comienza a controlar tu consumo de calorías, alerta el Dr. Mel Williams, profesor emérito de Ciencia de los Ejercicios de la Universidad Old Dominion, en Norfolk, Virginia. "Si estás acostumbrado a hacer ejercicios, debes reducir tu consumo normal para evitar engordar", añade.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH