DESCARGA
Síguenos en:

Corrige tus errores de hidratación

POR: Redacción
FECHA:2012-08-29
La hidratación es un factor decisivo a la hora de entrenar, pero muchas veces no se le da la importancia necesaria. Te ayudamos a cuidarte.

Error 1

Ya sea por cuestiones de tiempo, olvido o simplemente porque no deseamos interrumpir nuestro entrenamiento, dejamos de beber agua mientras nos ejercitamos.

Corrígelo La hidratación se hace necesaria después de llevar a cabo cualquier esfuerzo físico, ya que se experimenta una sensación de sed, tras la pérdida de minerales importantes, como potasio y magnesio, por medio de la transpiración (sudoración). Cuando falta el agua, el rendimiento disminuye, debido a que el cuerpo comienza a experimentar debilidad muscular, fatiga y cansancio extremos. Por ello, es esencial que el organismo reciba un equilibrio adecuado entre la pérdida de agua y su inmediata reposición. De lo contrario, la temperatura corporal aumentará, generando mayor esfuerzo y, por ende, menor rendimiento. Por tal motivo resulta fundamental hidratarnos continuamente mientras efectuamos la rutina. Para lograrlo, se sugiere beber agua durante los periodos de descanso entre cada serie.

¿Sabías que... por cada litro de agua que el cuerpo pierde, el ritmo cardiaco aumenta ocho pulsaciones por minuto?

 

Error 2

Beber agua constantemente durante la rutina, aun sin sentir sed.

Corrígelo De la misma manera como resulta dañino no beber agua durante el entrenamiento, hacerlo de modo excesivo puede afectarte, ya que disminuye el rendimiento a la hora de practicar. Además, ingerir demasiada sin tener necesidad podría causar severos problemas a la salud. Tomarla en cantidades extremas, mientras realizamos nuestra rutina, genera agotamiento, así como una sensación de saciedad que nos hace sentir "pesados". De cualquier manera, cuando el consumo de líquidos llega a niveles extremos (hasta seis litros al día) podría estarse hablando de un trastorno mental llamado "potomanía", que puede afectar al cerebro, riñones y músculos. La ingesta de agua recomendable por día es de dos litros. Mientras nos ejercitamos, si se trata de un entrenamiento intenso, constante y con breves tiempos de recuperación, lo más recomendable es un litro como máximo.

¿Sabías que... beber agua en exceso provoca calambres musculares debido a que el número de impulsos nerviosos que llegan al cerebro disminuye hasta 40 por ciento?

 

Error 3

Olvidar hidratarnos antes y después de entrenar. Solo lo hacemos durante el tiempo de entrenamiento.

Corrígelo La hidratación es importante no solo durante, sino antes y después de cada entrenamiento. Previo a cualquier actividad física es necesario hidratar nuestro organismo no solo con agua, sino por medio de alimentos, como las frutas, las cuales también aportan vitaminas y minerales. Algunas personas suelen consumir bebidas con cafeína o endulzantes antes del ejercicio; sin embargo, no es muy recomendable, debido a que en dosis elevadas podrían disminuir sus niveles de energía de manera considerable. Durante el entrenamiento con pesas, el agua es la mejor opción; mientras que las bebidas rehidratantes son más recomendables para actividades aeróbicas, como spinning, baile, cardio, etc. La hidratación con base en licuados de proteína, frutas o cereales son ampliamente recomendables para después de entrenar.

¿Sabías que... si incrementas demasiado la ración de proteína en los licuados que ingieres después de entrenar, corres el riesgo de aumentar la deshidratación?

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH