DESCARGA
Síguenos en:

Dile no a la comida "saludable"

Dile no a la comida
Come barras que no presenten más de 5g de carbohidratos y por lo menos 15g de proteínas.
FOTO:Archivo Mens Health
POR: Casandra Forsythe y Adam Campbell
FECHA:2012-12-25
Que las etiquetas aseguren que son saludables no quiere decir que en realidad lo sean. Aquí, cómo leer más allá del furor publicitario.

CONSIDERA ESTA LÓGICA: a) La comida sin grasa es saludable, b) los dulces no tienen grasa, c) por lo tanto, los dulces son saludables. ¿Tiene sentido? Claro que no, pero es así como algunos fabricantes de estos productos quieren que pienses. Para empezar, el ejemplo abrió con una falsa premisa, ya que el término "sin grasa" por lo general quiere decir "con mucha azúcar" -atributo que convierte a un alimento en cualquier cosa menos algo saludable. ¿Por qué nos importa esto? En fechas recientes, científicos de la Universidad John Hopkins, en Baltimore, determinaron que tener altos niveles de azúcar en la sangre es un factor de riesgo independiente en las enfermedades cardiacas. Por consiguiente, las comidas con alto índice glicémico -azúcares y almidones que elevan la glucosa sanguínea de manera alarmante- son poco beneficiosas debido a su propia naturaleza.

Por desgracia, la lógica errónea de los alimentos no es tan obvia cuando haces las compras fuera del pasillo de los dulces. La razón: escoger los comestibles correctos no es tan sencillo como saber que los frijoles contienen fibra o que las frutas son mejores aliadas para combatir las enfermedades. Después de todo, es común que los fabricantes añadan ingredientes, como el azúcar, para transformar un bocadillo saludable en lo opuesto. Así, muchos de los productos que tú crees que son buenísimos, en realidad no lo son tanto. Por eso hemos hecho la lista de los 12 alimentos "saludables" que puedes -y deberías- mandar al patíbulo.

 

Yogur con fruta

Lo bueno Son dos de los mejores nutrientes que conoce el hombre.

Lo malo Una taza de yogur de moras contiene 36g de azúcar. De esto, la mitad se encuentra en la fruta y el yogur, mientras que el resto son azúcares innecesarios.

La alternativa saludable Siempre será mejor que prefieras el yogur natural y tú mismo lo endulces con una cucharadita de azúcar. De cualquier manera, estarás consumiendo 90% menos carbohidratos.

 

Frijoles dulces

Lo bueno Se trata de cápsulas de fibra. Por lo tanto, proporcionan sensación de saciedad, lo cual desacelera la absorción de azúcar en el torrente sanguíneo.

Lo malo La salsa que los acompaña está preparada con azúcares refinados. Debido a que la fibra se encuentra dentro de los frijoles, estos no tienen la oportunidad de interferir en la rapidez con la que el cuerpo asimila este complemento azucarado. Digamos que una taza de frijoles dulces contiene, por lo menos, 24g de azúcares, es decir, la misma cantidad que tomarías en uno o dos vasos de refresco.

La alternativa saludable Frijoles enlatados, en agua. Así obtienes los beneficios de las leguminosas sin el exceso de azúcar. No necesitas calentarlos, sólo abre la lata, enjuágalos y acompáñalos con picante para variar el sabor.

 

Rollo California

Lo bueno Las algas marinas ofrecen nutrientes esenciales como el yodo, selenio, calcio y ácidos grasos Omega 3.

Lo malo Este alimento es prácticamente un cubo de azúcar japonés, porque sus otros componentes son arroz blanco y surimi: ambos alimentos son portadores de carbohidratos de fácil digestión, además de que tienen muy pocas proteínas.

La alternativa saludable El sushi de verdad, preparado con atún o salmón, ya que estos alimentos brindan menos carbohidratos malos y, además, proveen de una considerable cantidad de proteína de calidad. Sería mucho mejor si te olvidaras del arroz y ordenaras un sashimi.

 

Barras de granola

Lo bueno Al estar hechas con avena, se trata de productos que registran alto valor nutrimental, además de un generoso contenido de fibra.

Lo malo El pegamento que une las hojuelas está, con frecuencia, hecho a partir de jarabe de maíz de alta fructosa, miel o incluso malta. Todos estos son capaces de elevar rápida y cruelmente los niveles de azúcar en tu torrente sanguíneo.

La alternativa saludable Come barras bajas en azúcar que no presenten más de 5g netos de carbohidratos y por lo menos 15g de proteína.

 

Ensalada de pasta

Lo bueno Casi todas incluyen una buena porción de vegetales frescos.

Lo malo El ingrediente principal es la pasta de harina refinada, pariente cercana del pan blanco.

La alternativa saludable La ensalada de huevo no tiene impacto alguno en la química sanguínea. Por si fuera poco, un reporte de la Universidad de Connecticut reveló que no hay relación entre el consumo de huevo y las enfermedades del corazón.

 

Bisquets

Lo bueno Una pieza cuenta con 50% menos calorías que las que puedes encontrar en dos rebanadas de pan.

Lo malo La mayoría de los bisquets no sólo aumentan el índice de azúcar en la sangre. También carecen de fibra, proteína y vitaminas. Son un verdadero almacén de calorías.

La alternativa saludable La versión 100% integral es un buen comienzo, pero nos gusta más la que está fabricada con granos germinados, pues no contiene harina pero sí una bomba de nutrientes. Hay marcas que suelen tener hasta 30% más de proteína en comparación con las tortitas integrales.

 

Crutones

Lo bueno Son pequeños, por lo que aportan muy pocas calorías extra.

Lo malo Casi todos los crutones ofrecen un índice glicémico tan alto como el azúcar.

La alternativa saludable Almendras tostadas, en rebanadas. Son crujientes, libres de azúcar y con grasas monoinsaturadas. De hecho, investigadores de Harvard estiman que al sustituir los carbohidratos por una cantidad equivalente de oleaginosas (nueces) se reduce 30% el riesgo de padecimientos cardiacos.

 

Aderezos sin grasa

Lo bueno Un aderezo sin grasa tiene menos calorías que uno normal.

Lo malo Se les agrega azúcar para mantener el sabor. Aunque tal vez importa más que la ausencia de grasa disminuya la capacidad del cuerpo para absorber los nutrientes de los alimentos que estás aderezando. Investigadores de la Universidad de Ohio observaron que al consumir aderezo con un contenido normal de grasa se asimila 15 veces más betacaroteno y cinco veces más luteína -poderosos antioxidantes- que con la versión baja en grasa.

La alternativa saludable Es mejor que consumas aderezos normales, elaborados a base de aceite de oliva o de canola, pues aportan menos de 2g de carbohidratos por porción.

 

Coctel de frutas

Lo bueno El ingrediente principal de este producto son las frutas, que, como todo el mundo sabe, son abundantes en vitaminas. Cualquier cosa que contenga frutas también suministra vitaminas.

Lo malo Si no pones atención, podrías llevarte la variante acompañada de almíbar. 1?2 taza de esta provee alrededor de 23g de azúcar añadida.

La alternativa saludable Es mucho mejor que prefieras las frutas en conserva y evites, a toda costa, el peligroso almíbar.

 

Crema de cacahuate baja en grasa

Lo bueno Incluso la versión baja en grasa presenta una sustanciosa ración de grasas monoinsaturadas, las cuales son muy benéficas para el corazón.

Lo malo La mayoría de las marcas comerciales la endulzan con azúcar glass, que es el mismo que se emplea para decorar algunas galletas y pastelillos. En realidad, de cada cucharada de crema de cacahuate, una sexta parte es únicamente azúcar. En este caso, si es bajo en grasa es peor, ya que eso se traduce en menos grasa saludable y, por supuesto, más azúcar.

La alternativa saludable Lo ideal es que consumas la crema de cacahuate natural, con todo y su grasa. Siempre será mejor que el azúcar extra.

 

Pretzels

Lo bueno 30g tienen solamente 110 calorías

Lo malo A estos retorcidos y ligeros bocadillos los caracteriza uno de los índices glicémicos más altos en la historia. Comprobado: son mucho más efectivos que el helado y las gomitas para elevar la glucosa en la sangre.

La alternativa saludable Tostadas de queso. Están hechas con trocitos de queso horneados, igual de crujientes que una tostada.

 

Aceite de maíz

Lo bueno Aceite bastante rico en ácidos grasos Omega 6, bastante recomendables para controlar el colesterol malo en el torrente sanguíneo de tu organismo.

Lo malo Contiene 60 veces más ácidos Omega 6 que Omega 3, el cual está disponible en la mayoría de los pescados, nueces y también en la linaza. Estudios recientes afirman que existe una clara relación desproporcionada entre el consumo de estos ácidos grasos y un aumento en el riesgo de padecer problemas como obesidad, artritis e incluso algunos tipos de cáncer.

La alternativa saludable Aceites de oliva o de canola, estos reportan una relación mucho más saludable entre las dos variantes de ácidos grasos.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH