DESCARGA
Síguenos en:

Escógelas bien

POR: Matt Kadey y Clint Carter
FECHA:2013-01-01
Las frutas y verduras más ricas y nutritivas son fáciles de encontrar, si sabes dónde buscar. Ésta es la guía que necesitas.

La mejor no siempre es la más bonita. Las imperfecciones pueden ser atractivas y un indicio de sorprendente dulzura. Hablamos de comida, por cierto. Existen muchos supermercados que venden frutas y verduras cultivadas no sólo para que sepan bien, sino para que el tiempo de cosecha, entrega y venta y continúen en buena forma; sin embargo les falta sabor. Uno quiere que la fruta sea naturalmente voluptuosa; la hija del granjero, no la estrella porno operada. Usa tus sentidos. Observa: Las frutas y verduras tienen forma irregular y sin manchas. Toca: Las frutas y verduras pesadas y firmes con la piel estirada son las más frescas. Huele: se puede saber si están maduras a través del olfato. Compra las frutas y verduras de estación, pues saben mejor y son más baratas. Le pedimos a Aliza Green, autora de Field Guide to Produce, que nos dijera cuál es la clave para encontrar las mejores.

 

Kiwis

Un kiwi maduro será dócil al tacto. Evita los aguados o arrugados con un olor desagradable.

Temporada Todo el año

Almacenamiento Déjalos a temperatura ambiente para que maduren. Para acelerar el proceso, coloca los kiwis dentro de una bolsa de papel con una manzana o un plátano maduro. Una vez que ya estén listos, refrigéralos hasta una semana dentro de una bolsa de plástico.

Recompensa 65% más vitamina C de la que tiene una naranja.

 

Berenjena

Debe estar pesada y tener la piel firme y brillante. Cuando la presiones, debe regresar a su forma y no estar esponjosa. El tallo tiene que ser color verde brillante.

Temporada De agosto a septiembre

Almacenamiento Mantenla en un lugar fresco (no lo metas al refrigerador) hasta tres días. Las berenjenas son sensibles al frío y no se conservan bien.

Recompensa El ácido clorogénico, que acaba con los radicales libres.

 

Papayas

Busca las que comiencen a tornarse amarillas y que cedan un poco cuando las aprietes con suavidad.

Temporada De junio a septiembre

Almacenamiento Mantenlas en un lugar fresco hasta tres días (no refrigeres) hasta tres días. Las papayas verdes deben madurar a temperatura ambiente en un lugar oscuro hasta que aparezcan las manchas amarillas.

Recompensa Mucha fibra y vitaminas C, A, E y K

 

Peras

Deben despedir una fragancia agradable y un poco de suavidad al final del tallo. Un poco de decoloración es aceptable.

Temporada de agosto a marzo

Almacenamiento Deja que maduren a temperatura ambiente en una holgada bolsa de papel.

Recompensa Fibra y vitamina C, si las comes con cáscara.

 

Champiñones botón

Escoge sombreros que no estén magullados o llenos de puntos negros y suaves. ¿Conseguiste abiertos con laminillas visibles? Disfrútalos pronto.

Temporada De septiembre a marzo

Almacenamiento Espárcelos en una superficie plana, cúbrelos con una toalla de papel húmeda y refrigera de tres a cinco días.

Recompensa Un estudio sugiere que los polisacáridos en los botones de champiñones blancos pueden potenciar la inmunidad y combatir tumores.

 

Pimientos campana

Deben tener suficiente altura para y tener exteriores sin arrugas además de colores brillantes. El tallo deber ser de un color verde brillante.

Temporada Todo el año

Almacenamiento Refrigera en el compartimiento de verduras hasta dos semanas.

Recompensa Son ricos en antioxidantes, especialmente vitamina C. Los pimientos amarillos van a la cabeza.

 

Arándanos

Los mejores son azules, gorditos y uniformes, con piel firme y escarcha apagada.

Temporada De mayo a octubre

Almacenamiento Colócalos sin lavar en un contenedor hermético y refrigera de cinco a siete días.

Recompensa Tienen más antioxidantes combatientes de enfermedades que la mayoría de las frutas comunes.

 

Brócoli

Busca tallos rígidos con brotes firmes verde profundo o un matiz morado. No escojas los que estén amarillentos, pues saben más amargos.

Temporada De octubre a abril

Almacenamiento Refrigera dentro de una bolsa de plástico hasta una semana.

Recompensa El sulforafano que combate al cáncer.

 

Espárragos

Compra los verdes que tienen brotes firmes con tintes morados. Los delgados son dulces y tiernos.

Temporada De febrero a junio

Almacenamiento Retira los extremos. Colocalos de forma vertical en un poco de agua en un contenedor alto; cubre la parte de arriba con una bolsa de plástico. Cocina en unos pocos días.

Recompensa El ácido fólico, que podría proteger al corazón.

 

Alcachofas

Busca las verde oscuro, pesadas, con las hojas firmes y cerradas que hagan ruido cuando las juntas.

Temporada De marzo a mayo

Almacenamiento En el refrigerador, dentro de una bolsa de plástico, hasta cinco días.

Recompensa La más alta capacidad antioxidante de la mayoría de las verduras comunes.

 

Jitomates

Prefiere los pesados con un color rico y sin arrugas, grietas, magulladuras o puntos suaves. Deben ser un poco flexibles.

Temporada De junio a septiembre

Almacenamiento Nunca en el refrigerador; el frío destruye el sabor y la textura. Mantenlos lejos de la luz solar directa hasta una semana.

Recompensa El licopeno para la salud de la próstata.

 

Uvas

Escoge las gorditas que no tengan arrugas y estén firmemente sujetas al tallo. Un polvo blanco plateado significa que se van a mantener frescas más tiempo. Las uvas verdes con un matiz amarillo son las más dulces.

Temporada De mayo a octubre

Almacenamiento Conservalas sin lavar, dentro de un tazón poco profundo en el refrigerador, hasta una semana.

Recompensa El resveratrol, que puede proteger contra enfermedades cardiovasculares.

 

Lechuga romana

Escoge la que tenga hojas crujientes, sin orillas cafés ni manchas de óxido.

Temporada Todo el año

Almacenamiento Refrigera de cinco a siete días dentro de una bolsa de plástico.

Recompensa Vitamina K, que se necesita para la coagulación y la salud ósea.

 

Duraznos

Los buenos tienen un aroma frutal y tonalidad entre amarilla y crema. Están maduros cuando ceden a una presión suave.

Temporada De mayo a octubre

Almacenamiento Deja afuera los que aún no están maduros, a temperatura ambiente. Los maduros van en el refrigerador, pero cómetelos a los dos o tres dí

Recompensa Vitamina C, betacaroteno, fibra, potasio.

 

Piña

Busca las que tengan hojas verdes llenas de vida, un poco de suavidad en la fruta y una fragancia dulce en la punta del tallo. Evita la fruta esponjosa.

Temporada De marzo a julio

Almacenamiento Si no está madura, mantenla a temperatura ambiente de tres a cuatro días hasta que se suavice y despida un aroma a piña. Refrigera hasta cinco días.

Recompensa La niacina que ayuda a la piel y te da salud de soldado, y manganeso para los huesos.

 

Fresas

Busca los frutos intactos color rojo brillante que se extienda hasta el tallo y un fuerte aroma afrutado. No deben estar ni duras ni aguadas.

Temporada De abril a septiembre

Almacenamiento Colócalas sin lavar en una sola capa sobre una toalla de papel dentro de un contenedor cubierto.

Recompensa La mayor cantidad de vitamina C de todo este tipo de frutos que se comen comúnmente.

 

Sandía

Levántala; tiene que estar libre de cortadas y de áreas sumidas. La piel debe ser pálida, con un fondo color crema y amarillo. Al golpearla con la mano abierta debe producir un sonido hueco.

Temporada De junio a agosto

Almacenamiento Mantenla entera en el refrigerador hasta una semana para prevenir que se seque la carne y se torne fibrosa.

Recompensa La citrulina, un aminoácido que puede ayudar a mejorar la circulación sanguínea.

 

Frambuesas

La frambuesa gordita y seca es la mejor, escoge las de buena forma y un color intenso y uniforme.

Temporada De mayo a septiembre

Almacenamiento Sin lavar, en una sola capa sobre una toalla de papel. Cubre con una toalla húmeda y refrigera de dos a tres días.

Recompensa Más fibra (ocho gramos por taza) que cualquier otro fruto comestible de este tipo.

 

Ejotes

Los buenos ejotes tienen una superficie suave y llena de vida. Los mejores son delgados, jóvenes y aterciopelados y truenan al doblarlos con suavidad.

Temporada De mayo a octubre

Almacenamiento Refrigéralos sin lavar dentro de una bolsa abierta hasta una semana.

Recompensa La fibra (casi cuatro gramos en cada taza), que está asociada con un menor riesgo de mortandad por toda causa.

 

Aguacates

Escoge los firmes que no tengan áreas sumidas, ni puntos aguados y de apariencia de cera en lugar de brillante. Sacúdelo, si cascabelea quiere decir que el hueso ya se desprendió de la carne. Eso no es bueno.

Temporada Todo el año

Almacenamiento Para que maduren, colócalos dentro de una bolsa de papel y guarda a temperatura ambiente de dos a cuatro días. Agrega una manzana a la bolsa para acelerar el proceso. Los maduros pueden meterse al refrigerador hasta una semana.

Recompensa Grasa monoinsaturada que ayuda a reducir los niveles de colesterol.

 

Hierbas al rescate

Las hierbas frescas escogidas con cuidado mejoran el sabor de los platillos y añaden un toque nutricional.

Tomillo Si requieres tomillo fresco, usa la variedad molida. Sólo una cucharadita contiene más de 20% de tus necesidades diarias de hierro. Prueba esto: El tomillo combina bien con carne asada y verduras, con salsa de jitomate y con huevos revueltos.

 

Romero Investigadores japoneses aseguran que el ácido carnósico, encontrado en el romero, puede ayudar a prevenir el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y la de Parkinson. Prueba esto: Mezcla romero picado, ajo, jugo de limón y aceite de oliva para marinar para carnes y verduras.

 

Cilantro Varios estudios sugieren que las semillas de coriandro, el fruto de la planta de cilantro, podrían coadyuvar en el tratamiento contra la diabetes y promover la salud cardiovascular. Prueba esto: Haz una salsa con jitomate, cebolla y un chile jalapeño, picados, y mezcla con un puño de cilantro.

 

Orégano Gramo por gramo, tiene dos veces más actividad antioxidante para combatir el cáncer que las moras azules. Prueba esto: Agrega partes iguales de perejil y orégano fresco a la licuadora y sirve lentamente aceite de oliva o de canola mientras está licuando. Cuela y usa la infusión de aceite para bañar pescado

 

Estragón De acuerdo con varias investigaciones, el extracto de estragón puede ayudar en el tratamiento de la diabetes al mejorar la sensibilidad a la insulina y, probablemente, destruya las baterías que provocan úlceras. Prueba esto: Prepara un surtido de verduras a la parrilla, cebollas, pimientos, calabaza, espárragos y ,salpícalas con queso fresco de cabra, estragón, jugo de limón y aceite de oliva.

 

Salvia La salvia tiene ácido romérico que beneficia al hígado al protegerlo de la oxidación. Prueba esto: Para una salsa rápida de pasta, derrite un trozo de mantequilla en una sartén hasta que quede dorada, luego agrega un puñado de hojas de salvia enteras. Sirve con queso o ravioles de calabaza.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH