Ir

Corre en caminadora sin odiarlo

como correr mejor en la caminadora
FOTO:iStock
POR: Lisa Jhung para Runner’s World /FECHA:20 de diciembre de 2016
Sigue los trucos de un tipo que corrió 80 kilómetros en una para llevar tu entrenamiento bajo techo al siguiente nivel.

Jacob Puzey de 33 años, acaba de imponer un récord de velocidad al correr 80 kilómetros en 4:57:45. Lo más impresionante (casi tanto como el récord), sin embargo, es que corrió casi cinco horas seguidas en una caminadora.

 

El ultramaratonista y coach canadiense indica que hace “un par de entrenamientos a la semana” en una caminadora, incluyendo una carrera ocasional de 35 kilómetros (la cual le toma casi dos horas).

 

“Me gusta correr en la caminadora debido a que puedes hacer entrenamientos de calidad sin los problemas de seguridad a los que te expones al correr en las calles durante el invierno”, explica. Sin duda, Puzey sabe cómo disfrutar una máquina que a la mayoría de las personas les parece aburridísima. Estos son sus consejos:

 

Relacionada: Rutina para fortalecer las pantorrillas.

 

PIENSA EN LA CALIDAD

 

Utiliza la caminadora para tus entrenamientos de calidad, como carreras progresivas o fartleks. Para las carreras progresivas, Puzey recomienda empezar a un paso realmente suave e ir incrementando la velocidad gradualmente.

 

“Yo comienzo corriendo a 12 kilómetros por hora y llego a 20 kilómetros por hora, en el transcurso de entre 60 y 90 minutos o de una distancia de entre 15 y 16 kilómetros”, explica. Para fartleks, recomienda calentar a un paso suave, luego esforzarte durante uno o dos minutos con uno o dos minutos a paso suave en medio.

 

“Dale prioridad a los tiempos que utilizas la caminadora y te pondrás muy en forma”, agrega. (Además, esforzarte mucho en la banda hace que el tiempo vuele).

 

APROVECHA LA TECNOLOGÍA

 

Puzey reconoce los beneficios de la tecnología y es fan de ver la televisión cuando le tocan distancias largas en la caminadora.

 

“Cuando me toca correr los 35 kilómetros, me la paso cambiando canales”. “Además, tengo pensado ver la ruta del Maratón de Bostón muchas veces para prepararme desde la comodidad de mi casa”.

 

Relacionada: Como blindar tus rodillas para evitar lesiones.

 

PRÉNDETE

 

Además de tecnología de video, invierte en unos buenos audífonos y súbele al volumen. Durante su record de 80 kilómetros, Puzey escuchó desde Bob Marley o Israel Kamakawiwo’ole, hasta cosas con más ritmo.

 

“El ritmo de Lose Yourself de Eminem, es exactamente el que yo quiero mantener cuando corro”, asegura.

 

DIVIDE TUS CARRERAS

 

“No tienes que hacer carreras muy largas para obtener los beneficios”, indica Puzey.

 

Dividir tu distancia en dos sesiones al día puede hacer de esta (y del tiempo que pasas en la caminadora) algo mucho más soportable.

 

Puzey señala que las sesiones dobles en caminadora funcionan para cerrar bien el día y mantiene tu tasa metabólica en descanso más alta que si solo hicieras una sesión.

 

Relacionada: Rutina para fortalecer (y agrandar) los glúteos.

 

APRECIA TU PROPIA ESTACIÓN DE ABASTECIMIENTO

 

Una de las ventajas de las caminadoras es que puedes llenar el panel que tienes frente a ti de comida y líquidos. “No tienes que cargar nada que afecte tu tiempo, ni dejar acomodadas cosas estratégicamente en la ruta, esperando que estén ahí cuando llegues”, dice Puzey.

 

“Además, puedes entrenar a tu sistema para que coma y consuma los líquidos, más consistentemente en la caminadora. Esto te será de mucha utilidad el día de la carrera, sobre todo si la distancia que vas a correr requiere de una recarga de combustible”.

 

APRENDE A QUERERLA

 

“Cuando aprendes a solo estar en la caminadora, no habrá muchas excusas sobrantes para no entrenar”, asegura Puzey. Correr en la banda te libra de muchas distracciones y variables que puede interferir en tu manera de moverte o con tu carrera, lo cual te permite realmente conectarte con tu cuerpo.

 

“Me gusta concentrarme en mi zancada, ritmo y respiración cuando corro en la caminadora”, agrega. “Si es posible, corro frente a un espejo para asegurarme que mi braceo es eficiente. Cuando empecé a correr tenía una forma terrible. Con los años y a través de la práctica en la caminadora, me he vuelto un corredor más eficiente.”

+El componente se verá cuando la nota esté publicada.
MH- Comenta esta Nota