DESCARGA
Síguenos en:

Come más y adelgaza

POR: Redacción
FECHA:2012-06-13
Incluye este menú para hacer tu día más saludable y acelerar tu metabolismo. Te aseguramos que rendirás al máximo.

6:30 am

Cuando despiertes, toma una vaso de leche descremada. La proteína te dará energía, disminuirá tu apetito y te preparará para un desayuno de carbohidratos bajos en glucosa para que te proporcione energía duradera.

 

7:00 am

Come temprano, de lo contrario estarás condenado a consumir grandes cantidades de calorías y grasa. Ingiere avena alta en fibra. Agrega azúcar masacabada o pedazos de melón para darle sabor y buena consistencia.

 

10:30 am

Sírvete un poco de fruta (una pera o manzana, por ejemplo). La idea es que nunca tengas hambre.

 

12:30 pm

Las comidas de mediodía deben contar con muchas proteínas para mantenerte mentalmente alerta y así evitar el sopor de la tarde. Tus opciones son pescado, pollo o frijoles.

 

4:00 pm

A media tarde es cuando llegan los antojos vespertinos. Cualquier grasa que comas activará tu apetito por una cena alta en grasas. Come alguna porción alta en fibra que te proporcione algo de proteína. Una inversión de 200 a 400 calorías pueden prevenir 1000 más tarde. Nuestra opción favorita es una quesadilla con tortilla integral de frijoles negros, aunque también puedes comer una taza de plátano con avena y yogur bajo en grasa, o sopa de frijoles. Las sopas deshidratadas son excelentes para llevártelas a donde quieras (sólo cuida el sodio). Ideal para los vuelos.

 

7:00 pm

Al salir a cenar, devuelve la canasta de pan y comienza con una entrada alta en proteína, como por ejemplo un coctel de camarón. O simplemente sáltate el plato fuerte y pide pescado al vapor. Esto te ayudará a dominar tus ganas por comer como cerdo mientras tomas ventaja del efecto de satisfacción de las proteínas. Una vez que lo pruebes tu apetito comenzará a disminuir. Para terminar, come carne sólo para acompañar vegetales.

 

8:30 pm

Tal vez te den ganas de probar dulces después de la cena. Es normal. Si lo ignoras el antojo desaparecerá. Pero si te mueres por probar un dulce, cómete un chocolate pequeño de leche. Uno solamente.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH