Ir

Siete efectivas formas de mejorar tu recuperación

POR: Men's Health /FECHA:7 de noviembre de 2017
El sueño es el mejor aliado de tu entrenamiento, ¡no lo tomes a la ligera!

Para los hombres que practicamos deporte con frecuencia, el descanso diario es fundamental para que el cuerpo se recupere: a nivel físico (para que tus músculos se regeneren) y también a nivel mental.

 

La intensidad del entrenamiento determina cuántas horas debes dormir. Así que, si has practicado ejercicio intenso, dormirás más horas que cuando realizas una rutina menos demandante. Sabemos que un adulto debe dormir alrededor de ocho horas diarias, pero si eres deportista de alto rendimiento, será necesario que duermas entre 10 y 12 horas cada noche; y si practicas deporte moderado, con ocho horas tendrás la dosis adecuada para que tus músculos se recuperen al igual que tus ánimos.

 

Si bajas de este rango de horas sueño, será casi imposible alcanzar tu potencial máximo durante los entrenamientos. Por eso, te compartimos algunos consejos para que descanses de maravilla y recuperes toda tu energía para seguir entrenando.

 

1. Evita ingerir alimentos o sustancias estimulantes, como alcohol, café y tabaco.

 

2. Procura tener una cena ligera.

 

3. Realiza ejercicio al menos cuatro horas antes de acostarte.

 

4. Mantén un ambiente adecuado, la habitación limpia, templada y ventilada. Procura apagar la luz y dormir enseguida, para evitar distractores.

 

5. Baja el consumo de hidratos de carbono, azúcares y líquidos antes de acostarte.

 

6. Justo antes de dormir evita leer, ver la televisión o usar laptop.

 

7. Mantén horarios, rutinas o patrones para tu descanso, la hora en la que duermes y en la que debes despertar.

 

Si tienes problemas para conciliar el sueño, también puedes probar Sub-Z®, que está indicado como un estabilizador fisiológico del sueño en pacientes con insomnio inicial, insomnio medio (despertares espontáneos), insomnio terminal (dificultad para mantener el sueño) y corregir los ciclos de sueño ocasionados por cambios de horario en viajes (jet-lag).

 

Con lo anterior, seguro logras descansar adecuadamente. Y cuando te digan que eres un dormilón, no tendrás más remedio que aceptarlo, pues dormir es parte de tu entrenamiento.

 

 

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota