Ir

Comer demasiado rápido te engorda y daña tu corazón

comer rapido es malo para la salud
FOTO:iStock
POR: Alisa Hrustic /FECHA:28 de noviembre de 2017
Un nuevo estudio destaca la importancia, para tu salud y tu cintura, de tomarte tu tiempo para comer.

Puede que quieras pensarlo dos veces antes de empujarte la cena a velocidad de la luz: según una investigación preliminar, presentada en la última Sesión Científica de la Asociación Americana del Corazón de Estados Unidos, comer rápido es malo para la salud, no solo te hace subir de peso, sino que también puede llevarte a padecer problemas del corazón.

 

Para el estudio, investigadores japoneses le dieron seguimiento a más de mil personas, durante cinco años. Se les realizó un examen médico a los participantes al principio del estudio, en 2008, y al final, en 2013. Asimismo, contestaron encuestas sobre su dieta, el ejercicio y su historial médico.

 

 

Luego de identificar a los participantes como comedores lentos, normales o rápidos, los investigadores encontraron que aquellos que se empujaron la comida rápidamente, fueron más propensos a ganar peso y a tener un nivel de azúcar en la sangre más alto, así como mayores niveles de colesterol ‘malo’.

 

Los comedores rápidos también fuero doblemente más propensos a desarrollar síndrome metabólico (conjunto de trastornos que aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, un derrame cerebral y diabetes), en comparación con quienes comieron a velocidad normal.

 

Esto se debe a que comer rápido puede provocar fluctuaciones en el nivel de azúcar en la sangre, lo que puede llevar a padecer resistencia a la insulina, indicó en un comunicado de prensa, el médico Takayuki Yamaji, autor del estudio. Esto significa que es muy difícil para tu cuerpo absorber la glucosa en tu sangre, por lo que eventualmente, necesitarás más y más insulina para que las células absorban la glucosa, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de los Estados Unidos.

 

Con el tiempo, esto se puede convertir en diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovascular, debido a que los altos niveles de azúcar en la sangre pueden dañar tus nervios y los vasos sanguíneos.

 

Por el contrario,  según investigaciones previas, quienes comen despacio, tienen menos probabilidades de ser obesos.

 

Pero, ¿por qué tomarte tu tiempo para comer te puede ayudar? Masticar de manera consciente la comida, de hecho manda señales de saciedad a tu cerebro, asegura la doctora Kathleen Melanson, de la Universidad de Rhode Island, quien también ha estudiado los efectos de la velocidad al comer en el peso.

 

Trata de hacer esto

 

Mastica la comida lo suficiente para convertir tu bocado en una masilla de consistencia suave y libre de grumos. Al tragarla, espera a que llegue al estómago, haz una respiración y ve por el segundo bocado. 

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota