Ir

Cómo evitar los ruidos en el estómago

como evitar ruidos en el estomago
FOTO:iStock
POR: Elizabeth Millard /FECHA:28 de noviembre de 2017
¿Por qué siempre pasa durante las juntas en la oficina?

No tienes hambre, pero ocurre de cualquier manera, ese feroz rugido que hace tu estómago y que además, tiende a interrumpir los silencios en la sala de juntas de la oficina. O durante una primera cita o entrevista de trabajo. Básicamente, tu estómago parece que espera los momentos en los que te puede avergonzar más para tratar de comunicarse con alguna ballena a kilómetros de aquí.

 

Al menos, ese ruido tiene un nombre chistoso. Formalmente conocido como borborigmo, el gruñido del estómago es un proceso fisiológico normal, según el médico Anish Sheth, jefe de gastroenterología en el Centro Médico de la Universidad de Princeton.

 

RELACIONADA: ¿Por qué tu estómago hace ruido cuando tienes hambre?

 

“Cuando no hemos comido en algún tiempo, nuestro intestino activa un proceso de “limpieza del hogar” que elimina los restos que quedan,” señala.

 

Este rápido proceso de barrido de los intestinos se conoce como complejo motor migrante (CMM) y es la manera en que tu cuerpo prepara los intestinos para el próximo alimento. La manera en que el MMC funciona es empujando aire y líquido hacia abajo.

 

Así que, básicamente, es la manera en que tu cuerpo jala la cadena del excusado. Es un útil mecanismo de limpieza, pero, al igual que el de tu baño, no es silencioso.

 

Aunque hemos asociado el sonido con tener hambre, no siempre es el caso, señala el doctor Sheth. Puede que notes que el molesto ruido en el estómago ocurre en los momentos más inoportunos, por la tarde, un tiempo después de haber comido, pero no el suficiente como para estar muriendo de hambre.

 

Afortunadamente, hay una manera sencilla de arreglarlo, sugiere: simplemente como un snack. Incluso algunos bocados de comida pueden detener este proceso de limpieza, asegura Sheth. El agua u otros líquidos pueden funcionar, pero no tan rápido como la comida.

 

RELACIONADA: 6 Leyendas urbanas de la salud que de hecho son verdad.

 

¿Qué no funciona? Sumir y apretar el estómago o aguantar la respiración, lo que a veces hacemos instintivamente cuando queremos evitar el ruido. De hecho, esto puede empeorar la situación, debido a que haces más complicado el paso del aire.

 

Una mejor solución para ese molesto e inoportuno ruido sería que comieras algún snack, especialmente algunas horas antes de tu próximo alimento.

 

Asimismo, aunque el borborigmo es inofensivo, pon atención en caso de que el ruido esté acompañado con cambios digestivos. Por ejemplo, si está acompañado de acidez, náuseas, gases en exceso, estreñimiento o diarrea y si estos síntomas duran más de un par de semanas, visita a tu gastroenterólogo. 

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota