DESCARGA
Síguenos en:

La vida después de la operación de rodilla

POR: Reuters
FECHA:2011-10-19
Tras una operación de rodilla, la mitad de las personas que practicaban un deporte de competición no puede volver a rendir igual.

Tras una operación de reconstrucción de rodilla, la mitad de las personas que practicaban un deporte de competición o como aficionados no puede volver a rendir como lo hacía antes de pasar por el quirófano, según un estudio australiano.

De los más de 300 hombres y mujeres que habían sido operados, una tercera parte dejó de practicar deporte del todo y 68 que seguían activos no jugaban tan bien como antes, según reportaron los investigadores en el American Journal of Sports Medicine.

El ligamento anterior cruzado (LAC) es el ligamento dentro de la rodilla que mantiene la articulación estable. Cada año se producen unas 150.000 lesiones de LAC en Estados Unidos.

"Menos del 50 por ciento de la muestra del estudio había vuelto a practicar deporte a su nivel anterior a la lesión o vuelto a participar en deportes competitivos cuando se los encuestó entre dos y siete años después de la cirugía de reconstrucción de LAC", escribió Clare Ardern en la Universidad de La Trobe, en Victoria, Australia, quien dirigió el estudio.

Ardern y sus colegas siguieron a más de 300 hombres y mujeres durante entre dos y siete años. Los participantes habían jugado a fútbol australiano, a baloncesto, a 'netball' (un deporte femenino parecido al baloncesto) o al fútbol antes de ser operados.

Unos 39 meses después de la operación, 208 de 314 seguían jugando, dijeron los investigadores. De los 208, 68 dijeron jugar a un menor nivel que antes de la lesión y 140 informaron que lo hacían más o menos igual. Los otros 106, o dejaron de practicar un deporte o no terminaron el estudio.

"Aunque casi todos volvieron a practicar algún tipo de deporte, no jugaron de manera continua durante muchos años después de la operación", dijo Ardern a Reuters Health por correo electrónico.

También destacó que podría haber otros motivos por los que la gente deja de practicar deporte, como el temor a volver a lesionarse o una menor confianza en su rendimiento.

De las 196 personas que jugaban deportes competitivos antes de la lesión, 91 volvieron a su deporte competitivo.

"Esta es una lesión importante", dijo Edward McDevitt, portavoz de la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos, que no formó parte del estudio.

"Muchos deportistas que escogen la cirugía tienen por delante un camino largo y difícil. Si no estás dispuesto a hacerlo, quizá lo mejor sea ponerte una rodillera", agregó.

(Reporte de Linda Thrasybule en Nueva York; Traducido por Teresa Larraz en la Redacción de Madrid; Editado por Lucila Sigal)

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH