DESCARGA
Síguenos en:

Cómo ser más seguro de ti

Cómo ser más seguro de ti
Caminar erguido es signo de confianza.
FOTO:Getty Images
POR: Redacción
FECHA:2012-06-15
Camina sobre este planeta como si fueras el único. Te damos las bases para que conquistes a tu mundo con confianza en ti.

1 Autocontente. No te desahogues con los demás por cada contrariedad que tengas ni pidas consejo para todo. Confía en tu intuición y así la desarrollarás. Si estás en una situación totalmente nueva pide consejo a alguien de tu confianza.

 

2 Ten detalles con la gente que te atiende. No te sentirás apenado por no haber sido tomado en cuenta, el tipo de la barra estará agradecido por tu propina y la mujer a la que le invitaste esa bebida, por no tener que esperar mucho frente por su cosmopólitan.

 

3 Llámalos por su nombre. Reforzarás la atención que sienten con tu tranquilo contacto visual a sus ojos.

 

4 Reconócete como humano. No pienses que eres perfecto, ni te tomes demasiado en serio. Aprende a reírte de ti. Si tienes un defecto evidente (físico o no) que no puedes cambiar, critícalo casualmente tú mismo antes de que otros lo hagan, pero no por autocompasión, sino con buen humor.

 

5 Muéstrate amable. No esperes que el otro lo haga primero, al darle confianza se romperá el hielo pronto y te mostrarás como alguien con iniciativa. No temas empezar las conversaciones con clichés. De comentar las noticias puedes descubrir que compartes el gusto por un libro o una película con tu interlocutor y más tarde bromear sobre un compañero de trabajo. Da el paso correcto.

 

6 No te avientes como "El Borras". Te interesa ligar pero antes de seductor podrías ser simpático. Hazte su amigo, platícale algo y analiza la retroalimentación no verbal que te envía antes de pasar a lo que quieres.

 

7 Sé emotivo. Expresa tus opiniones sin imponerlas y regala algunos cumplidos que te nacen a la gente sin adularla, sino siendo natural y oportuno.

 

8 Sé honesto. Es demasiado evidente cuando inventas anécdotas o las maquillas, así como tus motivos. Si no sabes qué decir, es mejor mantenerte callado. En una relación, sé tú mismo desde el principio. Las máscaras son señal de inseguridad y tarde o temprano se dará cuenta el mundo.

 

9 Sé positivo. Juzgar a los demás habla más de tus defectos que de los suyos. Cuidado.

 

10 Reconoce tus herramientas. Si necesitas algún hábito o truco para sentirte a gusto contigo, aprópiate de ellos. Una dieta, otro antitranspirante o crema antibrillo, una maestría, un curso de idiomas. Lo que te haga sentir bien sobre ti mismo.

 

11 Corta la compulsión. Porque una mujer no te haya regresado la mirada, no significa que todas harán lo mismo. Mejor pregúntate si realmente alcanzó a verte, si está casada. Así no permitirás pensar compulsivamente en un supuesto fracaso.

 

12 Habla claro. En una exposición, presentación en público o una simple charla con tus suegros, si tienes claras las ideas de lo que quieres decir (qué, cómo, cuándo, dónde) ya estás del otro lado. Todos perdonarán tu camisa no está bien planchada.

 

13 Combate la ansiedad. Si ante la presión por tomar alguna decisión te vuelve muy ansioso, remítete a un sistema más objetivo. Escribe los pros y los contras de cada decisión y ponle una calificación del uno al 10. También puedes calmar tus nervios con yoga o ejercicios de respiración.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH