DESCARGA
Síguenos en:

La verdad tras tus lesiones

La verdad tras tus lesiones
Aún así, no dejes de consultar a un especialista.
FOTO:Craig Cutler
POR: Jordan D. Metzl y Mike Zimmerman
FECHA:2012-09-07
Algunos casos de daño corporal ocasionado por el deporte pueden ser curados -o prevenidos- al revelar sus causas ocultas.

Algunos casos de daño corporal ocasionado por el deporte pueden ser curados -o prevenidos- al revelar sus causas ocultas. Si te has torcido el tobillo, sabrás bien lo que duele. Esa es una lesión sencilla en el deporte, una que es fácil tratar. Pero a veces los hombres activos terminan con esas persistentes, debilitantes y en última instancia exasperantes, que tardan en pasar. El problema puede ser que no te estás fijando en la parte correcta del cuerpo. Algunas de las más comunes lesiones deportivas pueden resolverse al considerar lo que no es tan obvio...

 

Dolor de hombros

Quizá dormiste sobre uno de ellos. Pero si el dolor continúa...

Causa oculta Las raíces nerviosas de tu espina proveen una función motriz y sensorial a la parte superior de tus brazos. Al doblar el cuello, éstos pueden pellizcarse.

Remedio simple Al disminuir el dolor, párate con las manos entrelazadas detrás del cuello. Dóblalo hacia atrás y contrae los omóplatos. Haz una pausa y vuelve a la posición inicial. Haz 10 repeticiones. Cuando se vaya el dolor, trabaja la fuerza del cuello con encogimientos de hombros.

 

Dolor de espalda baja

Una vez más, te duele. ¿Hernia discal? No entres al quirófano aún.

Causa oculta La debilidad en la corva, torso, glúteos o flexores de la cadera pueden arruinar tu alineación, forzando a los músculos de tu espalda a sobre extenderse.

Remedio simple Mantén el movimiento, usa hielo en las primeras 48 horas, aplica calor después y toma algún antiinflamatorio Al disminuir el dolor, comienza con leves estiramientos del tendón de la corva, glúteos, torso y flexores de la cadera.

 

Dolor en muslo externo

Se siente como un esguince inguinal. Solo que éstos sí mejoran.

Causa oculta Puedes tener una hernia, un desgarre de múscaulos o tendones, usualmente causadas por un desbalance entre tus abductores y los abdominales.

Remedio simple La cirugía es el único remedio para la mayoría de estas hernias. Pero puedes evitarla en el proceso. La llave es dirigir el desequilibrio muscular entrenando el torso. Apunta a unos cinco o seis minutos diarios de planchas, adicionales a tu entrenamiento regular.

 

Dolor de rodilla

Este dolor hace pensar en la artritis o un desgarre de los meniscos.

Causa oculta Si tu torso, cadera, cuádriceps y glúteos están desequilibrados, tu cadera puede bambolearse, estresando tus rodillas al correr.

Remedio simple Haz reposo dinámico. Al disminuir el dolor prueba con sentadillas con salto, desplazamientos multidireccionales, y puentes de glúteos para estabilizar la pelvis. Comienza despacio y luego trabaja para subir de 10 a 12 repeticiones con dos o tres series.

 

Dolor de talón y arco

¿Estás por culpar a tus zapatos o a la intensa carrera por tu dolor?

Causa oculta Tu fascia plantar se conecta al talón (igual que la pantorrilla) por medio del tendón de Aquiles. Las pantorrillas tensas pueden estirar y torcer la fascia.

Remedio simple Siéntate en el suelo y coloca un rollo de espuma bajo tu tobillo derecho con la pierna estirada. Cruza la izquierda sobre el tobillo derecho. Pon las manos en piso, rueda hacia adelante hasta llegar con el rollo hasta la corva. Repite por tres minutos. Cambia.

 

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH