DESCARGA
Síguenos en:

Saca la lengua

Saca la lengua
¡No te ahogues!
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Redacción
FECHA:2012-11-16
¿Sientes la faringe igual que si te hubieras tragado un kilo de monedas? Te damos algunos consejos para que no pases por otro trago amargo.

¿Sientes un cosquilleo en la garganta? ¿El dolor te despierta como si tuvieras una pesadilla? ¿Sientes la faringe igual que si te hubieras tragado un kilo de monedas? Te damos algunos consejos para que no pases por otro trago amargo.

RONQUIDOS

Piensas que no roncas. Claro. Pero pregúntale a tu mujer. "Las personas que roncan son felizmente ignorantes; quien sufre es la compañera", indica el doctor Craig Schwimmer, director del Snoring Center de Dallas. Perder peso y evitar consumir sedantes y alcohol antes de ir a la cama ayudará, ya que estos relajan la lengua y el paladar. Un estudio de la Walter Reed Army Medical Center, reveló que el 92% de los casos de ronquidos puede ser evitados con una inyección de roncoplastía (un químico). ¿Demasiado agresivo para ti? Revisa las otras opciones que tenemos en esta página.

 

APNEA SOMNOLIENTA

Es como los ronquidos, pero mucho peor. La apnea es una obstrucción total de la respiración, lo que te despierta al menos cinco veces por hora. Como resultado de este problema, estás en grave riesgo de sufrir hipertensión, ataques cardiacos, y eres siete veces más propenso a estar involucrado en un accidente automovilístico. Si los remedios comunes no solucionan tu problema, un doctor puede extender tu paladar duro con un implante para estabilizar el paladar suave. Al respecto, el doctor Schwimmer indica que "no es más doloroso que una consulta con el dentista."

 

GARGANTA IRRITADA

Pues resulta que la abuela tenía razón: el té de limón es la mejor manera de tratar la irritación de garganta, o al menos, aquella que procede de la gripe o el catarro. Y lo hace ya que facilita la lubricación. "Cualquier cosa ácida estimulará el flujo de saliva", indica el doctor Michael Benninger, presidente de otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello del Hospital Henry Ford de Detroit. La saliva ayuda al control bacterial y lubrica los tejidos. Sin embargo, no debes dejar que una irritación de garganta sea enteramente resuelta por obra de un té. Considera acudir a un médico.

 

REFLUJO

La sensación de estar quemándote por dentro se conoce como reflujo y es causada por un músculo débil en el fondo de tu esófago, que deja sueltos tus ácidos estomacales. Eleva la cabeza de tu cama unos cuantos centímetros por unos segundos "con el fi n de que la gravedad opere en tu favor y mantenga los ácidos en tu estómago", recomienda Sanford Archer, profesor asociado de otorrinolaringología de la Universidad de Kentucky. También intenta con medicamentos que no requieren prescripción médica, como el Zantac o el Pepcid.

 

VOZ RONCA

Hablar durante todo el día puede dañar tu caja de resonancia. "Los fluidos mantienen tus cuerdas vocales limpias de mucosidades, a manera de lubricantes", afirma el instructor vocal Juilliard School. Prepárate dejando salir pequeños suspiros e incrementando y disminuyendo el tono contando del uno al tres. Haz este pequeño ejercicio durante 10 minutos por las mañanas. Si necesitas hablar en voz alta, concéntrate en mantener la misma tesitura mientras la vas elevando. Alzar la voz con violencia forza tus cuerdas y ayuda a que se endurezcan.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH