DESCARGA
Síguenos en:

Lo haces mal

Lo haces mal
Frotas las manos hasta que queden totalmente contaminadas.
FOTO:Cortesía
POR: Paige Greenfield
FECHA:2012-12-21
Once maneras en que puedes estar saboteando tu propia salud, a pesar de que, según tú, la cuidas correctamente. Descúbrelas.

Algunas tareas en la vida son tan simples que ni siquiera te detienes a pensar en ellas un par de veces. Esencialmente estás en piloto automático, contento con el hecho de que no hay modo de que eso salga mal. Pero ¿será cierto? ¿Qué pasaría si en realidad lo que crees dominado desde hace mucho tiempo está mal, y es tu culpa? Por ejemplo, usar el hilo dental ¿no hay algo más fácil que eso, verdad? Probablemente lo estás haciendo mal. Y, si no es así, pues casi te podemos apostar que no sabes cuál es la manera correcta de secarte las manos, ponerte bloqueador solar o colocarte un condón. Sí, nos referimos a cosas tan simples y cotidianas como esas.

El punto no es hacerte sentir mal, sino ayudarte a hacer las cosas del modo inteligente. En otras palabras, queremos ayudarte a que retomes el control para que no te lleves una sorpresa desagradable. El doctor Ted Epperly, consejero en materia de Medicina familiar de Men`s Health, nos dice: "Hacer pequeñas correcciones a las cosas que ya haces de modo habitual puede tener un impacto grande en tu salud general". Ahora bien, respecto a lo del condón...

 

Colocarse un condón

Error Dejar aire en la punta de este.

Las demostraciones con plátanos no tienen ese problema. De acuerdo con una reseña de 2012 del Instituto Kinsey, los hombres tienden a cometer uno de dos errores con el condón. Ya sea que se les olvide dejar espacio suficiente para el semen en la punta o si es que dejan un poco de espacio, no le sacan el aire. Cualquiera de estas dos situaciones puede incrementar el riesgo de que se rompa. Así que ¿cuál es la técnica correcta de colocación? La doctora Robin Milhausen, autora del estudio recomienda: "Para dejar espacio y sacar el aire usa tus dedos pulgar e índice para apretar la punta mientras vas desenrollando el condón hasta la base del pene".

 

Aplicar bloqueador

Error Lavar tus manos después de aplicarlo.

Este es el momento adecuado para NO lavarte las manos. Si enjabonas y enjuagas tus manos las dejas expuestas a los dañinos rayos UV de los cuales intentas protegerte. "Seguido veo casos de envejecimiento acelerado en las manos porque a la gente se le olvida ponerse bloqueador en ellas", dice la dermatóloga de la Universidad del Noroeste Amy Derick. Aplica la cantidad de bloqueador a tus manos que utilizarías si fuera crema humectante. Y no olvides las uñas. De acuerdo con la fundación de cáncer de piel, efectivamente son células muertas, pero el tejido que está bajo ellas está vivo y es susceptible a un melanoma u otros tipos de cáncer de piel.

 

Limpiar superficies

Error Suponer que todos los productos funcionan.

El líquido azul para limpiar ventanas puede ser perfecto para vidrios, pero no es un desinfectante. Revisa la etiqueta antes de comprarlo. En Estados Unidos, solo los productos que tienen un número de registro de la Agencia de Protección Ambiental son mata-gérmenes. El microbiólogo Charles Gerba, de la Universidad de Arizona, dice: "Si usas un limpiador que no sea un desinfectante corres el riesgo de no matar a las bacterias, esparcir microbios y contaminar más superficies". Una vez que comiences a limpiar, aléjate después de rociar. "Le toma de 30 a 90 segundos a un desinfectante para matar a los gérmenes: espera antes de pasar el trapo".

 

Darse una ducha

Error Bañarte todos los días.

Aunque no lo creas. A menos que trabajes en un drenaje, probablemente estás exagerando. Según el doctor Derick, "la capa exterior de la piel es esencial para atrapar la humedad". Las duchas frecuentes con estropajo pueden quitarte los aceites y las grasas que pueden impedir la resequedad. Báñate diario si tienes que hacerlo, solamente mantén el agua tibia y hazlo en menos de 10 minutos. Después evita el secado vigoroso con la toalla porque también puede secar tu piel. En vez de eso seca tu cuerpo suavemente con la toalla y aplica generosamente CeraVe, una crema humectante que contiene ácidos grasos fortificantes de la piel.

 

Limpiar lentes de contacto

Error Rellenar con la solución.

Si nunca le has cambiado el aceite a tu coche y solo lo rellenas, ¿sabes con qué terminarías? Un motor lleno de aceite sucio. Bueno, esa clase de mal mantenimiento es lo que le estás dando a tus lentes de contacto. Un estudio de la Universidad de Texas muestra que 90 por ciento de la gente pensó que el utilizar una solución fresca es simplemente agregar unas cuantas gotas a la que está en el estuche. ¿El daño? Que la solución ha perdido su poder desinfectante y, de acuerdo con el Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de EUA, eso aumenta el riesgo de dañar tus ojos con alguna infección. Lo que debes hacer es: lavar, enjuagar y secar el envase cada vez que saques los lentes y después llenarlo con solución fresca.

 

Tratar de concebir un bebé

Error Usar un lubricante común.

Te encanta tener sexo. Sin embargo, para tu esposa, hacerlo cada vez que está ovulando, sin importar si tiene ganas o no, es más difícil. "Tres de cada cuatro mujeres reportan resequedad vaginal cuando tratan de quedar embarazadas", nos dice el director de investigación del centro de medicina reproductiva de la Clínica Cleveland, doctor Ashok Agarwal. Desafortunadamente un lubricante puede cambiar el nivel de PH de la vagina y actuar como un espermicida. Busca uno que ostente la leyenda: "Seguro para las personas que tratan de concebir". Como el "Pre-seed Personal Lubricant". El Departamento de Control de Alimentos y Medicamentos de EUA lo avala como inofensivo contra los espermatozoides.

 

Sentarse en un inodoro

Error Mantener caderas y rodillas al mismo nivel.

Aun si eres un fanático de la fibra, te puedes encontrar batallando en el inodoro. La mayor parte de ellos tienen una altura confortable, lo que significa que la cadera está alineada con las rodillas. Esto hace que se tuerza el conducto rectal y se interfiera con el tránsito de los desechos. "En una posición natural de cuclillas, con el trasero por debajo de las rodillas, el recto está más derecho, minimizando la dificultad", dice el doctor Dov Sikirov, autor de un estudio israelí sobre este tema. Para corregir esta situación es recomendable colocar un banquito de 10 centímetros bajo tus pies a la hora de ir al baño. En el estudio, la gente que hizo esto mostró tener menos dificultades que las personas que usaron el inodoro de manera regular.

 

Lucha con el dolor de espalda

Error Vegetar en el sillón.

"Estar recostado por un largo tiempo es una de las peores cosas que puedes hacer al tener un dolor de espalda baja", dice la doctora Carmen Pichard-Encina, profesora adjunta de ortopedia en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore. "Incrementa la rigidez de los músculos de tu espalda. Con el tiempo, la inactividad hace que se debiliten y queden propensos a lastimarse o sentir dolor". Que eso no significa que deberías hacer ejercicio como si no pasara nada. Opta por actividades de bajo impacto, como caminar o nadar, que atacan la rigidez de los músculos sin afectar tus articulaciones. Dicho esto, incluso si estas actividades son insoportables o si el dolor no deja que te levantes entre cinco y siete días, agenda mejor una cita con el médico.

 

Limpiar una herida

Error Utilizar agua oxigenada.

El blanqueador es un desinfectante poderoso, pero no lo pones en una herida... ¿o sí? Y aún así muchos de nosotros recurrimos a un blanqueador: el agua oxigenada. Esto, sin darnos cuenta que, aunque mata los gérmenes, nuestra piel sufre también. "Reduce el número de fibroblastos, un tipo de célula que es crucial para limpiar y reparar los tejidos dañados", dice el doctor David Bar, director de Investigación en Traumatología del Centro Sueco de Medicina de Colorado y autor de un estudio sobre los peligros del peróxido. Solo limpia la herida con agua y jabón, aplica una crema con base en petrolato (como Aquaphor) y cúbrela con un curita. El petrolato crea un medio húmedo que fomenta la curación de heridas menores, según científicos alemanes.

 

Usar hilo dental

Error Usarlo antes y no después de cepillarte.

En tu mente imaginas el hilo zafando partículas de comida donde no llega el cepillo. Con un detalle: el usar hilo dental tiene menos que ver con sacar la lechuga atrapada entre tus muelas y limpiar el desastre que escapa a tu imaginación (o al espejo). "El usar hilo dental sirve mejor para eliminar los restos microscópicos una vez que te cepillaste los más grandes", dice la dentista de Manhattan Jennifer Jablow. De acuerdo con el experto de Men`s Health, el cirujano dentista Kenneth Young, después de cepillarte escupe el exceso de pasta, pero no te enjuagues hasta que te hayas pasado el hilo dental. Hacer esto puede llevar el flúor de la pasta a los espacios entre tus dientes, maximizando su acción de combate contra los gérmenes.

 

Secar tus manos

Error Saltarte las toallas de papel.

Cualquiera que diga que los aparatos para secar las manos son más higiénicos que las toallas de papel, solo son palabras de las que se lleva el viento. Un estudio publicado en Journal of Applied Microbiology demostró que frotar tus manos bajo un secador incrementa 45 por ciento el número de bacterias en la piel. "La mayoría de los secadores jalan el mismo aire que se encuentra en el baño y lo envían a tus manos", dice Keith Redway, microbiólogo de la Universidad de Westminster. Otro problema es frotarlas porque esta acción esparce la bacteria hasta tus poros. De modo que tu mejor alternativa es utilizar las toallas de papel que reducen hasta 60 por ciento la probabilidad de tener bacterias en las palmas de las manos.

 

EXTRA

Error gerencial

No permitas que una falla garrafal mate tu confianza.

Cometiste una estupidez, pero puede que te salves de la ira de tu jefe. El doctor Jeff Szymanski, autor de The Perfectionist`s Handbook: Take Risks, Invite Criticism and Make the Most of Your Mistakes, nos dice: "La gente suele caer en un pensamiento de autocrítica, con la idea de que eso los ayudará a no cometer ese error nuevamente en el futuro. El problema es que golpearte a ti mismo no te enseñará a levantarte". Está bien el evaluar mentalmente tus errores, siempre y cuando lo hagas con la intención de buscar soluciones. Por ejemplo, en vez de decirte a ti mismo: "Soy un idiota por regarla con esos reportes", haz de este tu mantra: "Cometí un error por tener demasiados proyectos. La próxima le delegaré algo a mis colaboradores". ¿Cómo sabes si en verdad avanzaste? Podrás hablar de tu error con otras personas y el pensamiento de caer en un error similar no te va a afectar.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH