DESCARGA
Síguenos en:

Cúrate tú mismo

Cúrate tú mismo
Con estos consejos te recuperarás más rápido.
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Jenna Bergen
FECHA:2013-01-22
Ya sea que estés sangrando, quemado o sufras una picadura, aquí te decimos cómo arreglar la lesión, o por lo menos sobrevivir hasta que llegue la ambulancia.

En caso de accidente, te decimos qué hacer antes de que llegue algún paramédico o algún doctor.

SI TE CORTAS...

Primero lo primero Toma una servilleta, una toalla limpia o una gasa estéril, y ponla sobre la herida mientras le aplicas presión. Si la lesión está en una extremidad, levántala sobre tu corazón para bajar la velocidad al fl ujo sanguíneo hacia ese lugar y permitir que se desarrolle el vendaje natural -la coagulación. "Si la tela se empapa y deja salir sangre, sigue añadiéndole más material", dice el paramédico Connie Meyer, miembro de la junta de la National Association of Emergency Medical Technicians. "Si quitas la tela, comenzará a sangrar de nuevo."

Momento "Oh-oh" Si la sangre está muy roja y borboteante, significa que la herida alcanzó a una arteria. Los técnicos de medicina de emergencia seguido se enfocan en puntos de presión -lugares clave del cuerpo donde una arteria está junto a un hueso- y aplican presión directa. Si lo hacen bien, esta táctica por lo menos disminuye el sangrado. Si te cortas la mano, por ejemplo, encuentra la arteria braquial, localizada en el interior de tu brazo justo arriba del codo. Apriétalo fuerte con tus dedos o la palma de tu otra mano. Si estás cortado muy profundamente y puedes ver el interior de la herida, pellizca la arteria hasta no dejar que pase nada de sangre. Presiónalo hasta que llegues a la sala de Urgencias.

Llama a emergencias Si has perdido sufi ciente sangre para llenar una botella de coca-cola o si comienzas a sentirte sediento, frío, o ambos, puede ser que te esté dando un shock. Llama por auxilio. Luego haz algo para detener el sangrado sin entrar en pánico. Te puede tomar hasta 20 minutos, dice Meyer.

Error de principiante Enjabonar a la herida. Si te abres el dedo ponlo debajo del chorro de agua por unos segundos. Luego cúbrelo con un bendaje y míralo al siguiente día. Si incrementa el dolor, se vuelve más rojo, caliente, y sale un líquido apestoso, tienes una infección.

 

SI TE QUEMAS...

Primero lo primero Si el área afectada es menor de tres pulgadas de diámetro, ponla debajo del chorro de agua fría por cinco minutos, dice Meyer. Si la piel no tiene ampollas ni está carbonizada -señales de quemaduras graves- toma dos ibuprofeno o paracetamol y deja la quemadura expuesta al aire. No la castigues con un antiséptico de inmediato, dice Meyer. "Espera por lo menos una hora, o hasta que la piel se haya enfriado." Cuando la sensación de quemadura haya cedido, prevé la infección con una pomada antibiótica. Un poco de jabón ligero y agua pueden funcionar si fuera necesario.

Momento "Oh-oh" Ampollas significa quemadura de segundo grado. "Éstas son bastante serias, pero un área más pequeña que tu palma de la mano puede ser tratada en casa", dice David Ross, médico de emergencias en el Penrose Hospital, en Colorado Springs, Estados Unidos, y miembro de la American College of Emergency Physicians. No revientes las ampollas, y no le pongas crema. Apenas cubre las ampollas que no han sanado con gasa o con cinta adhesiva.

Llama a emergencias Si tu piel te recuerda a un rib-eye cocinado de más, tienes una quemadura de tercer grado. No sumerjas la herida en agua fría, porque podría provocarte un shock o hipotermia. Asegúrate que tu piel no tenga contacto con tela que siga ardiendo, y permítele a los expertos que quiten cualquier resto de tela atorada o insertada.

Error de principiante "Aplicar hielo a cualquier quemadura interrumpe la reparación del tejido", dice Charles F. Pattavina, jefe de medicina de emergencia en el St. Joseph Hospital en Bangor, Maine, Estados Unidos. "Usa agua que esté a cuatro grados centígrados o más."

 

SI TE MUERDEN...

Primero lo primero ¿Qué tan profunda es? "Una rasguño o arañazo usualmente no necesita la atención de un médico", dice el doctor Pattavina. "El riesgo de infección es más bajo que con una herida penetrante." Quita los gérmenes al enjuagar con agua fría de la llave, cubre el lugar con una tira adhesiva, y ponle atención por si se infecta.

Momento "Oh-oh" Si los dientes se hundieron en tu piel, es otra historia. "Éstas son peligrosas", dice Pattavina. "Los colmillos largos empujan las bacterias profundamente en la herida, donde pueden crecer con fuerza en un ambiente inaccesible y de bajo oxígeno." puedes intentar enjuagar la herida con agua fría, pero lo mejor es ir a Urgencias. "Incluso con irrigación hecha por un médico, estas heridas son proclives a infectarse", dice el médico Pattavina. "Quizá necesiten mucha limpieza y antibióticos."

Llama a emergencias Si el mejor amigo del hombre de repente se vuelve una criatura de terror, y no puedes detener el sangrado o te hace falta una gran parte de tejido, llama a una ambulancia inmediatamente.

Error de principiante No estar al día con tu vacuna contra el tétanos. El médico Ross recomienda recibir una dentro de las siguientes 72 horas si te han mordido y si han pasado cinco años desde de tu última inyección preventiva.

 

SI TE PICAN...

Primero lo primero Una picadura de abeja produce un olor que puede atraer a más abejas para atacarte, así que cubre tu cara y cuello con una camiseta o chamarra hasta que puedas llegar a un lugar cerrado. Luego evade el dolor con paracetamol o ibuprofeno. No importa lo que tu madre embarraba sobre las picaduras, los remedios caseros tópicos como bicarbonato de sodio y lodo sólo enfrían la piel. "No hacen nada para mediar la reacción de tu cuerpo", dice Kirk Visscher, un asociado entomologista de la University of California en Riverside, Estados Unidos.

Momento "Oh-oh" Entre más se quede el aguijón en tu piel, más veneno recibirá tu cuerpo. Así que sácalo con tus dedos, ráspalo con una uña o una tarjeta de crédito, o tállalo en tus jeans -quítalo lo más pronto posible. Los segundos importan, dice Visscher, quien nota que intentar exprimir el veneno no afectará la cantidad que entre a tu cuerpo.

Llama a emergencias Si te han picado 20 veces o más, has desarrollado urticaria lejos del lugar de la lesión o tienes dificultad para respirar, puede ser que tengas una reacción alérgica, lo que en casos extremos puede ser fatal si no se trata oportunamente.

Error de principiante Chupar el veneno no hace otra cosa más que causar que llegue a más tejido, ello provoca una herida más grande y fea.

 

SI SUFRES UNA FRACTURA O ESGUINCE...

Primero lo primero Ya sea un esguince o una fractura, aplica hielo (alterna 10 minutos con hielo, otros 10 minutos sin hielo) para los primeros dos días. Para hacer un rápido paquete, mete hielo (de preferencia molido) en una bolsa zip-top (tipo Ziploc) y envuélvela con una toalla delgada o una camiseta. Si puedes mover la articulación o el hueso sin mayor incomodidad y no hay una deformidad obvia, es probable que no esté roto, dice el doctor Ross. Ponle el hielo, elévalo, y toma un par de ibuprofeno para entumecer la molestia.

Momento "Oh-oh" El gran "crack" que escuchaste o la forma de "S" de tu brazo no deja lugar para dudas; está roto. Trata de mantener el hueso inmovilizado en el camino al hospital, y eleva el brazo o la pierna más arriba del corazón. Esto combate la fuerza de gravedad para que no le pase más sangre.

Llama a emergencias Llama a la ambulancia inmediatamente si puedes ver el hueso o si hay un hoyo en la piel -un hueso roto pudo haberla perforado. Resiste la tentación de tomar analgésicos; podrían causar complicaciones si necesitas cirugía inmediatamente.

Error de principiante Tratar de reparar un esguince o ponerle un cabestrillo. "Un cabestrillo no hace otra cosa más que recordarte no mover la herida. Si ya estás pensando en usar uno, ve al médico inmediatamente."

 

Salva una extremidad con medidas extremas

Este torniquete podría ayudarte, pero debes hacerlo correctamente.

1 CONOCE TU HERIDA

"Incluso para cortadas arteriales, aplicar presión directamente puede disminuir o detener el sangrado en la mayoría de los casos", dice David Ross, médico de emergencias. "Pero en esas ocasiones raras donde nada más detiene el sangrado, debes usar un torniquete."

2 ENCUENTRA MATERIAL PARA TU TORNIQUETE

"Entre más ancho será mejor porque puede distribuir la presión y causa menos daño a los tejidos", dice el paramédico Connie Meyer de la National Association of Emergency Medical Technicians. Así que desabróchate el cinturón o corta tu camiseta a lo ancho y dóblalo en lugar de enrollarlo. Mejor aun, infla uno de esos "flotadores" para medir la presión hasta que ya no sientas el pulso o el sangrado disminuya considerablemente. "Esto es lo que usamos en nuestras ambulancias", dice Meyer.

3 APRIÉTALO

Incluso si todo lo que tienes es un cinturón o tela, envuélvelo alrededor de la extremidad de 1 a 2 pulgadas arribas de la herida. Apriétalo hasta que el sangrado se detenga. "Si eso no funciona, mueve el torniquete más arriba del brazo o pierna y vuélvelo a apretar", dice Ross. Si es una lesión en el hombro o la ingle, no hay ningún buen lugar dónde poner un torniquete, así que aplica presión directamente.

4 DIRÍGETE AL HOSPITAL

Los tejidos comienzan a morirse por falta de sangre después de cuatro a seis horas. Entre más tiempo tengas el torniquete, mayor es la probabilidad de perder la extremidad.

5 TOMA EL TIEMPO

Si te estás acercando a la marca de las cuatro horas y no tienes ninguna ayuda cerca, afloja el torniquete un poco por algunos minutos cada vez, con cuidado de no dejar que la sangre comience a salir a toda velocidad. Esto permitirá que los tejidos recuperen un poco de sangre, lo que podría salvar tu extremidad.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH
Bike