DESCARGA
Síguenos en:

Prestaciones por encima del alcohol

Prestaciones por encima del alcohol
"Una persona sobria en un bar lleno de humo podría querer ligarse a alguien que en otras condiciones jamás le atraería, como alguien que ya tomó seis copas".
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Jon Axworthy
FECHA:2013-01-25
Nuestro autor te cuenta de las restricciones esenciales para dejar atrás esas largas noches de festividades etílicas.

EL PRIMER VASO

El daño Un tanque de agua que rápido se está vaciando. Las cervezas premium te colocan tres unidades alcohólicas para estar bien (o mal). Esto reduce la producción en el cuerpo de la hormona antidiurética, así que te la vives en el baño, deshidratado e incapaz de refrescarte. Para combatir esto, tu organismo dirige sangre hacia la piel para que baje tu temperatura, lo que explica que estés rojo como un jitomate. "Esto priva a los músculos de sangre rica en oxígeno", dice la doctora Carrie Ruxton.

La restricción "Rehidrátate tan seguido como sea posible", aconseja Ruxton. "Aléjate de las mezclas altas en cafeína y, lo ideal, toma una bebida isotónica para que tu organismo absorba líquidos al máximo." Anne Denny, de la Fundación Británica de Nutrición, recomienda jugo de frutas: "hidrata y provee fructosa que ayuda a procesar el alcohol". Al margen del agua, la Sociedad Real de Química, en Inglaterra, recomienda miel en el desayuno del día siguiente porque reabastece sodio, potasio y electrolitos -todos estos se pierden cuando empinas el codo. "La miel también proporciona glucosa al balancear la fructosa", asegura Denny. "Como las manzanas, las cerezas y las uvas."

 

EL SEGUNDO VASO

El daño Una pesadilla nutricional. No solamente la Lager y las papas fritas de la noche están proveyendo al cuerpo de una ínfima cantidad de nutrientes, también están destruyendo los que ya estaban en tu cuerpo. "El alcohol es un antinutriente", advierte Dirk Budka, especialista en nutrición para la rehabilitación del abuso de alcohol y drogas. "Vacía al organismo de casi toda vitamina y mineral. Después de dos vasos, esta deficiencia de nutrientes y sales comienza a afectar la coordinación conforme tus músculos no pueden contraerse adecuadamente sin ellos". Tareas sencillas, como por ejemplo no derramar la bebida, se vuelven complicadas.

La restricción Ingiere jugo de nuevo. Una investigación de la Universidad de Michigan, en Estados Unidos, encontró recientemente que a los tomadores que consumieron vitamina C no les afectó el alcohol de un modo tan severo.

La reparación Consulta con tu médico de confianza para ver si puedes tomar un multivitamínico, como la Bedoyecta, que contenga altas dosis de la gama de vitaminas B. "Estas vitaminas son las más afectadas por el alcohol", apunta Budka. Tu hígado es capaz de procesarlo a razón de una unidad por hora, lo cual permite que transcurra suficiente tiempo hasta que tu sesión sea "procesada" antes de ingerir el multivitamínico.

 

EL TERCER VASO

El daño Estás estupidizado. Hasta que tu hígado termine de oxidar toda esa carga de agua, dióxido de carbono y energía, tu torrente sanguíneo va a llevar el alcohol en fi la india y al ritmo de conga por el cerebro para sabotear el lóbulo frontal y dejarte desinhibido y con el juicio afectado. "Se pierde la cautela, el razonamiento y el sentido común cuando esta parte del cerebro queda expuesta al alcohol", alerta el profesor Chris Cook del Instituto Kent de Ciencias de la Medicina y la Salud, en Inglaterra. "Luego de tres vasos, el cerebro comienza a sufrir los efectos". Ahora estás en riesgo de tomar decisiones desastrozas. Una investigación de la Universidad de California, en Berkeley, en Estados Unidos, reveló que el alcohol estaba presente en 23% de las relaciones extramaritales.

La restricción "Busca el consejo de amigos", aconseja la sicóloga en sexo y relaciones, Petra Boynton de la Universidad Colegio de Londres. De preferencia que tengan un nivel de alcohol en la sangre inferior al tuyo. "Un amigo respetable bien podría ofrecerte el freno necesario a tu comportamiento."

La reparación Podrías lamentarlo a la mañana siguiente, pero tu tentación necesita ser analizada. Utiliza esto como un catalizador para que ponderes con honestidad la razón detrás de tus intenciones. "A veces, con únicamente pensar en la posibilidad de que se rompa una relación te hace ponderar lo valioso que es lo que tienes", afirma la doctora Boynton.

 

EL CUARTO VASO

El daño Una investigación llevada a cabo en el Centro Médico Diaconisa Beth Israel, en Boston, Estados Unidos, descubrió que varias copas al día pueden aumentar el riesgo de un paro cardiaco en 45%. El alcohol provoca latidos irregulares y aumenta el riesgo de coágulos.

La restricción "El alcohol acaba con el potasio y el magnesio. Los bajos niveles desatan un ritmo cardiaco irregular", afirma el cardiólogo S. Tanveer Rab. "Las bebidas isotónicas reabastecen estos electrolitos." Así que tómate un Lucozade.

La reparación Mientras más sano esté tu corazón, hay menos riesgo. "Sigue los parámetros usuales", aconseja el doctor Andrew Rankin, cardiólogo de la Universidad de Glasgow, en Inglaterra. "No fumes y monitorea tu presión arterial y tu peso."

 

EL QUINTO VASO

El daño Afectación al hígado. Estás en la etapa de las vencidas en tu noche, pero tu hígado está haciendo el verdadero trabajo. "Conforme procesa el alcohol, se forman productos secundarios tales como la acetaldehída", advierte el doctor John Emsley. Tu cuerpo comienza a ser cada vez más tóxico, lo que provoca náuseas y dolores de cabeza. En el largo plazo, la acumulación de la acetaldehída puede provocar cicatrices en el hígado y cirrosis. De acuerdo con el Grupo de Investigación del Alcohol, en California, Estados Unidos, cinco copas al día pueden aumentar el riesgo.

La restricción "Disminuye tu consumo de alcohol para que se forme menos aceltadehída", aconseja Emsley. Si no puedes pasar de largo las rondas de tragos, escoge cervezas con menos grados de alcohol. "Vas a ingerir (alrededor de) 2.3 unidades por ronda, comparadas con (aproximadamente) tres unidades de las cervezas Premium", observa Budka. Lo anterior ahorra 4.2 unidades después de seis vasos. Y come. Investigadores de la Universidad de Dundee, en Inglaterra, descubrieron que los niveles pico de alcohol en la sangre cuando tomas con el estómago vacío pueden llegar a ser el doble de los que alcanzas cuando acabas de comer. "Procura los carbohidratos con un índice glicérico, como frijoles, cereales con fi bra o cacahuates, pues se digieren lentamente", propone Nilani Sritharan del Centro del Consejo de Investigación Médica, en Cambridge, Inglaterra.

La reparación Ayuda a tu hígado con algún extracto de hierbas que contenga silimarina (también se encuentra en la nata de leche), que ayuda a proteger el hígado y "a regenerar las células hepáticas", asegura la nutrióloga Anne Denny.

 

EL SEXTO VASO

El daño Ataduras no recomendables. Ahora podrías vivir la experiencia de la ilusión óptica que hace que te preguntes por qué Jessica Alba acaba de llegar al antro en el que te encuentras. Las cervezas embellecedoras (mientras más te tomas, más bella se ve una mujer que en tus cinco sentidos te haría llorar) derivan de una disminución del metabolismo en una región del cerebro llamada lóbulo occipital, que contiene la corteza visual. Sin embargo, investigadores de la Universidad de Manchester, Inglaterra reconocen que la ilusión no depende sólo del alcohol. "Nuestra fórmula muestra que una persona sobria con poca visión en un bar lleno de humo puede vivir una experiencia similar a la de las cervezas embellecedoras que vive quien ya se tomó seis copas en un recinto que está libre de humo", explica Nathan Efron, catedrático de Optometría Clínica.

La restricción Puede ser difícil a esas alturas del partido, pero trata de calcular tu "nivel embellecedor": si tienes una visión normal, multiplica la cantidad de unidades que has ingerido por la cantidad de humo en el lugar (de cero a 10, con 10 siendo extremadamente lleno de humo). Divide esto por qué tan bien iluminado está tu objetivo (graduado de 1 a 15, donde 1 es la oscuridad) multiplicado por la distancia en metros entre tú y ella. Una califi cación arriba de cinco significa que esos lentes de cervezas embellecedoras están bien y en su lugar. Más de 10, piénsalo de nuevo.

La reparación "Si ya caíste en la cama y a la mañana siguiente te encuentras verdaderamente arrepentido, lo mejor es que seas honesto contigo mismo y también con las mujeres que conociste la noche anterior", aconseja la doctora Petra Boynton. "Existen asuntos de respeto y autoestima que claramente podrían estar en juego, así que en lugar de prolongar un involucramiento inadecuado con números telefónicos falsos o excusas torpes, lo más recomendable es comentarles que te divertiste, pero que hasta ahí". A menos, claro, que alguna de ellas te haya gustado de verdad.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH
Bike