DESCARGA
Síguenos en:

Afila tus sentidos

Afila tus sentidos
Concentrarte en un instrumento musical específico es un buen ejercicio para los oídos.
FOTO:Adam Levey
POR: Kristyn Kusek Lewis
FECHA:2013-01-25
Los amigos caninos tienen una plaza en la policía por sus agudos sentidos que los hacen útiles para el trabajo. Mejora tus sentidos.

Anteriormente, los rockstars eran las únicas personas que destruían sus cuerpos, ya sea mediante amplificadores (oídos), fuegos pirotécnicos (ojos) o drogas (el resto del cuerpo). Hoy es distinto: incluso si nunca te has inyectado Jack Daniel`s, podrías estar más cercano a Keith Richards de lo que crees. Comencemos desde arriba, con tu sistema auditivo: un nuevo estudio de la Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Escucha, en Estados Unidos, descubrió que el uso diario de estruendosos reproductores musicales y móviles puede causar la pérdida permanente del oído.

En áreas urbanas no puede oler aromas fuertes como el café de la misma manera que sus hermanos de los suburbios. Lo leíste bien: una vida sin el aroma de esos granos tostados.

El resto de tus sentidos también está en peligro de debilitarse. Por fortuna, tu sentido común funciona completamente y te aconseja tomar medidas para disminuir los riesgos y, tal vez, incluso lograr mejoría. "Si los cuidas y practicas con ellos, puedes desarrollar tus sentidos, lo que reduciría o evitaría problemas futuros", dice Beverly Cowart, de la Clínica Monell-Jefferson del Gusto y el Olfato, en Filadelfia. Comienza con la vista y lee este plan.

 

1, 2, 3, PROBANDO

Además de establecer una base perceptual, las siguientes pruebas también pueden revelar problemas serios como, digamos, pérdida significativa del oído, que has conseguido ignorar hasta este momento. Así que si repruebas alguna, consulta "Los expertos de los sentidos", abajo, para saber con qué especialistas puedes acudir por ayuda.

 

Esto te va a doler: suelta el control remoto. Ahora siéntate con tu esposa o novia y ve un programa de televisión basado en diálogos, como The Mentalist. Comienza con el volumen en tu nivel normal, pero pídele a ella que lo disminuya progresivamente un poco en momentos aleatorios del programa. Si puedes narrar la trama, tus oídos están sanos, comenta Gail Whitelaw, doctora en medicina y presidenta de la Academia Americana de Audiología, en Estados Unidos.

 

Entra en tu cuarto y colócate a tres metros de la pesadilla sobre la mesa de noche, es decir, el reloj despertador. Fija la vista en la pantalla unos segundos, alternando un ojo cerrado. "Si asumimos que no tienes un reloj de gran pantalla, tu visión está sana si puedes ver los números claramente", asegura Ernest Kornmehl, doctor en medicina y profesor de oftalmología en la escuela de medicina de Harvard. No obstante, si los números están borrosos -y no estás intoxicado- tienes un problema.

 

Cierra los ojos y abre la boca. "La idea es que tu novia/esposa/amigo coloque un poco de azúcar (dulce), sal (salado), jugo de limón (agrio) y café (amargo) en tu lengua, mientras intentas identificar cada uno", comenta Alan Hirsch, director de la Fundación de Investigación en Tratamientos de Gusto y Olfato, en Chicago. ¿No detectas diferencias? "90% del gusto está determinado por el olfato", agrega el doctor Hirsch.

 

¿Tu nariz puede olfatear? Descúbrelo cerrando los ojos y pidiéndole a alguien que acerque a tu nariz tres "artículos misteriosos" con diferentes esencias. Por ejemplo: queso, un pañuelo para suavizar telas y un gajo de naranja. De acuerdo con el doctor Hirsch, tus napias estarán en forma si logras identificarlos todos.

 

Bueno, la última prueba: cierra los ojos. Ahora pide a alguien que suavemente pase tres objetos con texturas y/o temperaturas diferentes por el revés de tu mano. Puede ser desde un pedazo de lija hasta un cubo de hielo; deja que esa persona se ponga creativa (pero que limite sus perversiones). Si logras nombrar exitosamente cada objeto, prosigue y ve cómo se siente darte a ti mismo una palmadita en la espalda.

 

AGUDIZA TU SENTIDO DEL...

OLFATO

Al igual que tu tolerancia por las películas de Johnny Knoxville, "tu sentido del olfato se deteriora con la edad", dice el doctor Hirsch. "Para cuando llegues a los 64, tu capacidad quedará reducida a la mitad." Puedes evitar este declive aspirando profundamente un aroma agradable específico una vez al día, ya sea el perfume de tu compañera o una pizza de pepperoni. "Cuando lo practicas por meses con constancia, provocará que tu cuerpo cree nuevos receptores de esencias", comenta el doctor Hirsch.

Huele a letras. Ponerle palabras a una esencia puede supercargar tu nariz. "Identificar y describir un olor incrementa tu capacidad de olerlo", expresa Cowart. Cuando unos investigadores de la Universidad Estatal Wayne, en Estados Unidos, le pidieron a gente que oliera playeras utilizadas por miembros de su familia identificaron quién había usado cuál con sólo olisquearla y describir el aroma. Practica este truco con lo comestible: "Cariño, tu salsa tiene un aroma dulce, con toques de ajo" -y el ofensivo- "Amigo, tu sudor tiene un hedor a cebolla pasada".

 

VISTA

Largas jornadas de trabajo en tu computadora, manejar un auto o ver libidinosamente a las modelos de la televisión pueden exacerbar la sequedad ocular, la causa número uno de visión borrosa. Por suerte, tu cuerpo incluye un sistema de rehidratación de alta tecnología. "Tómate descansos de parpadeo a lo largo del día; el parpadeo sirve como los limpiadores del parabrisas, pues despejan la superficie del ojo y facilitan la producción de lágrimas", dice el doctor Kornmehl. Entrénate para parpadear cada vez que realices una acción frecuente, como hacer clic en el mouse o activar las luces direccionales.

Si tus ojos hablaran... serías un fenómeno de circo. Y, entre funciones, te dirían que los fortificaras con vitaminas B. Un estudio del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) reveló que la gente con fuertes ingestas de las vitaminas B riboflavina y tiamina tienen la menor cantidad de nubosidades en sus lentes de contacto, la medida más directa de medir el riesgo de cataratas. Aumenta la dosis con un multivitamínico diario que contenga tu cuota de B1 (tiamina) y B2 (riboflavina). Y si un día se te olvida, consíguete una mezcla de nueces, semillas y M&Ms para reabastecerte de ambas vitaminas.

 

OÍDO

La música puede ser un martillo para tus tímpanos o una herramienta para afinarlos. El secreto está en mantener un volumen sano (debes ser capaz de llevar a cabo una conversación normal), y, con constancia, elegir un solo instrumento para seguirlo. Te ayudará a percibir más detalles en los sonidos diarios, dice Whitelaw. Imagínatelo como una manera de ejercicio de resistencia en la que entrenas la parte más débil de tu cuerpo.

Un vaso de vino tinto puede no emborracharte, pero sí se te sube a la cabeza. O, más específicamente, a los oídos. Investigadores del Sistema de Salud Henry Ford descubrieron que cuando utilizaban resveratrol en ratas, el químico maravilla del vino tinto, tenían una reducción de 50% en daños auditivos causados por ruido. "Confiamos en que es igual de efectivo en humanos", comenta el doctor Michael Seidman, líder del proyecto.

 

GUSTO

A menos que esté de por medio un trofeo con forma de hotdog, deja de tragar tu comida a toda velocidad. "Masticar con detenimiento desata más moléculas de sabor", dice el doctor Hirsch. "Y mantener la comida en la boca asegura que esas moléculas hagan contacto tanto con las papilas gustativas como con la cavidad nasal." Esto no significa que masques la comida como si fuera tabaco.

Tu lengua ha aguantado quemaduras, mordidas y demás, pero el peor abuso podría ser hartarla de sabores. Dale un descanso a tus 10 mil papilas gustativas con una pausa de dos semanas de comidas saladas, dulces, amargas, ácidas y cualquier otro sabor al que seas adicto.

 

TACTO

Si bateas, juegas golf o tenis con las manos desprotegidas, utiliza guantes para tus juegos de práctica. Tener un material entre tu piel y lo que sostienes forzará a tus receptores a trabajar más para sentir más allá de la barrera, asegura Field. Quítate los guantes para el juego y tendrás mayor sensibilidad y control.

En las manos incorrectas, la piel puede ser inútil. "Sin estimulación frecuente, los receptores de tu piel se vuelven menos sensibles", comenta Tiffany Field, de la Universidad de Miami. El sexo es una fuente de estimulación. No obstante, también puedes conseguirte un buen masaje o bien, ir a nadar en revitalizante agua helada.

 

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH