DESCARGA
Síguenos en:

Desintoxícate

Desintoxícate
Puedes reparar el daño al hígado con un jugo de verduras crudas, hecho de col morada, zanahoria, naranja y betabel.
FOTO:Cortesía
POR: Dan Jones
FECHA:2013-01-30
¿Has estado impregnando tu cuerpo de sustancias dañinas durante años? Nuestro programa de recuperación estimará el daño y te dejará limpio.

TABACO

El daño

Corto plazo Gorrear un insignificante par de tabacos en una fiesta no te hará tanto daño como una década invertida en aspirar una cajetilla entera por día, pero tampoco es bueno, de cualquier manera. "Fumar tiene un efecto acumulativo, y no a corto plazo, pero un consumo agudo representa un riesgo extra de padecer enfermedades cardiacas", dice Amanda Sanford, de Action on Smoking and Health, en Inglaterra. Cuando fumas, tu corazón se esfuerza más y eleva los latidos por minuto en un 30% durante los 10 minutos inmediatos. "Incluso, fumar por día durante un par de semanas es capaz de constreñir gravemente las arterias coronarias debido a que el corazón hace un esfuerzo mayor para bombear la sangre desoxigenada hacia todo el cuerpo", puntualiza Sanford.

Largo plazo El hábito promedio (alrededor de 14 cigarros diarios) te proporciona 50% de probabilidades de morir antes de tiempo, ya sea a causa de una enfermedad cardiaca, cualquier número de terribles cáncer, una embolia. Ah, y además eres 20 veces más propenso a padecer angina de pecho, 16 a quedarte ciego, y dos veces a ser impotente... La lista sigue.

La recuperación

Corto plazo Si eres un fumador ocasional, estás en la posición perfecta de abandonar el hábito por medio de tu voluntad; aunque si vives con un fumador, todavía serás 25% más proclive a presentar cáncer en alguno de los pulmones o una enfermedad cardiaca. Las estadísticas son motivadoras: después de 20 minutos sin un cigarro, tu presión sanguínea y el pulso regresan a la normalidad. Dentro de un par de días, los niveles de nicotina y monóxido de carbono en la sangre caerán un 50%. Y, por si esto fuera poco, los pulmones comenzarán a limpiar la mucosa notoriamente.

Largo plazo Si tus hábitos trascienden los festivos hurtos amistosos, será difícil -el 70% de los desertores experimenta ansiedad, aumento del apetito y otros efectos secundarios-, pero es inminentemente posible dejarlo. Tu médico puede ayudarte al prescribirte un medicamento llamado Zyban, en caso de que tu diagnóstico sea grave. Durante los tres primeros meses de abstinencia, tu circulación mejorará, y después de nueve o 10 meses, tus pulmones serán 10% más eficientes. Al finalizar el primer año, el riesgo que de padezcas un infarto cardiaco será de la mitad con respecto a un fumador. Una década después, el riesgo de cáncer pulmonar será 50% menor, en comparación con el riesgo de un fumador. Además, estarás algo más cerca de la riqueza: después de 10 años sin fumar una cajetilla al día, te habrás ahorrado mucho dinero.

 

ÉXTASIS

El daño

Corto plazo ¿No puedes recordar si tomaste la segunda pastilla en la fiesta de hace dos semanas? No te lo sigas preguntando: investigaciones realizadas en la Universidad Aston, en Birmingham, demuestran que el 19% de las personas que han ingerido entre una y 10 píldoras de éxtasis en su vida tienen problemas de memoria, y otros estudios sugieren que 23% son más propensas a tener dificultades para recordar cosas. Por si esto no fuera suficiente para deprimirse, experimentos con ratas demostraron una reducción de 50% en la producción de serotonina durante las dos semanas posteriores a tres dosis altas. El "bajón" de serotonina puede hacerte sentir deprimido. No únicamente debes preocuparte por la mescalina. Se ha encontrado que algunas píldoras contienen estricnina (veneno para ratas), el cual provoca un sangrado en la parte interna del hígado.

Largo plazo Si has vivido los últimos 10 años como un extra de human traffic, es probable que te hayas hecho un poco de daño irreversible. Un estudio demostró que 73% de los consumidores pesados (más de 100 píldoras) de éxtasis han desarrollado problemas de memoria. La autopsia cerebral de un usuario regular dejó ver que sus niveles de serotonina eran inferiores por un margen de entre 50 y 80% (este compuesto químico controla el humor, la percepción de dolor, el sueño y el apetito y las emociones), en comparación con respecto a una persona sobria. "No puedes recuperar la pérdida de la función cerebral de la serotonina", cree el profesor Bill Wilson, del Centro Médico de la Universidad de Duke, en Estados Unidos. "Se fue y es para siempre." Y las cosas pueden empeorar. "Todavía no conocemos todos los efectos a largo plazo que tendrá el uso de éxtasis", comenta la doctora Jacqui Rodgers, investigadora de la Universidad de Newcastle, en Inglaterra, "continúa siendo una droga incomprendida".

La recuperación

Corto plazo Te recomendamos comer nueces y plátanos, que contienen 5-HTP, un químico auxiliar en la producción de serotonina. Beber mucha agua al día siguiente ayudará a eliminar las toxinas de tu hígado.

Largo plazo El éxtasis no se distingue por ser físicamente adictivo, pero es probable que sea neurotóxico, pues mata pedacitos de tu cerebro para siempre; así que coloca el hábito de la píldora en la bandeja de errores-que-no-volverás-a-cometer, junto con la pulsera amarilla y los tubos de neón. Y recarga tus niveles de serotonina: "usa un suplemento alimenticio que contenga el aminoácido triptófano, que es un precursor de esta sustancia", recomienda Gavin Woodhall, un instructor de farmacología en la Universidad de Aston, en Inglaterra. El queso es una excelente fuente.

 

ALCOHOL

El daño

Corto plazo Puedes tener más que un simple dolor de cabeza y nebulosos recuerdos contra los cuales luchar la mañana siguiente. Libar te expone de una manera espectacular a cualquier accidente: uno de cada tres pacientes de emergencias por accidentes llega directo de la cantina, y el 25% de los peatones que mueren en accidentes están hasta las chanclas. Luego, tienes el riesgo de despertar junto a algo desagradable, y no nos referimos a tu colega Lupita, que trabaja en contabilidad. En 1998, una encuesta encontró que una de cada siete personas se mostraron menos renuentes a practicar sexo sin protección después de una noche de abundante licor. Aun si eres exitoso en esquivar estos peligros, una sola sesión puede causar un daño serio: estudios con roedores en la Universidad de Chicago demostraron que un consumo excesivo de dos días puede causar daño cerebral. Por supuesto, esto es lo peor que le puedes hacer a tu hígado. "El hígado descompone el alcohol en acetaldehído, que en grandes cantidades seguro dañará las células del órgano", explica la doctora Sandra Cabot, autora de The Liver Cleansing Diet. "Un exceso de acetaldehído también ataca el centro de producción de energía de cada célula en el cuerpo. Por lo tanto, es lógico que te sientas muy cansado."

Largo plazo Uno o dos tragos por día son buenos para la salud, pero no te confundas: una cantidad superior puede hacerte daño de verdad. Ingiere más de cinco medidas de alcohol al día con frecuencia regular, y serás 69% más propenso a sufrir un infarto, y tienes dos veces más posibilidades de padecer presión arterial elevada. Cinco al día durante 10 años te coloca en una posición de riesgo crónico de enfermedad cardiaca y cirrosis. Un hábito tenaz puede convertir la flacidez de borracho en impotencia permanente.

La recuperación

Corto plazo Para bajar una resaca, mantente hidratado y ten paciencia. Cada unidad de alcohol tarda una hora en eliminarse, de modo que los estragos de una noche de medio litro tardarán 24 horas en desaparecer. Apégate a la recomendación semanal máxima de 21 unidades. Para ayudar a tu hígado a recuperarse de una borrachera, ingiere mucha vitamina K, a partir de vegetales de hojas verdes, como colifl or, coles y espinacas.

Largo plazo "Es posible acelerar la desintoxicación del hígado mediante un tónico multiacción", afirma la doctora Cabot. "También podrías reparar el daño con un jugo hecho a base de col morada, zanahoria, naranja y betabel. Dilúyelo con 50% de agua." El ácido fólico y las vitaminas del complejo B normalizarán el glutatione, el cual es esencial para la regeneración de tu hígado.

Si estás recurriendo al alcohol para sentirte mejor, es probable que estés enmascarando otros problemas. Combátelos con ayuda de organizaciones como Alcohólicos Anónimos. Si sientes que estás bebiendo demasiado, te sugerimos llevar un diario de consumo. Llega a los bares una hora más tarde de lo que acostumbras, deja al menos un par de días libres de alcohol a la semana, y establece un límite personal por día. Recuerda que aquellos que se abstienen son más hombres: después de tres meses sobrio, el 50% de la cantidad de semen regresa a la normalidad.

 

 

CANNABIS

El daño

Corto plazo Un porro furtivo en la fiesta de la oficina no le hará mucho daño a tu cuerpo (aunque tal vez sí a tu carrera), pero uno diario durante un par de semanas es sufi ciente para producir daño físico: "drogarte en pequeñas cantidades durante dos semanas de manera constante sería suficiente para producir una discapacidad de la memoria, lo cual podríamos dejar pasar", afirma Woodhall. "Tendrías que tronártelas de verdad para entrar en psicosis, pero parece que la cannabis es muy efectiva transformando a sujetos vulnerables en estadísticas de esquizofrenia." Y tú tendrías algunos asuntos de los cuales preocuparte; igual que con el alcohol y otras drogas, eres más susceptible de encontrarte en lapsos de juicio cuando estás bajo influencia. Investigadores de la Universidad de Birmingham descubrieron que el 10% de las personas que fumaron hierba antes o durante el sexo eran más renuentes a usar un condón, poniéndose a sí mismos en riesgo de un embarazo o enfermedades de transmisión sexual (ETS).

Largo plazo La Fundación Británica del Pulmón, en Inglaterra, cree que fumar tres o cuatro churros sin filtro es tan cancerígeno como 20 cigarros de tabaco. Y un estudio publicado en el British Medical Journal sugirió que fumar 50 cigarros o más (no en una sentada, por supuesto) te hace 6.7 veces más susceptible a padecer algún desorden de tipo psicótico.

La recuperación

Corto plazo Deja a María por lo sano y saldrás ileso, aunque a tu cuerpo le llevará un mes deshacerse de cualquier rastro de THC (el ingrediente activo de esta droga) en la sangre, orina y cabello. Tu cuerpo almacena THC en las células adiposas, así que ni intentes deshacerte de él con agua.

Largo plazo Si has estado acabando los plantíos de hierba desde que estabas en kinder, es obvio que el primer paso es dejarlo. Cualquier dependencia física que puedas sentir será debido a la nicotina (mira Tabaco, en la página anterior). Deshazte de toda la parafernalia también -así que saca los bongos, pipas, ceniceros y el póster de Bob Marley. Para contrarrestar el daño cardiaco, eleva tu ingesta de frutas y verduras: en 2001, un estudio de la Escuela de Salud Pública de Harvard mostró que una porción extra al día reduce en 4% el riesgo de padecimientos del corazón. Y respecto a tu mente, "para revertir el daño, intenta tomar suplementos con aceite de pescado", recomienda Woodhall. Tu cuerpo debe estar libre de THC después de un mes, y también tienes un 100% de probabilidades de ya no encontrar gracia o placer en cualquier película pedorra, lo cual es digno de alabar y celebrar.

 

COCAÍNA

El daño

Corto plazo Las ratas a las que se les da cocaína inhalan demasiada y caen muertas. Si te excediste en la última temporada de festejos, es probable que te haya pasado lo mismo y tengas un daño social muy grande por reparar. Físicamente es aún menos glamoroso: inhalar sustancias ilegales te hace susceptible a sangrados nasales, una disminución considerable de la sensibilidad olfativa, y una nariz crónicamente escurridiza. En la primera hora después de una línea, eres 24 veces más propenso a sufrir un ataque cardiaco, según el Instituto para la Prevención de Enfermedades Cardiovasculares de Boston, en EstadosUnidos. Una investigación de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, sugiere que la cocaína también ataca la proteína PSD- 95, la cual es esencial para la memoria a largo plazo y los procesos de aprendizaje. "No te recomiendo consumir cocaína si estás estudiando o tienes un empleo que implica procesos intelectuales complejos", señala el titular de la investigación, el profesor Seth Grant.

Largo plazo El consumo habitual es extraordinariamente peligroso y puede causar mini embolias cerebrales. "La cocaína produce un flujo sanguíneo irregular", dice el doctor Martyn Jones, del King`s College, en Inglaterra. "Algunas áreas dejan de recibir suficiente irrigación sanguínea, y esto lleva a una condición de isquemia [cuando las células no tienen energía suficiente para funcionar]. Esto provoca que las células liberen un exceso de neurotransmisores, de modo que las neuronas colindantes se sobreexcitan y mueren; esto es lo mismo que sucede durante una embolia." El neurólogo Peter Harvey se topó hace poco con pacientes con hábitos de 10 años de inhalaciones semanales, que tienen hoyos en el cerebro. Y se te puede romper el corazón. El profesor John Henry, del Colegio Imperial, en Londres, descubrió que el corazón de un treintañero que consume cocaína diariamente puede estar en las mismas condiciones que el de un hombre de 60 años. Además, ¡es tu nariz!

La recuperación

Corto plazo No existen demasiadas opciones para eliminar el daño, además de la sobriedad absoluta. Y aún después de un día, es bastante difícil. Según el doctor Antonello Bonci, de la Universidad de California, una línea puede causar ataques de ansiedad hasta por 10 días. ¿Tu mejor apuesta? Sencillamente alejarte de la tentación.

Largo plazo ¿Te sumerges en el polvo blanco con frecuencia? Esas son muy malas noticias. "Cualquier muerte neuronal es absolutamente irreversible", advierte el doctor Jones. Dejar el hábito sigue siendo la única opción, pero se requiere de una fuerza de voluntad seria, además de asesoría clínica de especialistas, junto a 30 minutos de ejercicio diario, que ayudarán a tus maltrechos órganos vitales: estudios en animales han demostrado que el ejercicio estimula el crecimiento neuronal.

 

DIETAS

El daño

Corto plazo ¿Te gusta comer platos fuertes como si fueran canapés? De acuerdo a la Fundación Británica para la Nutrición, en promedio ingerimos unas 6,000 calorías el día de la cena de Navidad. Y se trata de extravagancias de calorías vacías: una caguama significa 600 calorías extras sin beneficio nutrimental. "Se requieren 3,500 calorías extra para almacenar medio kilo de grasa", afirma la nutrióloga Luci Daniels. "La mayoría de la gente gana entre dos y tres kilos al terminar las festividades decembrinas." Y aumentar de tamaño solamente te acarrea un mayor riesgo de desarrollar padecimientos desagradables; de acuerdo con el Instituto Nacional para la Diabetes y Enfermedades Digestivas y de Riñón, en Estados Unidos, si tienes sobrepeso, hay una ventana de oportunidad de 23.9% de que tengas presión arterial elevada.

Largo plazo Años de una dieta alta en grasas y calorías significa que estás jugando a la ruleta con la parca. Si consumes más calorías de las que tu cuerpo necesita, las estarás almacenando en llantitas alrededor de tu cintura, y eso hace más daño que abochornarte en la playa. La Asociación Médica Británica descubrió que las personas entre 25 y 35 años que se sobrealimentan al punto de la obesidad son 12 veces más propensas a morir que sus contemporáneos no obesos. De manera particular, te encuentras en riesgo de cáncer, enfermedad cardiaca, diabetes, cálculos renales, artritis y una presión arterial elevada.

La recuperación

Corto plazo No intentes matarte de hambre para gozar de grandes cenas y almuerzos. "Si vas a salir a comer, no te saltes otras comidas durante el día", recomienda Daniels. "Si lo haces, terminarás rellenándote debido al hambre." Y una dieta de shock tampoco ayuda mucho en el largo plazo. "Es mucho mejor idea que tomes un par de días para controlarte y luego vuelvas a comer con prudencia", señala Daniels.

Largo plazo Para cambiar tus rollitos, necesitas crear un déficit calórico: cerca de 3500 calorías a la semana para cada medio kilo de grasa. Establece un límite de 15g de grasa saturada y 2.4g de sodio para controlar la presión arterial y el nivel de colesterol, y evitar forzar demasiado el corazón. Ejercicio aeróbico, grasas no saturadas y carbohidratos complejos como frutas, verduras, leguminosas y semillas también ayudarán a reducir el colesterol. Si logras reducirlo en un 10% antes de los 40, estarás eliminando la mitad del riesgo de sufrir un infarto al corazón.

 

SEXO NO SEGURO

El daño

Corto plazo Descubrir que tu nueva "amiga" se veía mucho mejor con la iluminación de la noche puede ser la menor de tus preocupaciones. Si levantaste una compañera durante una noche de copas, hay una probabilidad de entre siete de que tengas sexo sin protección, de manera que podrías convertirte en una estadística.

Largo plazo Con el riesgo de sonar como tu mamá, no es ningún secreto de estado que mucho sexo sin protección con varias parejas distintas es una monumental ruleta rusa. Si crees que los condones son más útiles como accesorios cómicos en la producción de películas educativas para adolescentes que como salvavidas potenciales -por lo menos de la vida sexual- eres extremadamente propenso a ser parte del 10% de los hombres portadores de clamidia, una de las ETS más peligrosas y comunes que existen en la actualidad.

La recuperación

Corto plazo Cuatro palabras garantizan el pánico en el corazón (y genitales) de cualquier hombre que piensa que pudo haber contraído una ETS: examen con dilatador uretral. La idea de estar frente a una ruda enfermera aplicándote un examen de clamidia en un extremo de tu uretra con una espátula del ancho de una sombrilla es algo que ha puesto a muchos hombres al borde del desmayo. Por fortuna, ahora existe una prueba de orina 100% confiable, de manera que no hay pretexto para no diagnosticarte.

Largo plazo Con toda seguridad, la ignorancia no es un sinónimo de felicidad. La mayoría de las ETS son fácilmente tratables y curables. Incluso tratándose de las infecciones más serias, es posible que recibas el tratamiento más adecuado si lo detectas con la antelación suficiente. Si te preocupa que puedas tener una ETS, lo mejor es que lo consultes con un especialista lo antes posible. Recuerda que la opinión profesional importa.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH