DESCARGA
Síguenos en:

Desata su lujuria Tercera parte

POR: Lisa Lazarus
FECHA:2012-02-29
Que sus inhibiciones no te desanimen. Aquí estrategias con las que ambos salen ganando. Liberarás a la tigresa que habita en ella.

7 Apaga las luces

Quieres verlo todo, pero ella se mete bajo las sábanas en un segundo, con la lámpara del buró apagada. ¿Qué debe hacer un hombre?

Estrategia Delvin aconseja una progresión gradual: desde la romántica luz de una vela hasta una luz lateral con un foco de color o normal. Si estás haciendo el amor durante el día, usa el mismo principio: aumenta lentamente la cantidad de luz en la habitación, primero al mantener cerradas las cortinas y luego gradualmente abrirlas lo suficiente para que entre un rayo de luz. Entiende que es muy probable que esta inhibición derive de la inseguridad que tiene en torno a su cuerpo. Halaga la forma de su cuerpo y no veas a otras mujeres en su presencia.

Recompensa Es un hecho muy conocido que los hombres se excitan visualmente, la forma curveada de su trasero, la suave redondez de sus senos... ¿necesitamos decir más?

Consejo especial Si ella está dispuesta a vendarse los ojos, la privación sensorial puede tornar más sensibles sus otros sentidos. Además, no podrá ver la luz y el juego de poder estar vendada de los ojos podría excitarle bastante.

 

8 No se masturba

Existen dos grupos de mujeres, las que admiten que se masturban y las que no (no lo admiten). Es broma. De hecho, hay mujeres que no saben cómo estimularse a sí mismas para llegar al clímax o, si saben cómo, están renuentes a hacerlo, especialmente si sus compañeros están observando. Psycological Bulletin encontró que 92 por ciento de los hombres son más propensos a masturbarse, comparados con 58 por ciento de las mujeres. He aquí lo que deberías hacer para que ella se dé placer a sí misma, de preferencia en tu compañía.

Estrategia Si le da pena masturbarse frente a ti, dile que es una de tus fantasías más ardientes y que te reportaría muchísimo placer. Pregúntale que si le excitaría y le ayudaría a sentirse menos inhibida si tú te tocas al mismo tiempo, ya que a algunas mujeres les encanta ver a un hombre masturbarse. Si nunca antes se ha masturbado, y esto es muy poco probable, pregúntale por qué no. Podría creer que tocarse a sí misma es vergonzoso o sucio, en cuyo caso deberás proceder como en la inhibición seis. También, cómprale Sex Matters For Women -A Complete Guide To Taking Care Of Your Sexual Self, por Sally Foley, Sally Kope y Dennis Sugrue. Ella necesita aprender sobre su cuerpo.

Recompensa Es verdaderamente ardiente ver cómo una mujer se excita a sí misma. Además, si está familiarizada con la manera en que su cuerpo llega al clímax a través de la masturbación, lo puede hacer mientras la penetras; doble diversión para todos los participantes en la cama.

Consejo especial Si le está costando trabajo llegar al clímax, sugierele una posición diferente. Hay tantas posiciones para masturbarse como las que existen para tener sexo. Podría intentar recostarse y colocar algo entre sus piernas, como una almohada, una sábana hecha bola o tu pierna, por qué no. O quizá podría considerar el uso de un vibrador. Recuerda no forzarla. Habla con ella de una manera divertida y siempre escucha su opinión.

 

9 No habla sucio

Luchar por mencionar tanto sus partes corporales como las tuyas le dificulta decir lo que ella desea o lo que te quiere hacer, advierte Delvin. Muchas personas crecen con un vocabulario sexual limitado que comprende palabras de bebé (quizá sea cierto que llamar a tu hombría un "Willy" no te excitará), expresiones del patio de juegos de la escuela y términos médicos formales.

Estrategia Pregúntale qué nombre le gustaría que le pongas a su vagina. Ofrécele algunas opciones, desde las tiernas hasta las sucias. Dile cómo te gusta referirte a tu pene. Usa las palabras durante el sexo. Por ejemplo, "quiero tocar tu...", o "¿tocarías mi?? Es importante que no muestres vergüenza, pues a través de tu ejemplo ella va a perder un poco de su timidez.

Recompensa Ponerle nombre a las partes corporales de cada uno puede ser sexualmente emocionante para ambos.

Consejo especial Lleva esto a nuevas alturas al incorporar el juego de poder. Haz que ella se someta al rogarte para que la toques ahí. Deja que ella domine al ordenar que tú le lamas ahí, en este momento, y asegúrate de lamerla adecuadamente ya que estás en eso.

 

10 Es tímida con su pasado

Los hombres tienden a sobreestimar el número de parejas sexuales que han tenido, mientras que las mujeres lo subestiman. "Ellos reportan de dos a cuatro veces más la cantidad de parejas sexuales del sexo opuesto que las mujeres", muestra un estudio en The Journal of Sex Research. Una de las explicaciones de este fenómeno es que los hombres inflan sus historiales sexuales mientras que las mujeres reportan por debajo de los números reales. Explicaciones alternativas aseguran que los hombres y las mujeres emplean diferentes estrategias de estimación. De cualquier manera, las mujeres podrían estar renuentes a compartir con un nuevo compañero su verdadero historial sexual por miedo a que las tachen de fáciles.

Estrategia Deja claro que lo que sucedió antes de que ambos se conocieran está en el pasado y que no la vas a juzgar por sus vivencias sexuales anteriores. Dilo con el corazón.

Recompensa Ella tiene experiencia; sabe cómo encender su cuerpo y hacer que el tuyo explote. Sólo piénsalo: si eres el jefe de una compañía, ¿contratarías a alguien que ya haya hecho antes el trabajo o a un novato? Las mujeres sienten que los hombres armamos un drama cuando no son vírgenes. Es una idea equivocada.

Consejo especial No le hagas exámenes constantemente acerca de sus amantes anteriores. Si está contigo, y la vida sexual de ustedes va viento en popa, confía en lo que estás experimentando. Un poco de celos sexuales puede agregarle sazón a su relación, pero una cubeta de lo mismo con toda seguridad los va a ahogar a ambos.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH