DESCARGA
Síguenos en:

Ayúdala a llegar

Ayúdala a llegar
Un orgasmo es como una ráfaga caliente. Un repentino sofoco.
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Redacción
FECHA:2012-04-03
Ultimamente estás demasiado ocupado, vas directo al sexo, sólo buscas satisfacer tus propios instintos, pero debes pensar en ella.

Sex in the beach

Ultimamente estás demasiado ocupado, vas directo al sexo, te mueves como un animal que sólo busca satisfacer sus propios instintos. Por eso, no ha sido hasta ahora, cuando te pide que le untes el bronceador en la espalda y las nalgas, a donde ella no llega, mientras recorres ese cuerpo que los demás miran con ganas de devorar que redescubres lo provocativa y sensual que luce tu pareja. Si estimulado por el calor de la playa o el de tu propio cerebro se te despierta el deseo (y otras partes de tu anatomía) de regalarle un orgasmo, debes tener en cuenta que:

 

Las damas primero

Los hombres vivimos obsecados con que nuestras parejas alcancen el orgasmo, pero muchas veces nos dejamos arrastrar por el nuestro. Si quieres complacerla, retrasa tu propio placer. En una encuesta realizada entre nuestros lectores, el 62 por ciento respondió que esta era una estrategia fundamental para ayudar a su pareja a alcanzar el ansiado clímax.

 

Hazle un examen oral

A menos que ella se encuentre muy excitada, la penetración no es placentera. Para llegar a ese punto debes usar a tu favor el mismo recurso que utilizaste para seducirla: no es tu Porsche, sino tu lengua.

 

Echale una mano

Muchos estudios sobre sexualidad demuestran que las mujeres que reciben un estímulo adicional sobre el clítoris tienden a llegar al orgasmo. Puedes usar tu mano, un vibrador, o frotar suavemente el hueso de tu pelvis contra el de ella. A algunas mujeres les excita que le acaricies el ano o los pechos.

 

Usa tu creatividad

Cambia de posición y ángulo durante el coito, esto la ayudará a desenhibirse y creará una nuevo espacio de comunicación entre ustedes.

 

Muéstrale confianza

"A veces basta con pedirle que te enseñe lo que le excita; y no hay mejor explicación gráfica que verla masturbarse para que entiendas dónde y cómo le gusta recibir placer", dice la Dra. Judith Seifer. Para eso necesitan una alta dosis de confianza. Si eres de los que tienen la última palabra en las conversaciones, es probable que ella se sienta intimidada en la cama. ¿La única regla? Conviértete en un experto entendiendo a tu pareja.

 

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH