DESCARGA
Síguenos en:

Como la primera vez

Como la primera vez
Si sientes que tu relación puede estar en peligro, intenta esto: enamórate de nuevo. Es posible.
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Samantha Cleaver
FECHA:2012-05-04
¿En problemas? ¿Estás a punto de romper con ella? Calma... Hay modos de reiniciar la magia y recuperar la felicidad.

Con la reciente crisis que el mundo entero ha sufrido, la tasa de divorcios bajó notablemente. No porque las parejas hayan encontrado la felicidad total. El problema es que divorciarse sale caro. Con los salarios por los suelos y el temor latente a ser despedido, ¿quién tiene el dinero para gastar en un abogado y todo el papeleo? Si sientes que tu relación puede estar en peligro, intenta esto: enamórate de nuevo. Es posible. De hecho, 64% de las parejas estadounidenses que se encontraban en peligro de una ruptura y continuaron su matrimonio lograron encender de nuevo la llama del amor en algunos años, de acuerdo con un estudio del Institute of American Values, en Estados Unidos. La ruta a la felicidad conyugal puede no ser tan complicada como piensas pero antes debes reconocer la razón por la que tu relación se ha salido de curso. Encuestamos a algunos expertos para conocer los posibles retos que las parejas enfrentan con más frecuencia y cómo podrías superarlos para vivir feliz por siempre.

 

Saboteador #1 Tus nervios están fritos

En tiempos de estrés es más frecuente que nos aferremos a nuestras relaciones para sobrevivir. En Estados Unidos es común que aumente el tráfico a los sitios de amor por internet cuando el Dow entra en crisis, de acuerdo con Gian Gonzaga, investigador en eHarmony Labs y miembro de la facultad de UCLA, en Estados Unidos. Pero mientras los solteros inician relaciones en tiempos difíciles, las personas que se encuentran comprometidas deben afrontar los daños en su relación provocados por el estrés. ?Es fácil que la tensión se meta bajo la piel de las relaciones?, dice Gonzaga. Esto sucede porque tu autocontrol es atacado, así como los recursos comunicativos que por lo general evitan comentarios sarcásticos o hirientes de tu parte hacia tu cónyuge. ?El autocontrol funciona como un músculo?, argumenta Eli Finkel, profesor de psicología en la Northwestern University, en Estados Unidos. ?Si los has utilizado para jalar las riendas en otras situaciones, será más difícil que lo logres en tu relación.? Entonces, si has pasado un día entero en el trabajo evitando decir o hacer algo que pueda costarte tu puesto, es posible que te queden pocos ases bajo la manga a la hora de enfrentar a tu esposa.

Solución: come tarde

?Cuando las parejas que tienen aptitudes positivas para las relaciones se encuentran bajo presión laboral extrema, tendrán problemas para utilizar sus herramientas de comunicación?, explica Lisa Neff, profesora asistente de estudios en desarrollo humano y familiar en la University of Texas en Austin, en Estados Unidos. Ella recomienda que te tomes un tiempo para relajarte después de llegar a casa. Haz algo que te guste antes de cenar. Si le dices a tu chica primero debes liberar un poco de presión en los videojuegos o sacando a pasear al perro le será mucho más fácil entender tu punto, asegura Neff.

 

Saboteador #2 Malas interpretaciones

?Cuando los pleitos comienzan, las parejas tienden a interpretar la negatividad del otro como una cualidad innata (ella es cruel o él es necio) en vez de consecuencias de las circunstancias?, advierte Neff. ?Cuando no nos encontramos en momentos complicados, será mas fácil perdonar desviaciones de conducta. Pero al calor de una discusión, la gente suele culpar a sus cónyuges por el mal comportamiento y, al final, se transforma en un patrón que crece con cada conflicto.?

Solución: no busques alternativas

Si todo el tiempo piensas que estarías mejor con una mujer ?que no tenga ese carácter?, no te enfoques en las alternativas. ?Visualizar esposas ideales te hará más infeliz porque genera mayor potencial para el deseo improductivo y el arrepentimiento?, señala el consejero matrimonial Joshua Coleman, autor de The Marriage Makeover. La comunicación de los factores que te incomodan es importante, pero recomienda que con frecuencia recalques a tu pareja lo que te gusta de ella. Coméntale que hizo un excelente trabajo al pintar la sala, en vez de un simple ?está bien?. De esa manera sabrá que es ella la que te impresiona, y no la casualidad.

 

Saboteador #3 En el lado incorrecto de la libido

Si la fricción marital ha mermado tu ímpetu sexual mientras que el de ella está muy alto (sí, puede pasar), tienes un gran problema. En una encuesta realizada a mil mujeres, Michele Weiner-Davis, directora del Divorce Busting Center, en Estados Unidos, demostró que dos tercios de las chicas deseaban sexo tanto o más que sus esposos. ?La persona con la menor libido es la que, por lo general, controla la frecuencia de las relaciones sexuales?, agrega. Si tu pareja es la que se queda con ganas, se sentirá frustrada y convertirá tu vida en un martirio.

Solución: toca sin encender

Cuando Julianne Holt-Lunstad, profesora de psicología en la Brigham Young University, en Estados Unidos, instó a varios matrimonios a destinar tres días a la semana para tocarse durante media hora sin intenciones sexuales (masajes de espalda, por ejemplo), los niveles de amilasa (la hormona del estrés) y la presión sanguínea del hombre disminuyeron. ?Si reconoces las cosas que hacen sentir bien a tu chica, su ansiedad e incertidumbre respecto a la relación disminuirán.?

 

Saboteador #4 Se ven demasiado

En las últimas dos décadas el porcentaje de gente que identifica a su cónyuge como un ?confidente cercano? creció de 30 a 38, según Stephanie Coontz, profesora en el Evergreen State College, en Washington. Durante el mismo periodo, el número de confidentes de la persona disminuyó 50%. Eso implica que nos hemos vuelto más dependientes de nuestras parejas al tiempo que perdemos algunas de las redes de apoyo emocional como vecinos, parientes y en nuestras comunidades. Esto tiene desventajas: las parejas casadas ofrecen menos apoyo a sus familiares y amigos y estar juntos más tiempo lleva a la falta de variedad social que afecta la relación.

Solución: sal con tus amigos

Lo mejor es salir de fiesta con tus amigos -organiza algo después del trabajo o vayan a un bar a ver el fut. Si hacer tu propio evento no te llena, únete a un grupo político o deportivo. Ser parte de un equipo fomentará un sentido de pertenencia que contrasta con la insatisfacción marital, de acuerdo con Louise Hawkley, directora asociada del laboratorio de neurociencia de la Universidad de Chicago, en Estados Unidos.

 

Saboteador #5 Ignoras los detalles

Hacer sacrificios por ella fomenta la salud, estabilidad y disminuye la posibilidad de una separación, según Scott Stanley, codirector del Centro de Estudios Maritales de la Universidad de Denver, en Estados Unidos. ?Demuestra estar comprometido y preocuparte por ella al colocar a la relación -y no a ti- como tu prioridad.? La buena noticia es que, cuando te sacrificas, el esfuerzo se nota.

Solución: agenda el sacrificio

Haz una lista con cosas que le gustan y semanalmente coloca la alarma en tu teléfono para llevarlas a cabo. Si crees ser tú el que más sacrifica, entonces analiza la situación. ?Es posible que tu pareja sea la que lo hace más por ti, pero no en el canal que tú piensas?, señala Stanley. La harás feliz.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH