DESCARGA
Síguenos en:

Sorpréndela y róbatela

Sorpréndela y róbatela
“Al demostrarle que estás consciente de la manera en que ella percibe las cosas después de esos momentos fundamentales te harás destacar del resto.”
FOTO:Archivo Men`s Health
POR: Steve Calechman
FECHA:2012-05-09
La primera impresión no es suficiente. Lo que hagas después es lo que te definirá ante sus ojos. Lee los consejos de nuestro experto.

Piensa en tu relación como en un partido de golf. Cada movimiento es crítico. La preparación es importante, el contacto es vital. Sin embargo, la clave del éxito es una parte que muchas veces menospreciamos: lo que sigue al golpe. Tal vez no sea un acontecimiento sexy, pues requiere paciencia y compromiso. Pero sin importar las circunstancias -primera cita, el primer encuentro sexual, conocer a sus padres-, la impresión inicial no dejará suficiente marca en su cerebro. "Al demostrarle que estás consciente de la manera en que ella percibe las cosas después de esos momentos fundamentales te harás destacar del resto", explica Ann Demarais, coautora de First Impressions: What You Don't Know About How Others See You. Pero lo más importante es si lo que hagas más adelante la mantendrá contenta. Eso demuestra que un poco de esfuerzo de tu parte conseguirá muchas recompensas. Sigue estos consejos de expertos para dominar la relación.

 

La primera cita

Tuvieron una gran noche y, ahora, deseas demostrarle que te interesa y no la harás sentir asediada. Suena sencillo, sin embargo, muchos hombres arruinan esta fase con un tsunami de mensajes de texto, e-mails y solicitudes de amistad en Facebook. La manera de salir bien librado es: "Colarte poco a poco en su mundo en vez de invitarla a entrar al tuyo", indica Demarais.

Lo que sigue Envíale un sms con un mensaje como este: "La pasé increíble. Me dijiste que te gusta la comida japonesa, ¿te gustaría ir a comer sushi la próxima semana? Espero te vaya bien hoy". Un sms es rápido e íntimo, y lo puede contestar cuando tenga tiempo. También se nota que has puesto atención a sus gustos y que no eres egoísta a la hora de hacer planes. Cuando conteste, hazle algunos cumplidos sobre su físico y personalidad al final de tu respuesta. "Al mostrar interés romántico, ella te encontrará atractivo", añade la especialista. Lo más importante es llevar un ritmo acertado. Envía el texto a la mitad de la mañana en vez de hacerlo justo después de la cita o al anochecer. Así notará que piensas en ella pero no entras en pánico.

 

Después de "la primera vez"

Este encuentro crítico expone dos de sus principales vulnerabilidades: las dudas sobre su propia anatomía y el miedo a que únicamente hayas querido sexo con ella. Lo peor que podrías hacer es no mencionar nada durante los siguientes días, pues significará que te importó poco. "Debe quedar claro que el sexo es el inicio de una relación", recomienda Demarais. Pero aunque el coito es un gran paso, es tan sólo un paso. Ella necesita que la sorprendas y permitas que pueda confiar en ti.

Lo que sigue Antes de partir hacia sus respectivos lugares, hazle saber que el sexo fue grandioso y que deseas volver a verla. El sociólogo Pepper Schwartz, experto en relaciones, indica que es mejor demostrar emociones para que ella sienta que tomó una buena decisión. Considera dejarle una nota escrita a mano. "Ella debe asegurarse de que también fue importante para ti", explica Schwartz. Cuando se reencuentren, ve con calma. "Aún no tienes licencia para manosearla", nos dice Demarais. "No es bueno cambiar radicalmente tu conducta." Trata de comunicar la idea -sin decirlo- de que te agradaría tener sexo con ella de nuevo, aunque no debes sugerir que lo estás esperando. Es tu manera de advertirle que te interesas en otros aspectos de su vida, en palabras de Demarais.

 

Cuando te obsequie algo

Cualquiera puede decir: "Gracias. No te hubieras molestado". Debes ir más lejos al reconocer la idea y el esfuerzo que ella puso en el simple acto de regalarte algo, sin importar qué haya sido. Si es durante una etapa temprana de la relación, la búsqueda de un obsequio puede ser una experiencia tensa y nauseabunda para ella. Aunque lleven años juntos, si únicamente le das las gracias y sigues con tu rutina, le asestarás un golpe devastador a tu chica. "No es un intercambio de productos. Debes tratarlo como un momento para compartir más cosas", explica Carl Hindy, psicólogo clínico estadounidense y autor de If This Is Love, Why Do I Feel So Insecure?

Lo que sigue "Permite que ella sepa la razón por la que el regalo significó algo para ti y liga esa idea a una conversación sobre tu pareja", indica Hindy. Si compró algo para tu departamento en un museo, debes comentar que ese detalle dice tanto acerca de sus intereses y pasiones como de los tuyos. Espera un poco más para preguntarle qué le llevó a escoger precisamente ese regalo. Tal vez le guste el trabajo del diseñador o le fascinen las lámparas tipo art déco. "Preguntar sobre sus motivos y fomentar la conversación al respecto te ayudará a aprender cosas sobre ella", añade Hindy.

 

Al conocer a sus padres

Es posible que la "Marcha Nupcial" todavía se vea a años de distancia, pero si sus padres están dispuestos a compartir el pan contigo, es porque que te vean como el creador de sus nietos. Incluso con esa responsabilidad a cuestas, debes ser cuidadoso con lo que haces después de conocerlos. Richard Sackett, psicólogo neoyorquino, nos dice: "El riesgo principal es que parezca que te esfuerzas demasiado por agradarles o que cualquier comentario que hagas sobre su hogar o esa amplia colección de libros suene insultante o incómoda." También evita referencias a su hija que suenen pasadas de tono o planes a futuro. "Parecerá que quieres demostrar conocerla mejor que ellos", advierte Sackett.

Lo que sigue Después de la cena debes decirle a tu chica que la pasaste bien y te gustaría ver a sus padres de nuevo. Ella se los dirá y, si son como la mayoría de la gente, responderán de manera positiva. Durante los siguientes días trata de enviarles un e-mail con algo como: "Fue agradable conocerlos. Gracias por la cena. Me gustó saber sobre su viaje a España y por ello me permito hacerles llegar este artículo sobre la mejor comida española que supongo disfrutarán." Envíala a quien creas que tendrá más interés en ella -ambos la leerán de todos modos.

 

Cuando cometes errores

Van juntos en el auto después de una cena o una reunión con amigos y su vibra es totalmente distante. Está de malas. ¿Es porque no la incluiste en la conversación? ¿Habrá sido el tema en cuestión? Te corresponde a ti adivinar su humor, la razón y enfrentarla con un paciente: "¿Quieres hablar?" Si pregunta por qué lo dices, menciona que la sientes preocupada y quieres solucionar el problema.

Lo que sigue Una vez que confiese la causa de su molestia asegúrate de admitir tu error y así no saldrás lastimado. "Las mujeres aman eso. Mientras no te portes como un cobarde, es positivo admitir que has hecho algo mal", dice la psicóloga Diana Kirschner, autora de Love in 90 Days. Dile que deseas repararlo: "No es así como quería que conocieras a mis amigos. Fue grosero y no ocurrirá de nuevo." Es difícil sintetizar una disculpa en el momento, pero tienes que hacerlo en la primera oportunidad para prevenir un desastre, de acuerdo con Kirschner. Mencionar que quieres una segunda oportunidad es una buena manera de pisar el freno durante una conversación tan amarga.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH