DESCARGA
Síguenos en:

Relájala con un masaje

POR: Redacción
FECHA:2012-06-22
Una genial manera de ganarte una noche de sexo: alivia su cansancio, tonifica sus músculos y prepárala para la acción.

Una rutina básica de masaje para relajar en sólo 15 minutos. Debe hacerse como con calma, mezclando los distintos movimientos. Además, ayuda al sistema linfático, busca el tono muscular, estimula las terminaciones nerviosas periféricas y, con la fricción, desintoxica un poco el músculo. No está de más que se lo enseñes a ella y tú también recibas estos beneficios.

 

Frótala (técnica francesa)

Comienza con manipulaciones tipo ?effleurage? (rozamiento en francés): deslizamientos que ayudan al sistema linfático. Haz las manipulaciones en la espalda con las palmas y yemas de los dedos. Es importante que, a lo largo de todo el proceso, tus manos tengan contacto continuo con la espalda de tu pareja. De este modo le activas las terminaciones nerviosas.

 

Con el antebrazo (técnica polinesia)

Comienza a masajear con el antebrazo, suavemente, sin presionar demasiado; esta vez se trata de relajar. Recorre tu antebrazo sobre su espalda, desplazando levemente la masa muscular bajo la piel.

 

Más frotes

Repite la técnica de las fricciones del ?effleurage? de cinco a 10 minutos más para dejar la espalda completamente relajada. Usa los dos pulgares para ir tocando las terminaciones nerviosas a lo largo de la columna.

 

Ténsala (técnica rusa)

Lleva su músculo a una tensión máxima, aprovechando su elasticidad. Basta con tocar con tus dedos índice dos puntos de la espalda situados al centro, ambos del mismo lado de la espina dorsal. Ahí, presiona ligeramente, sin lastimar, y comienza a deslizar los dedos (no dejes de presionar) a lo largo de la espina. Mueve tus dedos en sentido opuesto, de manera que uno se dirija al cuello y el otro a la cintura. Al llegar cerca de estos dos puntos (el cuello y la cintura), simplemente levanta los dedos para que se libere la tensión y el músculo se relaje. Primero realiza estas extensiones largas (a través de ambos lados de la columna) y posteriormente hazlas cruzadas (dibuja una equis en la espalda).

 

Extra tip: Según tu necesidad será la solución

1. Problemas de sueño, tensión emocional o preocupaciones: terapia de sueño.

2. Cansancio, dolores musculares: masaje.

3. Enfermedades o problemas físicos mayores: revisión médica. Los spas serios no recomiendan los masajes para resolver problemas clínicos. Como siempre, lo mejor es consultar a tu médico.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH