DESCARGA
Síguenos en:

Bésala con maestría

Bésala con maestría

FOTO:Cortesía
POR: Redacción
FECHA:2012-07-06
Esto es real: las mujeres te califican según tu forma de besar. Si fallas, no conseguirás otra cita con ella. Nosotros te ayudamos.

Conoce las cinco formas de hacerlo adecuadamente, y gánate a esa mujer de una vez por todas.

 

1 Tu currículum sexual

"El beso es tu examen de admisión para el resto de su cuerpo", dice Yvonne Fullbright, autora del libro Touch Me There. "Si repruebas, no llegarás a ninguna parte. Pero si pasas, le habrás dicho que sabes cómo ser sutil, no importa en qué parte de su cuerpo te encuentres. Para un mejor efecto, dale un pequeño beso en cada labio antes de darle otros relajados, suaves y secos en el resto de su boca." Es muy importante que primero disfrutes lo que comes.

¿Qué ganas? Dientes blancos. "Darse besos es la forma en que la naturaleza ayuda a tu higiene", explica el doctor Peter Gordon, dentista de la Asociación Británica Dental, en Inglaterra. "Estimula la salivación y ayuda a que bajen los niveles de placa."

 

2 Arriba y abajo

"El labio superior de una mujer tiene terminaciones nerviosas diferentes a las del inferior", dice Siski Green autora de How to Blow her Mind in Bed. "Dedica tiempo a lamer, besar o suavemente mordisquear su labio superior y después baja (no, no tan abajo) para que te asegures de que cada nervio sea estimulado al máximo."

¿Qué ganas? Juventud eterna. Se ha descubierto que el besar estimula 34 músculos los cuales incrementan la circulación en la cara y tonifican tus cachetes y músculos de la quijada. "Es menos probable que cuelguen", dice Claire Potter, asesora de acondicionamiento físico de Cosmopolitan. Es mucho más divertido que hacer muecas.

 

3 Dale el roce

"Roza tus labios entre su garganta y barbilla" dice Sandor Gardos, fundador de mypleasure.com. "La piel es más delgada donde el cuerpo se flexiona, de esta forma los nervios y las terminales sanguíneas están más cerca de la superficie. Por eso también es un área para el perfume, ya que involucras a los receptores sensoriales y así activas una respuesta emocional." Una positiva si es que te lavaste los dientes.

¿Qué ganas? Un estudio del psicólogo alemán Arthur Sazbo descubrió que los hombres que besan a sus novias o esposas en la mañana faltaban menos al trabajo por enfermedades que los que no lo hacían. Por lo menos pensamos que esto es un punto a favor.

 

4 Los cuatro pasos

Tu boca no es un muñeco que salta de una caja dicen Em y Lo, autores del libro Nerve"s Guide to Sex Etiquette for Ladies and Gentlemen. "Por consiguiente tu lengua no debería salir inmediatamente. Sigue estos pasos religiosamente: 1) boca cerrada, 2) boca abierta sin lengua, 3) boca abierta con la punta de la lengua y 4) lengua abiertamente fuera. Esto es infinitamente mejor que abrir tu boca, sacar la lengua y decir "aaah".

¿Qué ganas? El mismo estudio del doctor Sazbo descubrió que los hombres que besaban con frecuencia tenían menos accidentes automovilísticos en su camino al trabajo, ganaban entre 20 y 30% más cada mes y vivían cinco años adicionales. Definitivamente, puntos a tu favor.

 

5 Vuélvete de derecha

El beso puede incluso ayudarte a ganar más clientes en tus juntas de negocios. Un estudio de la Universidad Stranmillis, en Belfast, Irlanda, descubrió que las personas que giran su cabeza a la derecha cuando besan pueden establecer sus emociones mejor que los que se inclinan a la izquierda. "Al girar a la derecha revelas tu cachete izquierdo el cual está controlado por tu hemisferio cerebral derecho, que se encarga de las emociones", aclara el investigador Julian Greenwood.

¿Qué ganas? Una encuesta reciente encontró que las personas que no besan en situaciones no sexuales son ocho veces más propensos a estar estresados que los que sí lo hacen. Aunque si te excedes, puede que intervenga el departamento de Recursos Humanos.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH