DESCARGA
Síguenos en:

Firmes, ¡ya!

POR: Elsy Reyes
FECHA:2012-07-06
Sigue estos doce puntos de nuestra experta en sexo para lograr y mantener mejores erecciones. Apréndelos con firmeza.

1 Identifica su rendimiento

El típico hombre que pierde la erección ante la mujer de sus sueños es un cliché cultural. A todos les ha pasado alguna vez (sí, sabemos que a ti también). No obstante, debes sincerarte y analizar qué tan recurrente es "la falla". De eso puede depender la solución.

 

2 Haz memoria

Con honestidad, en esas ocasiones en que "tu compadre" no ha querido cooperar, ¿has estado estresado, deprimido, cansado o nervioso? ¿Has tomado alguna medicina o has estado bajo tratamiento? ¿Has bebido de más o consumido algún otro enervante? Es importante que detectes la causa primaria.

 

3 Echa cifras

Puedes culpar a la cerveza o a esa sexy morena que "de la nada" apareció en tu cama para quitarte la paz, pero tienes que calcular la incidencia. A menos que sufras de depresión profunda, alcoholismo u otra dependencia, no es normal que una de cada cinco veces que deseas tener relaciones no logres erección o firmeza suficiente. O bien, que en los últimos seis meses despiertes sin erección nocturna. Es hora de buscar un diagnóstico.

 

4 Ocúpate, no te preocupes

En vez de pedirle consejo a tu amigo (que además es arquitecto) o hacerte el que no pasa nada, pide ayuda profesional. El que no duela o no sangre no quiere decir que tu pene o tu cuerpo en general estén en su mejor estado.

 

5 Conoce tu pene

Sabes que todo consiste en que suficiente sangre llegue a las arterias de tu miembro. Así que la hipertensión arterial, diabetes u otros padecimientos fatales pueden impedir que esta acción se realice. La Disfunción Eréctil (DE) no es una enfermedad, es el síntoma de muchas enfermedades. No se trata sólo de tener sexo, sino de vivir saludablemente.

 

6 Toma el camino

Visita de primera instancia a tu médico de confianza y pídele una opinión. Con seguridad te enviará análisis como niveles de glucosa, colesterol, entre otros según su sospecha. De acuerdo a los resultados visita a un urólogo que defina el tratamiento a seguir y colabore con el especialista que deba tratarte de acuerdo a la enfermedad que quizás atravieses. No te alarmes, nadie da nada por hecho, pero un chequeo no te viene mal.

 

7 Escudriña tu mente

Si tus análisis salieron, bien pero sigues sin conseguir un buen rendimiento de tu pene, posiblemente todo esté en tu cabeza y en tus emociones. Si éste es tu caso, debes acercarte a un psiquiatra especializado en terapia sexual y de pareja. Tu mente está más conectada a tus genitales de lo que puedes imaginar.

 

8 Libérate de mitos

De acuerdo al doctor César Velasco, la disfunción eréctil no es un problema de "viejitos"; puede suceder a cualquier edad. No se trata de un suceso raro; entre el 55% y 75% de los hombres mayores de 40 años la sufren, y entre el 20% y 30% tienen entre 20 y 35 años. México es el sexto consumidor en el mundo de "la pastilla azul" y el número uno en Latinoamérica. ¿Sigues pensando que es cosa de "bichos raros"?

 

9 Deshazte de tabúes

Ser tratado por falta de erección no te convierte en menos hombre, no te quita poder ni vas a quedarte sin mujer. Al contrario, la solución te dará toda la seguridad para tener la vida sexual que te mereces y deseas.

 

10 Prevé

Abusar de las grasas, beber alcohol en demasía, evitar el ejercicio, fumar, usar drogas, ignorar el estrés, evitar pedir ayuda cuando caes en depresión y hasta no beber suficiente agua puede llevarlos tanto a tu pene como a ti al declive de toda actividad. Mantente sano.

 

11 Tómalo con calma

No trates de fingir cuando la realidad es obvia. Respira profundo. Mientras lo tomes con naturalidad, ella lo percibirá como algo simple. Dile, con calma y algo de humor, que por ahora tu miembro no entrará en acción pero que tienes el resto del cuerpo para satisfacerla. Piensa en lo mucho que ella está disfrutando. Quítale poder a tu pene por unos minutos y pronto reaccionará.

 

12 Déjalo ir

El que no haya funcionado una vez no quiere decir que así será de nuevo. Mientras te enfoques en el asunto, más te condicionarás. Si sucedió (siempre y cuando no lleves así una buena temporada), ríe de la situación y recobra la seguridad, ya que te esperan muchas noches de placer. Vamos para arriba y adelante.

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH