DESCARGA
Síguenos en:

Tú, ellas y el alcohol

POR: Elizabeth Svoboda
FECHA:2012-12-20
Antes de invitarle otro trago, lee esto, pues el alcohol es capaz de aniquilar un encuentro prometedor si uno o ambos han perdido los estribos.

Para muchas parejas, el alcohol constituye el máximo lazo de confianza y hace más interesante la acción bajo las sábanas, pero también es capaz de aniquilar un encuentro prometedor si uno o ambos han perdido los estribos. Pero la real interacción entre el alcohol y el sexo es mucho más atrayente que eso, asegura el sociólogo de la Universidad de Nueva York, Estados Unidos, David Hanson, autor del libro Preventing Alcohol Abuse. Se ha comprobado que algunas bebidas tienen un efecto afrodisíaco en quien las toma, pero no por sus componentes, sino por la intención que se quiere obtener de él. "El alcohol tiene un verdadero impacto físico, pero al mismo tiempo hace crecer nuestras expectativas", asegura Hanson. Los investigadores aseguran que las personas culpan mucho al alcohol por la forma en que los afecta en su sexualidad, o le dan demasiado crédito al éxito que obtienen bajo su influencia. Estamos convencidos de los errores comunes acerca de la relación entre alcohol y sexo, por eso te damos cinco consejos que te ayudarán en tu vida amorosa -sin destruirla.

 

Consejo 1 Ella no pierde tan fácilmente

Cada género experimenta de forma diferente el llamado efecto goggles-alcohol (ver atractivo al compañero de cita bajo influencia del alcohol); sin embargo, el efecto dura más en ellos. Los hombres basan la belleza física de las mujeres según el grado de simetría de su rostro. Investigadores brasileños realizaron un estudio en el cual concluyeron que los hombres ebrios eran menos eficaces para detectar la simetría de ellas en comparación a los sobrios, lo cual explica el porque tras una borrachera terminan con mujeres que en otro momento considerarían poco atractivas. En la Universidad de Bristol, Inglaterra, se llevó a cabo una investigación en la que hombres y mujeres que bebieron varios cocteles a base de vodka -suficientes para marearlos, pero no emborracharlos- y luego les preguntaron sobre las características físicas de personas del sexo opuesto, ambos los describieron con rasgos más agradables. Pero a la mañana siguiente su opinión cambió. La respuesta se debe a que el efecto goggles-alcohol había finalizado. Sin embargo, en los hombres este fenómeno dura más, es decir, siguen viendo a su compañera más atractiva de lo que realmente es. Así que, si la mujer que durmió contigo aún luce guapa ante tus ojos hasta el medio día, cuidado: quizá ella no tenga la misma impresión sobre ti.

 

Consejo 2 Ella puede estar más dispuesta

El alcohol tiene un efecto adormecedor sobre el córtex preforntal del cerebro, el cual se encarga de inhibir cierto tipo de conductas, según afirman los investigadores de la Universidad de Helsinki, Finlandia. De acuerdo con éstos, el proceso de desinhibición, luego de dos o tres copas de vino o cerveza, facilita el proceso de tener relaciones sexuales con tu compañera de cita. Las mujeres que beben habitualmente están más interesadas en el sexo que aquellas que lo hacen ocasionalmente, según un estudio realizado en la Universidad de Chicago Estados Unidos. A pesar de ello, los efectos del alcohol dependen en gran medida de la cantidad que se ingiere. Los hombres están más interesados en el sexo cuando el nivel de esta sustancia asciende en su sangre luego de tres tragos, explica Jeannette Norris, investigadora del Departamento de Abuso  de Alcohol y Drogas de la Universidad de Washington, Estados Unidos. "Pero cuando se ingieren cuatro o cinco tragos los hombres comienzan a perder el interés. Si estás tomando demasiado también reduces tu capacidad intelectual y pierdes la habilidad para identificar las señales de que podría ser tu oportunidad de tener sexo con tu compañera."

 

Consejo 3 Quizá esté dispuesta a que no uses condón, pero...

Es posible que cuando dos personas llegan a la cama después de haberse tomado unos tragos no se preocupen tanto por su seguridad sexual, porque en ese momento su coeficiente intelectual (COI) descendió 30 puntos. Un estudio realizado en 2007 por científicos de la Universidad de Washington, Estados Unidos, comprobó que hombres y mujeres se muestran más abiertos a experimentar sexo sin protección cuando han bebido cantidades moderadas de alcohol. "Conforme te vas sintiendo más intoxicado pierdes la habilidad para procesar la información que te llega del ambiente que te rodea", explica la doctora Norris, coautora del estudio. "Si los dos han bebido y están de acuerdo con ir a la cama, deberás mantener en mente las medidas de seguridad que tienes que tomar ." Las personas que acostumbran beber en los bares, tanto hombres como mujeres, y que poseen una dependencia al alcohol, están más expuestos a ir a casa con varias parejas sexuales, según un estudio realizado en la Universidad de Washington en San Luis, Estados Unidos. "La gente que más bebe no piensa con claridad a la hora de escoger su pareja sexual", asegura la psicóloga Patricia Cavazos-Regh. "Además, quienes beben demasiado desarrollan una personalidad que en general los orilla a tener prácticas de riesgo." Para prevenir situaciones peligrosas como contraer una enfermedad de transmisión sexual o un embarazo no deseado, la especialista recomienda ir a bares que no quede muy alejados de tu casa y hacer una lista de amigos que vivan cerca del bar donde acostumbras ir, para que te ayuden en caso de que hayas bebido de más.

 

Consejo 4 Si sabes beber, mejor será el sexo para ella

Tomar sin exagerar puede ayudar en la acción cuando eleva de temperatura. No es porque aumenta tu capacidad de conquista, sino porque comienzas a desinhibirte y te sientes más relajado y menos consciente de tus defectos, dice Cory Silverberg, sexóloga certificada y autora del estudio. Pero conforme el nivel del alcohol aumenta en tu sangre, todo comienza a desvanecerse poco a poco. Una investigación realizada en la Universidad de Washington, descubrió que los hombres que habían bebido dos tragos, pero aún estaban sobrios, eran capaces de obtener más rápido y mantener una erección durante más tiempo en comparación con aquellos ebrios. "La causa se debe a que el alcohol inhibe el funcionamiento del sistema nervioso que controla ese proceso corporal", señala Norris. "Las personas se comienzan a sentir excitadas y sociables cuando comienzan a beber, pero entre más alcohol ingieren comienzan a experimentar sensaciones depresivas", añade. "Tú puedes aprovechar los efectos sexualmente favorables que de ofrecen las bebidas alcohólicas para mejorar tu desempeño en la cama y al mismo tiempo disfrutar más su compañía", dice Silverberg.

 

Consejo 5 No siempre necesitas alcohol

Cuando se busca alcohol y luego sexo, las expectativas -no biológicas- pueden ser las culpables. "Los antropólogos lo llaman el efecto alcohol-pensamiento" dice Hanson. "Si falsamente convences a las personas de que están intoxicados, por ejemplo, ellos comenzarán a desarrollar una conducta más agresiva y a buscar encuentros sexuales." Eso sugieren los actuales conceptos sobre la influencia del alcohol en los comportamientos sexuales. Esa clase de expectativas son las que dan una idea de qué pasará después en la cama. "Muchas personas no se dan cuenta de que el alcohol influye en nuestra percepción psicológica", asegura Silverberg, se convierte en un deseo satisfecho: si crees que el alcohol te proporcionará relajación, así será. Y mientras mantengas esta idea, también obtendrás beneficios sexuales. Pero aun sabiendo eso, tus pensamientos estarán más dirigidos en beberte unas cervezas y cuando estés borracho pensarás que eso es lo que necesitas para disfrutar de buen sexo. "Mucha gente bebe para reducir sus inhibiciones, pero otra forma más efectiva de hacerlo es tratar de comunicarte de forma honesta con la persona con quien deseas tener sexo", dice Silverberg. "En vez del alcohol, puedes encontrar otras formas de alcanzar un plano en la cita que crees no poder conseguir si sólo piensas que el sexo será bueno con ella, es mejor que pienses cómo puedes lograrlo. "El problema es que si siempre tienes relaciones sexuales candentes bajo la influencia del alcohol, entonces dependerás de éste cada que quieras disfrutarlas. Es mejor llevarlo a cabo estando sobrio, te darás cuenta que es mejor la imaginación que cinco cervezas".

Redes Sociales
Araiz Corre
Encuesta
COACH