Ir

¿Eres adicto a la pornografía?

FOTO:iStock
POR: @MHMX /FECHA:1 de marzo de 2016
Porque los hombres necesitan seguir el ejemplo de Terry Crews y hablar sobre ello.

¿Tienes un problema con la pornografía?

 

Hazle esta pregunta a la mayoría de los hombres y ellos no te darán una respuesta. Así es, es el 2016 pero los hombres siguen indispuestos a hablar sobre pornografía de una manera seria, se sienten muy avergonzados como si sus hábitos nos dañaran. Lo que necesitamos es un hombre que comience a hablar sobre el tema y ese hombre es a Terry Crews.

 

En una serie de videos por internet, ha abierto la conversación hablando de como su adicción arruino su matrimonio y su vida en general.

 

¿No es hora de seguir su ejemplo y tener una plática sobre esto?

 

Después de todo, no es un secreto que la pornografía juega un papel importante en la educación sexual de los hombres. El desgastado ejemplar del Libro Vaquero ha sido sustituido por un celular con acceso inmediato y prácticamente ilimitado a material pornográfico. Esta temprana exposición de imágenes que nuestros padres nunca tuvieron, está teniendo efectos negativos. De acuerdo con un estudio reciente en niños de 12 a 13 años de edad: el 10% creen ser adictos a la pornografía (el mismo Terry comenzó a la edad de 12), y el aterrador 12% ha grabado su propio video explícito.

 

Pero a pesar de que pienses que controlas tu consumo de pornografía, el tiempo que pasas solo frente a la pantalla, aún puede afectarte. Lo que empezó como una manera sencilla de liberar tensión, ahora absorbe horas de tu tiempo libre.

 

La pornografía sigue generando más tráfico en el internet que cualquier otra cosa, y puede tener un gran impacto no solo en tu consumo de datos móviles: La ex esposa de Charlie Sheen, Denise Richards, habló sobre su “habito” en el proceso de divorcio. Sin embargo, la pornografía es la comida para microondas, comparada con el banquete que es sexo real; aunque esa hamburguesa de congelada es fácil de preparar y barata, te dejará sintiéndote sucio y no en el buen sentido de la palabra. Así es como poner de nuevo un enorme filete en tu menú.

 

Síntomas

 

-Te has perdido citas o compromisos familiares, porque tú ya estabas “ocupado”.

-Te estresa que la gente se pueda enterar de tu hábito.

-Empiezas a pensar que todas las mujeres tienen deseos sexuales sucios o que gozan de flexibilidad acrobática.

-Puedes nombrar al menos 15 estrellas porno.

-El contenido que buscas cada vez es “más fuerte” o solamente más raro.

-Has tratado de acceder a contenidos pornográficos en el trabajo, incluso en la casa de un familiar o amigo.

-Ya no disfrutas el “sexo normal” con una mujer de verdad.

 

Diagnóstico

 

Mientras  crees que Jenna Haze y Sasha Grey son mujeres adorables, no es buena idea pasar mucho tiempo virtual con ellas. “Tu hormona de la felicidad, llamada dopamina, se activa cuando ves pornografía”. Dice el doctor Chris Forester, del servicio de asesoría Help Porn Addiction. “Con el tiempo, esta sobre estimulación te provocará una pérdida de deseo sexual y una disfunción eréctil prematura (30 años antes)”, por esta razón los consumidores exigen cada vez videos más extremos.

 

La masturbación libera los mismos químicos que el sexo con una pareja, creando una conexión bioquímica, excepto que con páginas de internet y no con personas. Puede incluso afectar tu carrera: Un estudio por Nielsen Online encontró que más de un cuarto de los empleados ha visto videos pornográficos en horario laboral.

 

Estudios franceses han relacionado la naturaleza irresistible de la pornografía con el sistema de neuronas espejo de tu cerebro. Esto tuerce y eleva tus expectativas sobre lo que el sexo debería de ser. “La pornografía tiene la facilidad de normalizar un comportamiento sexual extremo” dice el doctor Tim Jones, psicólogo en la Universidad de Worcester. ”Si tratas de llevar a cabo una fantasía con una pareja indispuesta, puede causar un daño irreparable en la relación”. Es tiempo de que cierres tu sesión.

 

Prescripción MH

 

Si no puedes resistir escribir en el navegador “xxx” evita lo que hace que no puedas resistirte a conectarte: quedarte a solas con tu computadora. “Deja tu computadora y el DVD en un cuarto con gente” dice el Dr.  Phillippa Lally, que estudia el comportamiento habitual en el University College London. Tu cerebro asocia computadoras y teléfonos con pornografía, así que encuentra otros usos habituales para tus aparatos. Twittear o subir cosas a Instagram es perfecto.

 

Ahora necesitas contarle alguien que has estado autocomplaciendote demasiado. “El hábito pierde su atractivo cuando ya no es secreto” dice Lally. “Pídele a un amigo cercano que instale un filtro al internet de tu computadora” McAfee Safe Eyes o NetNanny bloquearán tu acceso a la pornografía a menos que pongas la clave que definió tu amigo. Sitios de internet como helpaddictions.org ofrecen un servicio similar, mdiante un “software de rendición de cuentas” enviara un reporte de tu comportamiento en internet a un terapeuta.

 

“La mayoría de los hombres recurren por primera vez a la pornografía por aburrimiento” dice Forester. Encuentra más sustitutos para tu tiempo de inactividad, por ejemplo una sesión de Call Of Duty o una rutina de sentadillas en el gimnasio. El ejercicio libera dopamina que al igual que el consumo de pornografía.

 

Finalmente, si estas en la cama leyendo esto, junto a una mujer no pixeleada, tu recuperación puede empezar ahora. El sexo se desencadena un placer psicológico mucho más elevado que la masturbación, de acuerdo con el instituto Kinsey. Pronto, tu cerebro comenzara a desear la estímulo que te da tu pareja, más que cualquier otra cosa que te pueda ofrecer PornHub.

 

Revisa estas 5 RAZONES PARA DEJAR EL PORNO

+RELACIONADAS
MH- Comenta esta Nota