Categorías: Nutrición

Probé la dieta carnívora y esto fue lo que sucedió.

La dieta carnívora es muy simple pero también muy aterradora. ¿En qué consiste? Sencillo: comes carne y nada más.

La dieta carnívora es una versión bastante extrema de la dieta keto, se dice que ha ayudado a personas a perder peso y en consecuencia deshacerse de diferentes problemas de salud.

Acepté probarla porque sinceramente la posibilidad de perder un poco de peso sonaba bastante bien, pero sin duda alguna estaba un poco preocupado. Creo firmemente en tomar suplementos de fibra regulares, pero ¿qué sucede si termino como al que le tuvieron que extraer quirúrgicamente 13 kilos de heces?

OBJETIVO DE LA DIETA CARNÍVORA

El objetivo principalmente, es lograr que el cuerpo entre en cetosis, para que de esta manera tu cuerpo comience a quemar grasa para obtener energía.

Los carnívoros tienen las raíces de su dieta en los pueblos indígenas como los inuit, (nombre genérico de los grupos humanos que habitan el Ártico) quienes sobrevivieron gracias a que mataron y comieron animales.

De acuerdo con algunos estudios, los genes de los inuit podrían estar adaptados especialmente para eso. Sin embargo, la dieta recibió mayor atención, cuando el pseudo-intelectual de seudónimo Jordan Peterson la aprobó en el podcast de Joe Rogan.

Peterson y su hija, Mikhaila, quien tiene un blog de estilo de vida, apostaron por la dieta integral de carne, que dicen seguir desde finales de 2017. Por otra parte, el Dr. Drew Pinsky también se sumó a la dieta carnívora: “Que me caiga una maldición si dentro de tres días no me siento increíble ”, le dijo al New York Post .

Antes de comenzar con esta aventura sabía lo básico de la dieta carnívora. El objetivo es lograr entrar en cetosis por lo que el cuerpo comienza a quemar grasa para así obtener energía en lugar de carbohidratos.

En realidad, es como la dieta keto, pero la diferencia es que esta es mucho más limitante en cuanto a lo que puedes comer.

“Me han preguntado sobre las dietas y con lo que he investigado, creo que este es una de las más extremosas en lo que a restricciones se refiere”, dijo Scott Hemingway, dietista clínico de la Universidad del Norte. El sistema de atención médica de Carolina me lo dijo después de probar la dieta, probablemente debí haberlo llamado antes de intentar la dieta carnívora.

Relacionado: LA DIETA DEL SÚPER METABOLISMO Y LO QUE TIENES QUE SABER

INICIOS

Peso aproximadamente entre 90 y 93 kilos. Realizo ejercicio tres o cuatro veces a la semana y llevo una dieta saludable. Generalmente tomo los fines de semana y muy rara vez durante entre semana.

En lo referido a las reglas de la dieta carnívora, yo opté por seguir una versión un poco más condescendiente: cualquier carne, mantequilla, quesos y huevos están bien. Para las bebidas decidí quedarme con el agua y el té verde helado. No tomo café, sin embargo, también está permitido.

Por lo general la dieta solo permite utilizar un tipo sal rosa del Himalaya, sin embargo, a mi me parece una trampa por lo que prometí romper con eso y utilizar los condimentos secos que yo quisiera para ayudarme a consumir la carne, siempre y cuando no tengan ningún valor calórico o nutrimental real.

DÍA 1

Comencé la dieta carnívora con huevos revueltos porque no he tenido tiempo de ir a hacer el súper y comprar carne. Revuelvo 5 huevos con una cantidad generosa de mantequilla, sal y pimienta rosa del Himalaya.

Cinco huevos son más de los que yo normalmente comería, sin embargo, también comería algo más que solo huevos, algo como pan o verduras. El frasco de salsa que compre antes de empezar esta dieta me provoca desde el refrigerador. Me como los huevos de mi plato con una cuchara y realmente son bastante buenos.

20 minutos después, me volvió a dar hambre así que tomé otro vaso de agua. Tuve poco trabajo así que fui a la tienda a comprar la carne. Estando en la tienda me siento una persona bastante loca, pido disculpas e intento explicar el porque llevo un kilo de carne molida, cinco filetes, dos paquetes grandes de patas de polo, bloques enteros de queso cheddar y 18 huevos.

La vendedora sonríe y me desea buena suerte, le doy las gracias, sin embargo, ahora estoy preocupado. Llegando a mi casa trato de distraerme de esas preocupaciones haciéndome un bistec, no suelo hacerlos muy seguido y es genial.

El perro de mi compañero de cuarto, tampoco está expuesto al olor de la carne muy seguido así que también se está volviendo loco. Probablemente esto no sea tan malo…

DÍA 2

Esto no es tan bueno, mataría por algunos carbohidratos. Antes de comenzar la dieta carnívora, compré una caja de Pop Tarts porque la promocionaron y Pop Tarts sonaba bastante bien, pero no pude terminarlas antes de comenzar con la dieta. Ahora solo me queda una Pop Tart dentro de mi despensa y continúo abriendo la puerta, viéndola y cerrando la puerta nuevamente.

Hice bistec y huevo para desayunar, me quedo delicioso, por cierto, ayer por la noche hice hamburguesas con queso cheddar para la cena y termine comiéndome tres de ellas lo que me causo inmediatamente un dolor de cabeza y estómago.

En este momento no tengo nada más que comer así que no me quedo mas que comerme otra hamburguesa -sin pan- y como no la volví a calentar me resulta bastante asqueroso.

Terminé cenando las otras 3 hamburguesas para la cena con grandes cantidades de queso y un poco de salsa, lo cual creo que está bien porque no tiene calorías, azúcar ni carbohidratos y porque aun sigo peleando lo de la sal rosa del Himalaya. Un poco más tarde me vuelve a dar hambre y nuevamente me hago dos huevos fritos como aperitivo.

Te puede interesar: RECETAS VEGANAS LLENAS DE PROTEÍNA

DÍA 3

Hasta ahora no he comido nada más que carne de res, huevos y queso cheddar durante dos días, así que ahora hice muslos de pollo y me comí cuatro de ellos.

Por primera vez desde que comencé la dieta carnívora hice del baño, pero fue una cantidad muy pequeña y densa. Me siento con un poco de náuseas y aunque el pollo se ve rico, no tengo mucha hambre.

Tengo cero energías y se siente, literalmente, como si estuviera golpeando bajo el agua.

Voy al gimnasio por primera vez después de casi 3 semanas porque estuve enfermo de gripe y… Hacer ejercicio definitivamente fue un error. He estado entrenando en Unlimited Martial Arts durante los últimos seis meses más o menos, y me uno a una clase de boxeo por la tarde.

Pues hoy solo estamos aquí otro alumno y yo, , así que mi maestro, Phil, nos hace trabajar en ejercicios de defensa y combate, y muero. Tengo cero energías y se siente como si literalmente estuviera golpeando bajo el agua.

Cada vez que recibo un golpe en el cuerpo, siento que voy a vomitar los tres días de bistec en mi estómago. Terminé el entrenamiento y me siento tan emocionado que olvidé que Phil me tomó una foto por lo emocionado que estaba, sin embargo, honestamente no fue bonito.

Me pesé después del entrenamiento y pesé 88 kilos, eso es 5 kilos menos. Ahora existen muchos factores que podrían explicar esto: tuve gripe y no estuve comiendo bien, sudo aproximadamente 1 litro de agua en un entrenamiento promedio por lo que calculo que perdí entre 1 y 2 kilos en tres días de dieta. Ahora peso 88 kilos, pero estoy destrozado.

Nuevamente es la hora de la cena , y mis compañeros de cuarto disfrutan de un plato de salmón a la parrilla, aguacate y ensalada caprese. Nos ofrecen a mi novia y a mí un poco de caprese sobrante, saben sobre mi dieta, pero son despiadados, así que para ganarles su propio juego me como un pedazo de caprese.

El tomate y la mozzarella son frescos, jugosos y cremosos, y es literalmente lo mejor que he consumido en toda mi vida. Intento preparar un filete para la cena, pero me duele la cabeza y siento que voy a vomitar en cualquier momento, lo único que he consumido hoy son los cuatro muslos de pollo de esta mañana.

Hago un bistec y aso papás para que mi novia lo acompañe. Cuando intento dar la primera mordida, empiezo a tener taquicardia y me mareo terriblemente, en ese momento todos en la casa me dicen que soy un idiota.

Mi novia parece preocupada, lo cual es amable de su parte y solo yo puedo liberarme de esta horrible prisión de carne. Mi novia me ofrece las papas, las miro y huelen maravillosos, después miro mi plato solo con bistec, pero no puedo comerme ni uno más.

Como una papa y también es lo mejor que he consumido en mi vida. Incluso mejor que la caprese. Comí el resto de las papas y la transformación es impactante: mi dolor de cabeza comienza a desaparecer; mis náuseas disminuyen. ¡Ya dejé de ser un carnívoro!

Te recomendamos: LA CANTIDAD DE PROTEÍNA EN LA CARNE

DESPUÉS DE LA DIETA CARNÍVORA

Quería saber un poco más acerca de por qué mi cuerpo chocó tan fuerte con la dieta carnívora, así que contacté a Hemingway, el dietista.

Me explicó que mi primer error fue tratar de hacer ejercicio tan pronto en una dieta cetogénica. “Dependiendo de tu dieta y rutina de ejercicios, te puede tomar de tres días a varias semanas para que tu cuerpo se sienta cómodo con una dieta keto”, explicó Hemingway.

“El cansancio proveniente de tu cuerpo tratando de cambiar las fuentes de energía, definitivamente podría haber explicado los síntomas más desagradables”, dijo. Y hay una muy buena razón por la que las papas me curaron.

“Esencialmente, dejaste pasar hambre a la principal fuente de energía de tu cerebro durante tres días y al instante le diste lo que ansiaba”, dijo Hemingway, riendo. “Esa es la razón por la que te sentiste mejor”.

Algunas personas ven excelentes resultados en la dieta cetogénica, pero ¿existe algún beneficio real en dar otro paso y eliminar alimentos saludables como el brócoli y las zanahorias?

“La eliminación de todas las verduras no es algo que recomendaría personalmente”, dijo Hemingway. “Hay muy poca ciencia, si es que hay alguna, que respalde los efectos negativos del consumo de vegetales en nuestra dieta general”. Tampoco hay una razón real para reducir la fibra por completo. “Por lo general, me quedo con la ciencia”, dijo Hemingway. “Si las personas encuentran cosas que les hacen sentir mejor o que les funciona, estoy totalmente de acuerdo con eso.”

Sin embargo, actualmente no hay ciencia que respalde estas afirmaciones, y definitivamente no hay investigación para determinar los posibles efectos a largo plazo, ya sean beneficiosos o perjudiciales, en una dieta de moda como esta “.

No soy dietista, pero probé la dieta y te dejo con esto: lo odiaba. Tal vez algunas personas responden bien, pero estoy seguro de que no es así.

Relacionado: 9 EFECTOS SECUNDARIOS MUY EXTRAÑOS DE LA PÉRDIDA DE PESO

Síguenos en Instagram

Men's Health

Compartir
Publicado por:
Men's Health

Contenido reciente

El frío podría ser un atajo para mejorar tu rendimiento

No dejes que el frío de las mañanas evite que salgas a entrenar. Este es el mejor momento para obtener…

20 horas atrás

¿Por qué se celebra el Día Internacional del Hombre?

El Día Internacional del Hombre se celebra en algunos países el 19 de noviembre con el objetivo de promover modelos…

23 horas atrás

Bájale a la porno, podría estar relacionada con disfunción sexual

El uso compulsivo de pornografía no está técnicamente clasificado como una adicción, pero los estudios realizados en la última década…

1 día atrás

5 razones para incluir el futbol en tu plan de entrenamiento

El futbol es el deporte más popular del planeta –y algunos afirman que también es el más hermoso. Lo que…

3 días atrás

¿Cuáles son los problemas sexuales más comunes?

Los terapeutas sexuales están revelando algunos de los problemas más comunes que tratan entre parejas. Una gran vida sexual comienza…

5 días atrás

Hazle frente al frío con UA Rush ColdGear

Llegó el invierno y las bajas temperaturas, pero eso no nos va a detener. Conoce lo último en tecnología de…

6 días atrás